La garra de Garrincha.

Nací en 1971. Mi generación creció bajo la impronta del humor “revolucionario”. Nunca supe de los Comics, sino de las historietas de Cecilio Avilés y Blanquito, del semanario Palante y el finado DDté. No disfruté de Quino y Fontanarrosa hasta pasados los 20 años, no tuve la oportunidad de ver la magia de Charles Bronw. Mi pasión fue Garrincha, después de los 25 años. No disfruté de las primeras lombricillas que aparecieron en la revista militar Verdeolivo, pero empecé a coleccionar cada tira suya que salía en la prensa cubana a partir de los años noventa del siglo XX.

Creo que hace un par de años lo perdimos de la vida nacional para empezar a reencontrarlo en la sección de opinión gráfica sobre Cuba en El Nuevo Herald, de Miami. Garrincha es un ser que emana humor del bueno por todos lados, creo que el sarcasmo que le ha faltado a la prensa cubana por mucho tiempo lo tiene él de sobra. Las lombricillas, sus hombres deprimidos, las mujeres super ligth, los pepillos o jovencitas pizpiretas y los burócratas son de lo mejor en la sátira criolla desde Castor Bispo, Gaspar Pumarejo y lo salvable de Enrique Núñez Rodríguez cuando no se ponía catedrático o hipercastrista.
Cada mes alguien me envía las viñetas de Garrincha que aparecen en el citado diario floridano, y aunque uno sabe que desde una aldea como San Germán, en la provincia Holguín se pierde bastante la objetividad debido a la apatía de los grandes medios para noticiar sobre nosotros, existe la alegría por el humor cubano en general. No se ha puesto ultraderechista o adocenado, ni de centro ni moderado con lujo, es simplemente él, humorista, sarcástico y sin fidelidades que atrofien su agudeza. Celebro mi ignorancia delante de mis lectores: imagino que exista una WebSite para él o colabore ya con varias publicaciones digitales, por ahora me conformo con saber que le espero cada semana en los rebotes de prensa, en las copias en CD y algún periódico que pase las rejas de la Aduana General de la República de Cuba. Con eso basta mientras ese chico travieso que responde al nombre de Garrincha le saque la lengua al cuello alto y estirado y los que se creen a salvo de una buena trompetilla.
Falta que nos hace para empezar a ser un país de verdad.

4 thoughts on “La garra de Garrincha.

Te invito a comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

sin EVAsión

Un blog por el derecho a ser libres

Lunes de Post-Revolución

Un blog por el derecho a ser libres

Neo Club Press Miami FL

Un blog por el derecho a ser libres

14 y Medio - Generación Y

Un blog por el derecho a ser libres

Cubanet

Un blog por el derecho a ser libres

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.820 seguidores

%d personas les gusta esto: