Omar, la imagen primero, la palabra después.

foto/ Luis Felipe Rojas


Cuando supe de él ya estaba purgando una pena de 27 años en las prisiones cubanas. Era “el fotógrafo de la disidencia”, sus imágenes se encargaban de la parte descarnada de esa Cuba que han pretendido vendernos como un souvenir.
A Omar Rodríguez Saludes, hoy desterrado a España con su familia, la policía política cubana le arrebató las cámaras fotográficas, le confiscó las cartulinas donde había plasmado un país de verdad, con gentes que ríen y lloran, pero no pudieron arrancarle las ganas de atrapar la vida.
En una entrevista que concediera a Fernando J. Ruiz para el libro “Otra grieta en la pared”, dijo: “El objetivo mío es hacerle recordar al pueblo cubano y a todos los que vean estas imágenes, el tiempo que pasaron, los tiempos tan difíciles (…) porque las imágenes uno no las busca, sino que se le presentan a uno, es como una inspiración, por eso la cámara siempre debe estar conmigo y es el concepto que yo tengo”.
Un día de marzo los soldaditos que no son de plomo ni usan uniforme, se metieron en su casa y nos privaron de esa maravilla testimonial que Rodríguez Saludes tenía para cuando pasara la larga noche del suplicio.
Hoy, que está en un país donde se respira libertad, seguro está aliviándose los ojos y la memoria por el horror que vio en la celda donde lo metieron.
Mañana saldrá con un artefacto al pecho a fotografiar la libertad, se sentará a describir lo que sufrió y seguirá su paso por la vida. Tarde o temprano veremos sus fotografías, su visión del ahora y del futuro y eso será bastante.
Un hombre que regresa del infierno siempre trae noticias de la vida.

2 pensamientos en “Omar, la imagen primero, la palabra después.

  1. Pingback: Omar, l’image d’abord, les mots ensuite « Franchir les barbelés

  2. Bienvenido a la libertad Omar, deja que descansen tus pensamientos del dolor y busca el sociego y la paz interna, intenta vivir y así encontraras las fuerzas para continuar la lucha; esa lucha que solo unos pocos se atreven a tomar como compañera de viaje mientras unos muchos se esconden como cobardes esperando que otros pongan el muerto o la carcel. Disfruta de esta ” libertad ” y nos vemos en el camino.

    Me gusta

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.425 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: