Mujeres: latinas y resueltas

Copy (2) of IMG_0404

Mujeres escritoras, miembros de AIPEH-MIami

Terminó la Feria del Libro de Miami 2015, y aquí reproduszo un fragmento del reportaje que publiqué en Martí Noticias. Mujeres resueltas a conquistar el mundo literario hispano.

En uno de los stands había un jolgorio y una energía que invitaba a los paseantes a quedarse y mirar la muestra de libros editados por medio de la autopublicación y de editoriales tradicionales. Es precisamente el de la Asociación Internacional de Poetas y Escritores Hispanos (AIPEH-Miami).

Conversamos con la directora de la AIPEH, la escritora colombiana Pilar Vélez, autora de la novela El expreso del sol. El próximo año, en el mes de septiembre, celebrarán el XII Encuentro Internacional de Escritoras, y Vélez explicó el impacto de la literatura hispana en los últimos años.

“Nosotros, los escritores, hemos instituido una celebración a nivel mundial y salió de aquí de Miami. Se llama la Celebración del Mes del Libro Hispano, salió de aquí de Miami para conquistar el mundo. Hoy por hoy se están celebrando 70 eventos literarios en diferentes ciudades del mundo”, indicó Vélez.

El fenómeno de la autoayuda como método para alcanzar la realización personal ha encontrado en el mercado del libro un filón de oro. La colombiana Patricia Gaviria vino por cuarta vez a la feria de Miami, esta vez a presentar y vender a viva voz Vencer a la depresión, un texto que parte de su propia experiencia.

“Soy de crecimiento personal. Pienso que cada persona es un libro, una historia. Hoy está siendo más fácil publicar un libro y contar cada uno su experiencia. Las escritoras muchas veces no tienen la manera de llegar a las editoriales grandes y esta democracia de la comunicación es un puente importante”, señala Gaviria mientras la gente se acerca en la mañana lluviosa del sábado 21 a preguntarle por su “manual”.

velez.JPG

Pilar Vélez, directora de AIPEH-MIami

¿Qué carajo quieren ellas?

Un anuncio que pocos dejan pasar sin detenerse es el que informa sobre el libro ¿Qué carajo quieren ellas?, que su autora Patricia Jaramillo anuncia como “el código de la mujer”. Sobre este sugerente título, Jaramillo expuso su criterio.

“Yo quise escribir esto dedicado a los hombres, pero también a las mujeres. A ellos, para que entiendan el ‘código’, para que vean que no es tan difícil entendernos, escucharnos, tener un poquitico de paciencia y –sonríe–, mucho de cariño”, argumenta Jaramillo.

Su libro arreglaría el mundo un poco si en verdad fuera un manual, pero ella es más precisa: “no sé si tanto el mundo, pero sí pondría un granito de arena en la relación entre hombres y mujeres, definitivamente”, concluyó.

ella

Patricia Jaramillo, escritora colombiana.

En #Miami #TodosMarchamos

#TodosMarchamos. Activistas en Miami. Foto: LuisFeliepeRojas

#TodosMarchamos. Activistas en Miami. Foto: LuisFelipeRojas

Este domingo me fui al restaurante Versailles, mítico y empalagado a la cubana. Allí estaba un puñadito de cubanos que creen que la solidaridad no tiene fronteras, ni se impone desde ningún rincón.

Me fui este 8 de noviembre a acompañar a Bárbara Travieso, Jorge Ross y otros que creen firmemente en el apoyo al que sufre. Mientras en La Habana arrestaban a decenas de Damas de Blanco y a activistas de Derechos Humanos, en el corazón de la comida cubana en Miami, una decena de cubanos desde una acera le decía a los demás cuánto se puede hacer por los que siguen tras las rejas.

Travieso hace una alerta. “El objetivo es solidarizarnos con las Damas de Blanco y los opositores que están dentro de Cuba exigiendo Derechos Humanos para Cuba. Es una manera de recordarles a las personas que nos están mirando, que en Cuba las personas están siendo reprimidas por hacer una marcha pacífica por sus derechos”,

Bárbara Travieso, una activista de Derechos Humanos que lleva 27 años fuera de Cuba dice que su interés es que los que salen a marchar en Cuba sepan que “no están solos, estamos atentos a todo lo que pasa y les apoyamos”. Era la hora en que en la iglesia habanera de Santa Rita estaban aporreando a las Damas de Blanco.

Jorge Ros, que ha apoyado varias causas por la democracia en Cuba asegura que la importancia está en que sepan que hay cubanos “que quieren una vida distinta”, e inmediatamente asegura que “debe apoyarse a la gente que está marchando en Cuba y que está sufriendocada hostigamiento, acoso, golpes y cárcel por parte del régimen cubano”.

Le pregunté a unos franceses, resguardados en una docena de croquetas de bacalao, y dicen que ellos, buscando información sobre Miami encontraron que “hay protestas en la esquina del Versailles”, que hasta ahora pensaban que no había presos en Cuba por motivos de opinión y agradecieron un par de libros que les llevé.

La Calle Ocho del South West a las once de la mañana es un plato, un mar tranquilo. Pasan carros cada diez minutos. Pero no por eso dejamos de escuchar en varias ocasiones a quienes gritaban ¡Viva Fidel! sin detenerse a preguntar los motivos de la decena de activistas.

Por fin me encontré con Karel Becerra, “infoactivista’, ‘ciberdisidente’ y defensor de la causa de los que quieren tener derechos. Becerra ha trabajado de cerca con el Partido Cuba Independiente y Democrática (CID), vivió 15 años en Argentina y está en Miami.

Era una decena de cubanos decentes bajo el sol de Miami, esa hora en que el veranito se apaga. Sonaban los claxons, mucha gente baja la ventanilla del auto y grita ¡Libertad para los presos políticos! ¡Viva Cuba libre! y ¡Abajo la dictadura!.

Es el Versailles. Es Miami.

Es Cuba.

#TodosMarchamos. Activistas en Miami. Foto: LuisFelipeRojas.

#TodosMarchamos. Activistas en Miami. Foto: LuisFelipeRojas.

 #TodosMarchamos. Activistas en Miami. Foto: LuisFelipeRojas

#TodosMarchamos. Activistas en Miami. Foto: LuisFelipeRojas

Los Cinco, presos en Myanmar

myanmar jailedSe trata de Los 5 de Unidad, un semanario independiente en la autoritaria y lejana Myanmar. Los periodistas -y no los conocidos espías castristas de la red Avispa-, fueron condenados a penas de siete años de cárcel.

La organización Amnistía Internacional (AI) ha puesto en marcha una campaña por la liberación de estos cinco periodistas de Myanmar que escribieron un informe sobre “una supuesta fábrica secreta de armas químicas”, según ha dicho Jasmine Heiss, activista senior de AI.

El caso de los reporteros es conocido como Los 5 de Unidad, el semanario independiente que trata de sobrevivir en medio de la censura.

Un periodista que se comunicó con personal de AI dijo que “Si se expone algo crítico sobre los militares o asuntos de los militares puedes ser encarcelado y sufres intimidación. Ellos pueden usar la ley en tu contra.”

AI asegura que están luchando por levantar la repulsa mundial contra este hecho. Para ello están invitando a todas las personas solidarias a donar la cantidad de dinero que entiendan para llevar a cabo más acciones legales.

El presidente Thein Sein se comprometió en 2013 a liberar a todos los presos de conciencia, encarcelados por expresar pacíficamente sus creencias políticas. Sein es un ex general, retirado desde 2011, cuando pasó a comandar un gobierno semicivil que recibió vítores de la comunidad internacional al permitir la salida de decenas de periódicos en 2013.

En un informe de abril de este año el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en Inglés) puso a Myanmar en el número 9 de una lista de diez países con la peor censura, seguido de Cuba, y en el que aparecen como líderes funestos Eritrea -en primer orden-, Corea del Norte, Arabia Saudita, Etiopía, Azerbaiyán, Vietnam, Irán y China.

Como Myanmar se acerca las elecciones en este fin de año, “no ha habido un mejor momento para decirle al gobierno que el mundo no tolerará la opresión contra los periodistas y los medios de comunicación”, concluye el llamado de la prestigiosa AI.

Las migajas que va a comer el Papa Francisco en Cuba

prisionescubans

Cárcel cubana. Foto tomada de http://www.telemundo51.com

La alegría llegó a 3.522 hogares cubanos, ya que en esa misma cifra están siendo o serán liberados en las próximas horas miles de reclusos que cumplían (técnicamente) sanciones concernientes a delitos comunes. Hay que alegrarse, definitivamente las cárceles no reeducan a nadie, menos en el ambiente represivo de la isla.

De este modo el régimen cubano acaba de ofrecer públicamente otro gesto ante el Papa Francisco, abocado a una visita a Cuba que comenzará el 19 de septiembre. La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba lo agradeció, como lo habrán hecho muchos cubanos, pero sin más preguntas, pues a caballo regalado, dice el refrán… y las migajas que va soltando en estos meses la mano dura del aparato verdeolivo castrista tienen aturdidos a muchos.

La naturaleza retorcida de la dirigencia cubana, clavada como una estaca en la vida de la isla desde 1959, se ha tomado la libertad de decidir cada paso que den sus connacionales, sin dar tiempo a ser cuestionados. Hay detalles precisos dentro de esta falsa amnistía, que no son motivo de alegría sino de vergüenza y pena ajena.

El gulag por dentro

Hay algo que deben saber los destinatarios de este “gesto de humanidad”: el Papa Francisco, el Cardenal Ortega, los obispos, los curas, los laicos y todos los fieles católicos representados en ese mensaje de agradecimiento publicado el viernes, en la edición extraordinaria de la Gaceta de Cuba del Ministerio de Justicia.

Los primero es que sobre todas estas personas amnistiadas pende una espada de Damocles. Los artificios jurídicos por los que fueron llevados a prisión, o la conjunción de medidas que recibieron en sus periodos de encierro están preñadas de irregularidades, solo permitidas en un régimen autoritario como el que gobierna en La Habana.

El caso cubano posiblemente sea el único en el mundo occidental. Las oficinas de Fiscalía municipal en cada territorio en la isla, están adjuntas –físicamente- a los edificios de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). Aquí huelgan los comentarios sobre la separación de poderes. Sería una pérdida de tiempo ponerse a discutir de estos temas cuando policías de barrio, supuestos investigadores, alguaciles y jefes de sector almuerzan con los funcionarios de la fiscalía cada jornada, y hasta hacen sus necesidades fisiológicas en el mismo servicio sanitario.

Todavía el Jefe de Sector de la PNR funciona como una especie de mandamás local. Sus asistentes, asesores y fuentes confiables siguen siendo los presidentes del Comité de Defensa de la Revolución (CDR), militantes del Partido Comunista de Cuba (PCC) y para completar la Comisión de Prevención que asiste a estos vigilantes zonales, está el presidente del Consejo Popular. De ese grupo selecto que representa la “democracia” cubana salen las recomendaciones para aplicar la Ley de Peligrosidad Pre-delictiva, y otras más.

La intromisión de la Seguridad del Estado en juicios a personas que considera desafectos a la revolución es una de las burlas que más trabajo le va a costar borrar del imaginario popular a la maltrecha justicia criolla.

Cuando un cubano es investigado por atentar –verbalmente- contra “el proceso revolucionario”, inmediatamente aparece una causa común, asociada en la mayoría de los casos a la dipsomanía, la receptación de artículos robados, violencia doméstica o la actividad económica ilícita, que son figuras risibles en un país que ha practicado la destrucción de sus riquezas y la exhibe como un logro.

En el momento en el que los instructores de caso del Departamento de Operaciones o Instrucción Penal tienen en la mano cómo juzgar a un individuo por un delito común y no por uno concerniente al que –supuestamente- atenta contra la Seguridad del estado, trasladan el abultado expediente (donde aparecen delaciones por parte de sus amigos, chistes contra Fidel Castro, gustos por la moda extravagante y demás) hacia las apretadas oficinas de la Fiscalía municipal. Caso resuelto.

Figuras penales como la Peligrosidad social (pre-delictiva), desacato (contra la autoridad o la Figura del Comandante en Jefe), Atentado (contra la autoridad) o la Resistencia (al arresto, arbitrario en la mayoría de las veces), pasan por los ojos de quienes aprueban en Cuba cada amnistía como una forma de respeto a los visitantes –ya sea un papa o presidente de paso por La Habana.

Por todo lo anterior, en esa lista de miles de liberados no van a aparecer los nombres de activistas de Derechos Humanos que han sido sancionados o están a la espera de una petición fiscal por desobediencia, peligrosidad o impago de multas. Aunque hayan gritado ¡Abajo Raúl!, ¡Abajo el hambre! O ¡Libertad para los presos políticos!

Saborear las migajas de turno

Si la manipulación –y no la correcta ejecución- de las leyes no cambia, los hombrecitos de verdeolivo del Palacio de la revolución tienen, cada vez que les venga en gana, una migaja que ofrecer a quienes promueven la idea de que en Cuba están ocurriendo “cambios significativos”.

La dictadura castrista remueve a su antojo el dominó que han aceptado jugar el gobierno de Estados Unidos, el Estado Vaticano, la Iglesia católica cubana y la tanda de empresarios y advenedizos que han visto un filón de oro en las aguas del Mar Caribe.

Ya se sucedieron más de 140 detenciones en menos de 72 horas, vinculadas a los deseos de opositores del Oriente cubano de asistir a la misa por la Virgen de la Caridad del Cobre. De esa arbitrariedad han sido documentados los siguientes incidentes: arrestos arbitrarios, golpizas, torturas con marcas visibles en los glúteos y otras partes del cuerpo, corte del cabello a manera de escarmiento, amenazas colocando pistolas en las cabezas de los detenidos, rasgadura de las vestimentas y filmación de esos mismos hechos por parte de los propios torturadores. El silencio de la jerarquía católica fue proverbial y el de la comparsa que aplaude la manera en que se maquillan los generales en La Habana, vergonzoso.

Esta semana que resta para que llegue el papa argentino a Cuba traerá otras sorpresas. La Oficina de Asuntos religiosos del PCC, dirigida sempiternamente por Caridad Diego, va a expedir otros permisos de construcción de templos católicos, asentamientos de órdenes religiosas en lugares intrincados –quizás- y es una fiesta que no será interrumpida por el ruido de quienes exigen respeto por los Derechos Humanos.

En los días previos al pastoreo de Francisco en La Habana, Holguín y Santiago de Cuba, se espera sean detenidos centenares de opositores pacíficos (como ocurrió en marzo de 2012, cuando llegó Benedicto XVI) u obligados a permanecer encerrados en sus viviendas, hasta que el gobernante del Vaticano se vaya a Washington.

Un mes después de esta “histórica” visita, Francisco va a cumplir el protocolo, como lo exigen las normas de la civilización occidental: enviará un mensaje de agradecimiento al hombre que lo estrechó en sus brazos en La Habana, con las manos manchadas de sangre pero ya le habrá pedido perdón y lo habrá recibido con una sonrisa.

El cardenal Ortega, los obispos y los curas refrendarán la visita pastoral con un mensaje no menos dulce. Sentados a la mesa no se haba de asuntos desagradables. Cuba tendrá que esperar… otra vez.

Videoarte explica la prisión de Leopoldo López y opositores a Maduro

Con líneas difusas y un dibujo que parece de escolares, la propuesta civilista Vamos todos por Venezuela acaba de lanzar el videoarte “¿Cómo Fabricar un Juicio?“, basado en la experiencia del opositor Leopoldo López, encarcelado desde febrero de 2013.

Las técnicas -descritas a manera de sarcasmo- en Venezuela son idénticas a las aplicadas en Rusia, la antigua Unión Soviética, los extintos Países socialistas, Cuba y ahora el eje Bolivia-Venezuela-Ecuador.

“Elige el juez más ambicioso y cara de tabla, que haga exactamente lo que tú quieras…”, explica el narrador en off.

La idea es también una convocatoria a firmar “el manifiesto por la liberación de todos los presos políticos en Venezuela y para que cese la persecución, la represión y la censura…”.

Yo firmé de inmediato.

Condenados a tres años de cárcel en Egipto tres periodistas de Al Jazeera

Los tres periodistas de la Cadena Qatarí Al Yazira

Los tres periodistas de la Cadena Qatarí Al Yazira

AFP / Khaled Desouki-Los periodistas de la cadena catarí Al Jazeera Mohamed Fahmy (c) y Baher Mohamed, sentados en la celda de los acusados durante su juicio en El Cairo el 29 de agosto de 2015

Un tribunal egipcio condenó este sábado a tres años de cárcel a tres periodistas de la cadena catarí Al Jazeera, pese a la campaña internacional que pedía su absolución.

El australiano Peter Greste, el canadiense Mohamed Fahmy y el egipcio Baher Mohamed fueron declarados culpables de haber “difundido informaciones falsas” y de haber trabajado en El Cairo sin las autorizaciones necesarias.

El juez Hasan Farid afirmó incluso que “no eran periodistas”, ya que no se habían registrado como tales ante las autoridades pertinentes.

Los reporteros estaban acusados de haber apoyado con su cobertura a los Hermanos Musulmanes, la formación del presidente islamista Mohamed Mursi, derrocado por el ejército en 2013 .

Fahmy y Mohamed estaban presentes en el tribunal y Greste era juzgado en rebeldía, después de haber sido expulsado a Australia en febrero, en virtud de un decreto presidencial.

El veredicto es “un ataque deliberado a la libertad de prensa”, reaccionó Al Jazeera en un comunicado.

“La única salida justa de este juicio era una absolución” debido a la “falta de pruebas”, afirmó Amal Clooney, abogada de Fahmy, después del veredicto.

Antes de la audiencia, Amal Clooney ya advirtió de que se reunirá con responsables gubernamentales para pedir, en caso de condena, un indulto presidencial o una expulsión.

Fuente AFP

“El Sexto” en las garras de la bestia castrista

Pieza de 'El Sexto' (Técnica mixta).

Pieza de ‘El Sexto’ (Técnica mixta)

Danilo Maldonado es un preso político cubano que acaba de escoger el horrible camino de plantarse en huelga de hambre. Lo han confirmado sus familiares desde La Habana la tarde del 25 de agosto.

“El Sexto”, -por lo de ser El Sexto héroe en referencia a los 5 espías fidelistas, que estaban presos en Estados Unidos, y en franca burla al 6to Congreso del Partido Comunista, es un muchacho intranquilo que durante meses puso a correr a las huestes del G2 en La Habana, pintarrajeando con su arte sin barrotes lo que le diera la gana.

Lo que sigue a este párrafo es una apurada y rabiosa reseña de la bloguera Lía Villares, aparecida hoy en su blog, y posteada por esa mano que lo ha acompañado en los meses de calvario desde que lo apresaran por pintar los nombres de Fidel y Raúl en dos puercos que iba a soltar en un parque habanero, amanera de performance.

………..

En conversación telefónica con la abogada Mercy hace unos minutos, me dijo haber estado de licencia durante 2 meses y medio por problemas familiares, por lo que le había dado “returno” con el caso de Danilo a otro abogado.

Este lunes cuando empezó a trabajar lo primero que hizo “entrando al bufete” (en 23 y G) fue coger el expediente de Danilo.

Dijo que había hecho todo lo posible por Danilo, incluyendo más de 4 peticiones de cambio de medida a la Fiscalía y todos fueron rechazados. La última vez que fue a solicitar un nuevo cambio de medida a la Fiscalía Municipal de Plaza, la fiscal Viviana le dijo que no se podía porque el expediente estaba en la Fiscalía General de la República (1ra y 18).

Ella insiste en querer asumir la defensa de Danilo, pues no ve “delito” en el caso y aunque Danilo le haya dicho en su última visita (hace ya meses) que no quería ninguna defensa, ella sí quiere defenderlo pues tampoco ve “peligrosidad en el hecho” que es lo que le han argumentado al negar los cambios de medida que ha solicitado.

“No me lo quieren soltar”, me dijo con voz angustiosa, y todo el que ha venido a verme sabe que no he parado de hacer todo lo que está a mi alcance.

Este martes iré a verla con la mamá de Danilo y le llevaré el documento de Queja redactado por la oficina de asesoría legal independiente CubaLex, de la que hice entrega este martes 25 de agosto en la Fiscalía Municipal de La Lisa, en la Fiscalía Provincial de La Habana y el la Fiscalía General de la República de las cuales tengo cada acuse de recibo correspondiente y se comprometen a dar respuesta de 30 a 60 días hábiles.

En el documento se explica cómo el caso de Danilo va desde la detención arbitraria hasta la violación del derecho universal a la libertad de expresión y pensamiento. Cómo no se ha cumplido el “debido proceso” y se ha violado el derecho a la libertad, la seguridad y la integridad personal.

La Queja va dirigida a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley para que admitan este escrito e investigue los hechos aquí denunciados y someta a los funcionarios actuantes, a procedimientos penales, al tiempo que restablece la legalidad quebrantada, para prevenir la responsabilidad internacional del Estado cubano por incumplimiento de las obligaciones de respetar y garantizar los derechos humanos de todos los individuos que se encuentren en su territorio y estén sujetos a su jurisdicción sin distinción alguna, en virtud de la ratificación de casi todos los tratados internacionales en la materia.

Y solicita además la inmediata liberación como medida necesarias para proteger su integridad personal. Las medidas cautelares solicitadas se edifican como indispensables y pertinentes, de acuerdo a la información veraz denunciada y aportada en el presente escrito. En este caso, la extrema gravedad y urgencia, se justifican en la necesidad de proteger la integridad física y mental de Maldonado Machado, por la extrema gravedad de la amenaza que representa para su libertad, seguridad e integridad personal, su detención arbitraria y actual encarcelamiento por parte de las autoridades nacionales. La urgencia de la medida se cumple cuando enunciamos la extrema situación de vulnerabilidad en que se encuentra Danilo por su condición de disidente y defensor de derechos humanos. A nivel internacional se entiende que debe ser considerado defensor o defensora de derechos humanos “toda persona que de cualquier forma promueva o procure la realización de los derechos humanos y las libertades fundamentales reconocidos a nivel nacional o internacional” y que la labor de defensoras y defensores es fundamental para la implementación universal de los derechos humanos, así como para la existencia plena de la democracia y el Estado de Derecho. Las y los defensores de derechos humanos son un pilar esencial para el fortalecimiento y consolidación de las democracias, ya que el fin que motiva la labor que desempeñan incumbe a la sociedad en general, y busca el beneficio de ésta. Por tanto, cuando se impide a una persona la defensa de los derechos humanos, se afecta directamente al resto de la sociedad.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.039 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: