Campeones que mueren en vida

Imagen

Anoche tarde ya supe de la muerte de Arnaldo Mesa, un ex boxeador de la provincia Holguín que se destacó bastante allá por la década de 1980. El digital Diario de Cuba trajo el informe y me dolió como una pedrada en el rostro. Junto a Ángel Espinosa, Manuel Martínez y Ricardo Díaz conformaron un cuarteto temible en los escenarios donde el boxeo aficionado cubano lucía sus mejores galas. Mesa era técnico, fajador y rápido, a lo que se le unía la pegada que todos evitaban. En una edición de la desaparecida Copa del mundo, ellos tres (con espinosa y Martínez) le dieron medallas doradas al país y recibieron a cambio un apartamento o el arreglo de sus viviendas, nada más. Eso y la falta de disciplina, el desestímulo y la precariedad de la vida en provincia los llevó a la miseria. Años más tarde surgirían otros dos: Mario (Mayito) Kindelán, que deslumbró al mundo con su rapidez y Gerardo Doroncelé, este con menor brillo y estancia en la preselección nacional.

A Espinosa se le podía ver hasta hace unos años en cualquier ‘perrera” (puestos de cerveza a granel) luchando su ‘pepino’ para calmar la sed y la frustración. Antes de salir de Cuba volví a encontrarme con mi ex vecino, Manuel Martínez Crespo, jovial, callado, casi un muchacho tímido, pero ahora rendido al pugilateo de buscarse la vida y al de poder ver a sus hijas, radicadas fuera del país. A mesa se le podía ver hasta hace poco en las inmediaciones del parque beisbolero “Calixto García”, buscando alcohol, mujeres o el primer negocio que le abriera paso en el día.  Ricardito Díaz manejaba hace un tiempo atrás un auto soviético (Moscovich) que alquilaba a los viajeros hacia cualquier punto de la provincia, pero se mantiene risueño, arisco y arrimado también al alcohol, viendo pasar la sombra de sus victorias.

Años atrás pudimos ver un excelente documental, Glorias Olvidadas, realizado por Manuel Benito del Valle y Darsy Ferrer sobre varios medallistas olímpicos y mundiales que murieron o viven aún en la miseria en la isla. Lejos de los aplausos, de las medallas y galardones entregados de manos del mismo Fidel Castro, Ángel Herrera y Sixto Soria, por solo citar dos, llevan la suerte de cualquier deportista retirado a la vida provinciana. Ante esta realidad se alza la contraparte de los que se quedaron fuera de Cuba o los que aún dentro, emprendieron el camino de las misiones de colaboración deportiva como entrenadores, árbitros o parte del personal técnico que prepara a otros atletas en cualquier continente. El caso de Mesa es uno más entre tantos, solo basta asomarse a cualquier ciudad y vemos a esa gloria que fue revendiendo artículos varios, rentando su auto de hace veinte años o agazapado, esperando que pase la oportunidad para buscarse la primera moneda del día.

6 thoughts on “Campeones que mueren en vida

  1. Es lamentable que ocurran estas muertes, pero el castrismo utiliza a las personas como material desechable. Los arrojan cuando dejan de ser utiles a sus intereses y lo peor es que ellos se quedan sin nada.

    Me gusta

  2. Yo diria algo mas, no es solo que ellos se quedan sin nada, el regimen le quita todo, estan los datos por ahi, de la cantidad de dinero que entra al pais por la labor de los deportista, grandes ejemplo fueron los casos de las morenas del Caribe, eran alquiladas a Japon y todo el dinero para el regimen, el equipo masculino igual, la marca de ropa deportiva adidas, pagaba sumas increible y ni un peso a estos deportistas, el caso del voleibol masculino fue diferente, ya que cuando los alquilaron en Italia se les quedaron casi todo, ahi se dieron cuenta que los cubanos no eran tonto y que mientras le tenian danado el cerebro todo el tiempo surgia efecto, pero si lo soltaban libre en otro pais y empesaron a pensar ahi tetmino la aventura, enorme cantidad de peloteros, Linares, pacheco, Victor Mesa y un largo ect, quiero verlos ahora si repiten lo mismo de que prefieren quedar en Cuba pobre que ir a jugas las grandes liga, jajaja, que le pregunten al Duke Hernandez y Co. si es bueno o no jugar en las grandes…..

    Me gusta

  3. Pingback: Penúltimos Días

  4. As an added benefit, internet radio offers
    music at a better quality than traditional radio. In my case
    I listen to all music that is submitted to me before I include it on my playlist.
    Given the manner in which the internet and the World Wide Web have invaded our lives over the
    past many years, it is hardly surprising that music or rather
    the radio would be one of the areas being dominated by the internet.

    Me gusta

Te invito a comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Arte y Desnudo

El desnudo femenino en el arte.

Un blog por el derecho a ser libres

Lunes de Post-Revolución

Un blog por el derecho a ser libres

Neo Club Press Miami FL

Un blog por el derecho a ser libres

14 y Medio - Generación Y

Un blog por el derecho a ser libres

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.985 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: