Angelito Santiesteban no se cree el centro del mundo

sonia garro

Sonia Garro Alfonso, Dama de Blanco recientemente liberada. Collage sobre una pieza de Rolando Pulido.

El escritor y bloguer Ángel Santiesteban Prats desde la prisión donde injustamente cumple condena  acaba de publicar -a través de una mano amiga en su cuenta de Facebook- en un breve post sus consideraciones sobre las recientes excarcelacione. Como siempre, Angelito lleno de Luz y firmeza. Llegue a él mi abrazo con la reproducción íntegra del texto:

No creerse el centro del universo

Me han llegado las molestias de muchos amigos, la editora y mis familiares, estupefactos unos, ofendidos otros, por mi no inclusión en el listado de liberados recientemente por el gobierno cubano.

Al cumplir casi dos años de injusto encarcelamiento, puedo asegurar que jamás he preguntado a las autoridades penitenciarias y, menos, a los oficiales de la Seguridad del Estado que me han visitado, cuándo será mi liberación. Ese gusto jamás lo escucharán de mí; como tampoco he preguntado si me darán el pase correspondiente, como a todo recluso de ¨mínima severidad¨, como es mi caso, al ser condenado a cinco años.

No obstante, aunque sepa que no estoy en la citada lista, mi alegría es infinita al saberlos libres. Mi sufrimiento es universal, siento a los cubanos una extensión de mí, o viceversa, sobre todo a aquellos que han sufrido y sufren por un ideal, y en particular, el de libertad para nuestro país. También creo que en esa lista, que tanto me alegró, aún faltan otros condenados políticos que merecieron estar agregados. Siempre quedarán algunos no incluidos porque el rejuego del gobierno es muy rápido, y cuando ya tiene una lista, posee otra de recién apresados.

Es injusto pensar que debieron quitar un nombre para poner otro, sino agregar, porque los que liberaron, lo tienen merecido, al igual que los que permanecen aún en las cárceles del régimen totalitario, algunos por muchos años enclaustrados con tratamientos inhumanos, por lo que ruego por su pronta liberación.

De la misma manera, y retomando el reciclaje de presos políticos, ahora hay que clamar por la pronta absolución y libertad de El Sexto, Danilo Maldonado, a quien mantienen en la prisión de Valle Grande por un delito de ¨desacato a la figura de los líderes¨, lo que es una prueba más del celo con que mantendrán su poder, y de lo que están dispuestos y son capaces por lograrlo. El poder y sus dictadores son intocables, y vivir para verlo.

No alcanzará mi vida para agradecer infinitamente a los que claman mi liberación, y a los que sufren mi encarcelamiento, pero hay que clamar por todos, como exactamente pide mi editora desde el blog ¨Los hijos que nadie quiso¨, y mi familia por los medios sociales. O todos o ninguno. Al menos, que a mí me dejen de último, que no me quejaré jamás.

 

Ángel Santiesteban-Prats

Enero de 2014. Prisión Unidad de Guardafronteras Jaimanitas, La Habana.

La espada de Raúl Castro

aidee gallardo

Dama de Blanco Aideé Gallardo, recién excarcelada. Foto tomada del portal de asuntos cubanos Martinoticias.com

Dicho y hecho, ya está libre más de la mitad de una lista de 53 presos políticos que nadie sabe, totalmente secreta y que a nadie podemos pedir que nos aclare. Del medio centenar que debieron salir tengo la lista de 36 presos que se sorprendieron al verse libres otra vez, sin cargos formales y bajo recursos de liberación diferentes: libertad inmediata, libertad condicional y libertad extrapenal (ésta última es otorgada regularmente cuando los reos padecen alguna enfermedad que les impide permanecer en las difíciles condiciones carcelarias de la isla).

La lista parcial la tomé del sitio independiente 14Ymedio.com, dirigido por Yoani Sánchez: 1.Alexander Otero Rodríguez 2. Alexeis Vargas Martín 3. Ángel Figueredo Castellón 4. Ángel Yunier Remón Arzuaga 5. Anoy Almeida Pérez 6. Aracelio Ribeaux Noa 7. Ariel Eugenio Arzuaga Peña 8. Bianko Vargas Martín 9. Daniel Enrique Quesada Chaveco 10. David Piloto Barceló 11. Diango Vargas Martín 12. Emilio Plana Robert 13. Enrique Figuerola Miranda 14. Ernesto Riverí Gascón 15. Haydeé Gallardo  Salazar 16. Iván Fernández Depestre 17. Jorge Ramírez Calderón 18. José Lino Ascencio López 19. José M. Rodríguez Navarro 20. Julio César Vegas Santiesteban 21. Lázaro Romero Hurtado 22. Luis Enrique Labrador Díaz 23. Miguel Guerra Astie 24. Rolando Reyes Rabanal 25. Ruberlandis Maine Villalón 26. Yohanne Arce Sarmientos 27. Yordenis Mendoza Cobas 28. Wilberto Parada Milán 29. Mario Alberto Hernández Leiva 30. Leonardo Paumier Ramírez 31. Miguel Ángel Tamayo Frías 32. Ernesto Tamayo Guerra 33. Vladimir Ortiz Suárez 34. Roberto Hernández Barrio 35. Rubisney Villavicencio Figueredo 36. Carlos Manuel Figueredo Álvarez 37.  Alexander Fernández Rico 38. Miguel Alberto Ulloa 39. Reiner Mulet.

Nunca está demás decirlo, nos alegramos con estas excarcelaciones, son personas, jóvenes principalmente que nunca debieron estar presos. Lo que llama la atención es que en su mayoría seguirán como rehenes, si no hay una vuelta de tuerca en los próximos días. Estas decenas de encartados en esa violación a los derechos humanos, seguirán el rumbo de unos diez presos políticos que fueron excarcelados entre 2010 y 2011 cuando la Iglesia Católica sirvió de mediadora para tales liberaciones.

Los presos de la Primavera Negra de 2003 que decidieron quedarse a vivir y luchar en Cuba no pueden salir del país hasta que no cumplan su condena o hasta que un dedo temblequeante desde el Consejo de estado elimine la arbitrariedad. José Daniel Ferrer García, Oscar Elías Biscet y Jorge Olivera Castillo, por solo citar tres, han sido invitados como defensor de los derechos humanos, médico y escritor, respectivamente, por partidos políticos, congresos nacionales, gobiernos democráticos e instituciones oficiales a visitar el mundo y dar a conocer el horror que viven ellos y un pueblo entero. El régimen de La Habana se lo ha negado, aludiendo a la falsa figura jurídica de la restricción de movimiento por la ‘libertad extrapenal’.

Estemos atentos, estas personas que acaban de salir de prisión tienen sobre sí la ‘espada de Damocles del General Raúl Castro. No todos han sido promocionados internacionalmente, y leyendo sus nombres uno descubre que son gente anónima que un día no se callaron la boca ni se quedaron en casa, recluidos, retirados, a donde los quieren tener las fuerzas represivas de la Seguridad del Estado.

Pude hablar, horas después de haber sido liberado con el rapero contestatario Ángel Yunier Remón Arzuaga, conocido como El Crítico. Agradeció a todos los que hemos impulsado esta causa de los presos políticos cubanos, y enseguida me dijo, que además de su causa libertaria estaba preocupado “Mi casa está destruida, hermano. Mi joven esposa no ha podido con tanto peso y el acoso de la policía todos los días de este injusto encierro. Ahora tengo que levantar las dos casas, ésta y la Otra”, me dijo, refiriéndose al bahareque de país que nos vio nacer.

 

Cinco años de Cruzar las alambradas: ¿cuánto tiempo más debo seguir?

Foto del autor: @alamabradas

Foto del autor: @alambradas

Mi bebé, mi tercer hijo, este blog, ya ha cumplido 5 añitos y a ratos me hago esa pregunta. ¿Cuánto tiempo más debo seguir? Yo comencé a escribir a contrapelo de lo que era un blog, lo hice como se escribe un diario sin wi-fi, ni cibercafés cercanos, pero con la temeridad con que se distribuye un zamisdat.

Recuerdo que fue en 2009, en diciembre. Mi hermano Orlando Zapata Tamayo #OZT iniciaba una huelga de hambre, empujaba al régimen castrista a quitarse la careta de una vez: las detenciones y golpizas a los activistas por el apoyo a #OZT se sucedían en Holguín y varias ciudades más, una tras otra. Yo quería que lo supieran mis vecinos, los chivatones del barrio, la policía, los que tienen miedo y los que me apoyaban y me apoyan desde entonces, que son uds., ciberactivistas, gente linda que me han acompañado en 60 meses de palabra y hecho.

Ahora con la nueva cantaleta de “los enemigos íntimos” hice un alto, llevo semanas sin publicar, escuchando a mis amigos, reviviendo la misma fiesta de tanta ingenuidad. Mis padres me contaron que la gente que 1959 estaba aturdida de tanto petardo y tanto sabotaje, el mismo 1ro de enero salió a saludar a los rebeldes, el 2 a pedir ¡Paredón! a voz en cuello y el día 3 empezaron a quedarse mudos, tres días de Revolución cubana.

Ahora el camino es largo porque en Palma Soriano, Manzanillo y Cumanayagua sigue gente hambrienta que no sabe de relaciones diplomáticas. Mi amigo Millet en Camagüey sigue con las Brigadas de Respuesta Rápida detrás de sí cada día, para que no pegue un cartel contra el gobierno o no compre luz brillante (kerosene) de contrabando. A Mirna Hernández le pintarrajearon la casa con chapapote el pasado fin de semana, fue en Buenaventura, donde la gente llama ahora a los yanquis “el hermano y solidario pueblo norteamericano”.

Ahora que las furias han cambiado de color hay amigos que quedaron dentro del cerco y no se van a callar la boca porque nunca lo han hecho. Me escribió Yannier P, desde Guantánamo para decirme: “no tienes que escribir para nosotros, ya sabemos el horror. Escribe para que el mundo sepa del horror que viene”. Quiero enviar un ramo de flores a mi amiga Nancy Alfaya, una mujer cristiana y con una resistencia a prueba de balas: su marido, el escritor Jorge Olivera Castillo,  recibió 18 años de cárcel, pero a Nancy no se le apagó la risa. En La Habana conduce un taller contra la violencia a las mujeres, es la primera que lee los poemas de Olivera y va todos los días a la iglesia en el barrio pobre en que vive. Quiero mandarle flores a Nancy pero no me gustaría que llegaran marchitas.

Quisiera escribir un artículo y viajar, para darle la mano a Manuel Martínez León, en La Jejira de Holguín,  a Emiliano González en El Horno, de Bayamo o Bárbaro Tejeda en Mayarí. Los tres son disidentes, opositores abiertos a la dictadura tropical de los hermanos Castro y trabajan la tierra desde el amanecer.

Emiliano me ha concedido entrevistas sentado sobre una montaña de sacos de maní, y me ha escrito para decirme de las torcidas reglas de las cooperativas estatales y que sueña con campos de maní mientras se lo llevan preso a unos pestilentes calabozos.

Bárbaro me ha hablado en un trillo por donde se va a pescar clandestinamente, para comer y darle de comer a su familia. Desde hace años el Destacamento “Mirando al mar” -una especie de brigada de respuesta rápida- con el pretexto de ser una tropa antidrogas, reprime y vigila a sus vecinos en Puerto Padre, Levisa y Macabí, en toda Cuba. No pueden vender pescados, ni pescarlos, ni comerlos. No saben qué ley se lo prohíbe, pero esos vecinos de los que me hablan tienen miedo de incumplirla. A veces Bárbaro Tejeda siembra plátanos o frijoles y sueña con una moderna vara de pescar.

Con amigos así mi blog tiene diez años más de vida. Todavía tengo que explicarle al mundo por qué hay madres cubanas que viven sin sus hijos y qué cosa es la Ley de Peligrosidad Social Pre-Delictiva, primero tengo que aprender a escribir un engendro jurídico de tal empaque. Ileana, mi amiga venezolana que viven Nueva York no sabe qué cosa es Desacato a la figura del Comandante en Jefe, y yo tengo que explicarle con ejemplos.

A este blog le quedan muchos años más de vida, de sobrevida. Una casa se arregla para adentro, y no para que la elogien sin conocerla los vecinos, así vivan al Sur o al Norte revuelto y brutal que ahora nos aprecia.

Historias de un viaje sin fin

jip

El autor de este artículo, Jorge Igancio P. (al centro, cerrando los ojos para volver a Barcelona), Denis Fortún y la escritora Belkis Perea. Foto cortesía de NeoClubP.

“Deseoso es aquel que huye de su madre”. JLL.

Un libro se escribe para empezar a viajar, o para detenernos en el tiempo, como lo han hecho los grandes viajeros o los grandes escritores. Jorge Ignacio Pérez (La Habana, 1965) se arrelanó en un murito de la Rambla barcelonesa para que el tiempo no se le escapara de las manos, y en ese verano que nos cuenta en esta bitácora de viaje, describió los fulgores del asombro por una mujer, (creo que una mujer son todas las), sombras acaso que llegan para cuidarnos del espanto.

 Historias de depiladoras y batidoras americanas, (Neoclub Edciones, 2014), es el resultado que JIP obtuvo de mediodías de descanso luego de tomarse un brake por horas frente a un mostrador vendiendo aparatos de para el solaz de los ibéricos encandilados aquel verano de hace una década.

Mujeres esquivas y lacónicas, jovencitas provocadoras y con una sed de comunicación humana que parte a cualquiera de tristeza por tanto abandono de carne y belleza abandonadas entre el sopor del día, desfilan delante de estas narraciones que nacieron como un blog a finales de los años 2000 y ahora son escrutadas como un libro pensado desde un principio como la hoja de ruta de un conquistador.

Cristóbal Colón salió del Puerto de Palos hace ya quinientos años en tres yeguas jóvenes y hermosas conocidas como La Niña, La Pinta y La Santa María; cinco siglos después, JIP escribía sus infolios personales, se montaba en un caballo transatlántico volador y caía en las manos de su madre en un aeropuerto habanero (“Deseoso es aquel que huye de su madre”).

La vida de todo exiliado es un círculo que al parecer se cierra en algún punto caprichoso en que Dios, (ese “pajarito mandón”, al decir de Cortázar) arregla cuentas. Me lo han confesado varios exiliados, la gente se aleja, obligada o de manera voluntaria para mirar mejor el punto al que van a regresar un día.

Visto así, las narraciones de este libro-bitácora están llenas de diálogos asombrosos, esos que solo ocurren entre gente común y corriente y no los puede ficcionar ningún autor. Las ocurrencias entre el pasaje de un chica que usa una depiladora para luego devolverla alegando estar defectuosa y las cavilaciones de JIP cuando ve que en Barcelona (o Madrid) la vida pasa y no da tregua a muchos exiliados, constituyen también un canto contra los desolados, los desesperanzados, esos que cruelmente hacen una ciudad más bella, por que callan, o lloran, o escriben en silencio para un futuro.

Este libro se parte en dos cuando el protagonista de estos posts deja el mostrador de una tienda de artículos electrodomésticos y corre a abrazar y ser abrazado por su madre al otro lado del Atlántico. Como un “deseoso”, conquistador al fin, Colón corrió mundo para volver a Génova o no y estar solo o rescribir un diario que tenía bajo una colchoneta raída la tarde en que lo encontraron muerto.

“-Dime una cosa, mijo-preguntó-: ¿Acaso no podías quedarte conmigo?”. Cuenta JIP que le dijo su madre.

En este punto el libro de JIP se hacen dos. El tímido muchacho habanero que vende depiladoras como si fueran extensiones del placer erótico de las muchachas barcelonesas va a entender por qué se fue un día y buscando qué. Todo el que huye, regresa y lo hace en busca del amor, o del placer de un abrazo, o de escuchar las voces y los cantos que le despertaron una mañana en el lugar que una vez creíste el mejor lugar del mundo. Cinco, diez años es mucho tiempo para que sirva de pretexto para no ser abrazado por tu madre.

No se me ocurre mejor idea que hacer una peregrina asociación: como  el genovés devenido conquistador surcó los mares y llegó Playa Bariay, en Holguín, así mismo JIP entró a Miami, se declaró exiliado una vez más y se estableció en este pantano de asfalto que gozamos todos. En mi copiosa imaginación Cristóbal Colón entró por las desguzadas playas holguineras para llegarse hasta San Germán, en la misma provincia y buscarme en los barracones cañeros, el genovés quería que yo leyera, hace 500 años: “…después con todas once leguas de día y a la noche veinte leguas y media: contó a la gente diez y siete leguas. Toda la noche oyeron pasar pájaros.”

Hace dos años JIP se ha anclado en Miami para que comprobemos una vez más que detrás de todo libro no hay más que el deseo de un buen abrazo, si tiene por componente una mujer hermosa, el canto de una sirena, el recuerdo de una ciudad que sueñas todas las noches, y el valor de escribir cosas tan crueles y sencillas como el llamado de la sangre, el recuerdo de la gente que te ha querido.

Gracias.

Miami, diciembre 13 de 2014.

Cuba: entre la pluma de Londoño y la ignorancia de Margallo

golpeado

Joven golpeado en le reparto Altamira, Santiago de Cuba. Cortesía de UNPACU.

La isla ha estado asaeteada en la última semana por la visita del joven periodista colombiano Ernesto Londoño a La Habana y la llegada y regresos intempestivos del Ministro de Exteriores de España José Manuel García-Margallo.

Los ojos interesados en Cuba se movieron hacia las piruetas del editorialista de The New YorK Times (TNYT) en el armatroste informativo que es el oficialista diario Granma, escrutaron qué decía Londoño, miembro de la junta editorial de uno de los periódicos más influyentes del mundo, acerca de las palmaditas recibidas por quienes hacen un libelo –oficialmente comunista- que parece más una broma que un empeño periodístico del siglo XXI.

El desplante castrista a García-Margallo se veía venir, las jugadas de los hermanos Castros van siempre más allá de la inocencia de los ingenuos, a no ser que el tiempo nos demuestre que una vez más el Partido Popular haya jugado a eso, a ser un partido que coquetea con una de las más viejas dictaduras que existan en el mundo.

La bestia pide sangre

A la par de los mojitos para celebrar y las caras de admiración de quienes visitan la isla caribeña se sucedieron actos represivos, hechos de sangre que alarmaron a todos los que sufren la causa cubana. El 25 de noviembre en horas de la tarde Alberto Botell Cárdenas entró a casa de Guillermo Fariñas (Premio Sajarov 2010) en Santa Clara, desguazó a cuchilladas a cinco activistas de derechos humanos y puso a una de las mujeres heridas en peligro de muerte.

El agresor en la reunión del Frente Antitotalitario Unido (FANTU) escapó bajo tutela policial y de no ser por el escándalo en las redes sociales y las denuncias de todo tipo, aún estuviera suelto. Aun así estuvo dos días merodeando a los otros integrantes del grupo opositor que impidieron una desgracia mayor. El hecho se llevó a cabo mientras oficiales de policía, Seguridad del Estado y los chivatos que les acompañan se apostaban en las esquina de la Calle Alemán, del condado santaclareño.

José Daniel Ferrer ha puesto una alerta ante el peligro que asegura correr por ser líder de la conocida y proscrita Unión Patriótica de Cuba (UNPACU). Sus activistas suman casi medio centenar de actualmente presos políticos, sus seguidores son golpeados de manera inmisericorde –como ejemplifica la foto que acompaña este artículo-. El mismo Ferrer me envió mensaje confirmando que a este joven, por achacarle la aparición de carteles en la ciudad de Santiago de Cuba, los partidarios del gobierno, de conjunto con la policía le golpearon salvajemente, hasta prácticamente desfigurarle el rostro.

En un rosario de calamidades, decenas de ciudadanos envían sus mensajes fuera de Cuba para pedir auxilio ante la obsolescencia jurídica de las instituciones. Yoxi Alfredo Camacho Núñez entrará a prisión esta semana en Camagüey. Camacho vive en el central azucarero Haití, es activista de derechos humanos, y una mañana de finales de septiembre de este año las Brigadas de Respuesta Rápida rodearon su casa para que no saliera, ya que se encontraba de visita en ese lugar el Primer Secretario del Partido Comunista de la lo calidad. Pero Yoxi salió, fue esposado y golpeado en el arresto policial, y ahora  está acusado de causarle “daños” al auto patrullero en que lo condujeron a los calabozos. Lo condenaron a tres años de cárcel.

El novelista Angel Santiesteban-Prats cumple una condena de cinco años de prisión, en un juicio en que fueron violadas todas las reglas jurídicas y han salido a luz las operaciones de Seguridad del Estado por influir en los testigos. Londoño no le ha preguntado a nadie por el autor del polémico blog Los hijos que nadie quiso, ni por el rapero contestatario Ángel Yunier Remón, al que todos llaman El Crítico y ha puesto a ritmo de Hip-Hop, las verdades que ya la dictadura no puede esconder, pero lo ha condenado por su activismo.

Cuando escribo estas notas varios integrantes del equipo de redacción del tolerado diario 14Ymedio.com -liderado por Yoani Sánchez- se habrían reunido con Ernesto Londoño el sábado 29 de noviembre. Londoño tiene una agenda anti embargo norteamericano a Cuba, difícilmente quiera –o vaya a- escuchar otra canción.

 

yoxis

Yoxi Alfredo Camacho Núñez, opositor en Camagüey, condenado a 3 años de cárcel. Cortesía Daniel Millet.

 

Revista Cubalog, contra la censura en la isla

portadaRevistaWeb

Portada revista Cubalog (Detalle). Tomado del portal Cubalog.com

Los cubanos siguen estando en el punto de mira de quienes desean verles entrar en la comunidad de las naciones libres. Una iniciativa que data de hace varios años, se refunda, cambia su rostro para hacerse más efectiva. Se trata de la revista Cubalog, un proyecto dentro de la prestigiosa organización People in Need.

Su editora, Agnes Koleman, dice que forma parte de las celebraciones que estarán haciendo de cara al 25 aniversario de la Revolución de Terciopelo en la República Checa. En conversación con los colegas Román Casado, Freddy Valverde expresó:

“En realidad la publicación existía ya on line. Es una revista que sacamos el equipo de Cuba cada seis meses y enviamos por correo y la publicamos en nuestro blog cubalog.com. Decidimos que por primera vez la vamos a sacar en papel con motivo del 25 aniversario de la Revolución de Terciopelo. La vamos a reformar un poco. Ahora, además de estar en papel, hemos rediseñado la revista y hemos querido darle un punto de vista más fresco y más actual sobre Cuba en estos momentos. El primer número hemos querido dedicarlo a la censura en Cuba. No voy a revelar el contenido de la revista, pero es una censura sutil, pero bastante dañina”, dijo a los periodistas.

Entre los invitados a las celebraciones está el jurista independiente René Gómez Manzano, también activista de derechos humanos y periodista independiente.

Solidaridad, apoyo humano

Varios cubanos entrevistados compartirán con los lectores su experiencia acerca de cómo la censura deforma a la gente. Los interesados podrán enterarse del furtivo funcionamiento de la censura oculta, de qué hacer para conseguir que la misma no mate al alma de una persona, y de las víctimas encarceladas por expresarse libremente, como es el caso del cantante que actúa bajo el nombre El Crítico, condenado en octubre pasado a seis años de prisión.
Numerosos eventos tendrán lugar el 17 de noviembre en Chequia para conmemorar un cuarto de siglo de la libertad tras la caída del comunismo.

“People In Need tiene un puesto en la Avenida Nacional, que va a estar cortada al tráfico. Allí va a haber varios puestos de ONG’s, teatro, cafés, etc. En nuestro puesto va a haber actividades durante todo el día. La revista va a poder recogerse de las 10 a las 19 horas, cuando va a estar abierto el puesto. A las cuatro de la tarde va a estar allí el abogado René Gómez Manzano, directo unido de Cuba para quien quiera acercarse a hablar con él”, señaló Agnes Koleman.

En Cuba la revista se distribuye de mano en mano, a través de memorias flash (USB), con trabajos investigativos, fotografías, crónicas y reportajes de reporteros independientes dentro de la isla y bajo una férrea censura de más de 56 años de dictadura comunista. Cubalog ha sido un cause por donde ha corrido la experimentación y la mesura de quienes han tenido el valor de relatar, desde el periodismo la larga noche del totalitarismo.

Cubalog será distribuida el 17 de noviembre en la Avenida Nacional, Praga, República Checa.

El libro de historia de San Germán

pablo garcia-con perro

Pablo García Aguilera, autor del libro “Las alas del tiempo”. Foto cortesía de Pablo García A.

Los aportes de la microhistoria suelen ser cada vez más ricos, pues apoyan aquellos puntos de vista de gente avezada que cree tener algo rico que compilar, comparar, comprobar y después escribir para compartirlo con los demás. Este es el ejemplo del escritor Pablo García Aguilera, que ha juntado en un manojo de anécdotas y hechos puntuales –sazonados con la picardía de cualquier pueblerino- la historia del pueblo de San Germán, ubicado en la antigua provincia de Oriente, luego perteneciente a Holguín y hoy, gracias a la División Política Administrativa (1976) casi lo perdemos bajo el patronímico Urbano Noris, debido al nombramiento que le dieron a la vieja fábrica de azúcar.

Las alas del tiempo es una autopublicación de García, sin sello editorial y costedado por él mismo. El libro arranca en la primera década del siglo XX, cuando el empresario Germán Michelson instalara su aserradero en la localidad y le fuera juntando los demás componentes para hacerlo más habitable.

No es un libro de texto, un manual, gracias a Dios. Las alas del tiempo se hace de los recuerdos, material fotográfico y la experiencia verbal de quienes quieren aportar a la Historia, este pedazo de historia. Las familias más pudientes, los modos de relacionarse, las pretensiones de siempre de quienes dividen en clases las relaciones sociales, aunque el amor, la amistad o la generosidad de los seres humanos se encargue de borrarlas con un abrazo o un gesto de bondad.

Pablo García ha trazado un mapa simple, pero no desde el pasado, sino hacia el futuro. Su breve recorrido secular se encarga de desmitificar el apodo pseudo-republicano endilgado al único periodo del siglo XX en que Cuba gozó de libertades democráticas, incluido el que Fulgencio Batista gobernó bajo un golpe de estado al que le sucedió el definitivo.

El autor de este libro arremete contra los prejuicios sociales, que florecen en toda aldea: el chisme, la homofobia, la envidia o la picuencia de quienes se creen por encima de los demás.

Un pueblo pequeño, que tuvo Banco Agrícola, escuelas de oficio, centros de enseñanza públicos y privados, cine, aserradero, fábrica de azúcar y decenas de prostíbulos esconde una historia llena de matices, una inmensidad de testimonios que cunado son bien contados, hacen las delicias del más pintado.

El otro San Germán

“… y en eso llegó Fidel…” y las maestras se convirtieron en Milicianas, se acabaron los Traganíquel, escaseó la manteca y hasta de Las Unidades Militares de Apoyo a la Producción (UMAP) se habla en Las alas del tiempo.

Quizás uno de los aportes o desbarajustes de la personalidad que haya hecho la revolución cubana ha sido la proliferación de nuevos bichos humanos: el guataca, la cederista, el aprovechao, el chivato, y el ‘empachao’, y de éste último García cuenta una excelente anécdota ocurrida en el correos de la localidad.

Se trata de un tipejo que andaba vestido de miliciano hasta para ir a una consulta médica… y un portafolios y una sarta de lapiceros en el bolsillo aunque no supiera firmar. Un día el hombrecito verdeolivo dejó olvidado el portafolios y nuestro escritor quiso ver qué contenía. “…solo había un grueso y pesado libro: El Capital, de Carlos Marx. Cuando regresó, lo llamé y se lo entregué con una sonrisa que quería decir ‘compañero, si tú lees este libro y tratas de entenderlo, seguro que irás sin remedio para el sanatorio de enfermos  mentales de Mazorra”.

El libro está enriquecido con una gráfica familiar, escenas bucólicas de mujeres bonitas y risueñas, parejas bailando en salones finamente adornados y descripciones de fotografías que apuntan a la huella del escritor antes de salir de Cuba en 1968.

Ahora sé que es un libro necesario. Hace unos cinco años la licenciada en Historia Manuela Salazar Calderón escribió una monografía de San Germán, pero a la manera de postal turística donde los villanos parecían dados a la juerga, tenían propiedades y se marcharon del país, y por supuesto los buenos… es una historia que todos conocemos.

Hoy en Cuba en la historia local enseña los nombres de los muertos en las guerras cubanas en el África, las propiedades confiscadas por el “gobierno revolucionario” y las conquistas del pueblo uniformado. Los  niños están obligados a decir que se quieren parecer al Che Guevara antes que a su vecino.

El libro está dedicado a amigos entrañables que le ayudaron a juntar  o hilvanar sus historias, como Ramiro Gómez y su señora madre Miriam Feijoó; a María y Emma Kerr, hijas del primer norteamericano que intervino en el nacimiento de San Germán como pueblo querido, y también a Maritza Peña, una católica conocida y que le ayudara a conformar el texto del que hoy se habla.

El aporte de Pablo García es que ha puesto a volar ese filón de tiempo que ha quedado atrás, lo ha hecho sin pedir permiso ni ostentar título académico, porque esa historia rica que la gente quiere leer es la que se narra juntando todos los gritos y pregones.

IMG_1144

Detalle de la portada del libro “Las alas del tiempo”, de Pablo García Aguilera.

 

 

 

Arte y Desnudo

El desnudo femenino en el arte.

sin EVAsión

Un blog por el derecho a ser libres

Lunes de Post-Revolución

Un blog por el derecho a ser libres

Neo Club Press Miami FL

Un blog por el derecho a ser libres

14 y Medio - Generación Y

Un blog por el derecho a ser libres

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.365 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: