No me cojas pa’ eso, tú

Un hombre vende ejemplares de la Reforma Constittucional en Cuba. TOMADO DE LA PRENSA CUBANA.

Un hombre vende ejemplares de la Reforma Constittucional en Cuba. TOMADO DE LA PRENSA CUBANA.

#YoNoVoto_#YoVotoNo__Miami, 13 de enero de 2019. En algo más de un mes el régimen cubano se habrá bajado las mangas de la camisa, ajustado los pantalones y dado algunos retoques a su hasta entonces maltrecha figura de sesenta cansados años. La nueva Reforma Constitucional aprobada va a contar con un número importante de asistentes a las urnas -sea cual fuere la acción en las boletas- y eso es lo que cuenta… para ellos, no para nosotros “el pueblo”.

La polémica generada entre proyectos opositores y activistas de dentro y fuera de la isla sobre asistir o no a los colegios electorales, no hace más que abrir una brecha entre quienes desconocen olímpicamente el ninguneo de una dictadura hacia sus congéneres con el hacha en la mano y quienes han plantado cara al megafraude en camino.

Cuando en junio pasado anunciaron que una comisión desconocida laboró por cinco años en el texto, la suerte estaba echada. No he leído un solo cuestionamiento de muchos de los que hoy afirman que el #YoVotoNo “será un golpe al régimen”, cuando la maquinaria eligió no elegir intelectuales, juristas y otras figuras para la elaboración del texto dizque reformista. A los que fuera de Cuba aseguran que votarán no, también les lanzó una trompetilla: si el gobierno cubano los animó a expresar sus propuestas ‘online’ ¿por qué no contó con ellos hace cinco años para incluirlos en tal programa de redacción?

Lo que quiere el régimen es asistencia, no el #YoVotoSí que hasta el propio mandatario puesto de dedo enarbola en sus ridículos mensajes en Twitter.

¿A nadie de los que aseguran #YoVotoNo parece escandalizarles que un general en retiro -Raúl Castro-, con acusaciones de genocidio incluso -Recuerden los fusilamientos de Loma de San Juan en Santiago de Cuba- presida la comisión organizadora, de revisión y consulta de la cacareada reforma Constitucional?

Les debo el detalle, el título de este post. Lo presencié en Guantánamo en 2010. Un policía nos pidió el carné de identidad a un opositor y a mí, se los echó en el bolsillo y fue a sentarse en su patrulla por más de media hora. Cuando regresó, luego de supuestamente haber consultado los archivos de la Seguridad del Estado, nos permitió seguir, pero ya nos habíamos perdido el 1er inning de un choque de béisbol entre el equipo local y el ya sin brillo Industriales de la capital cubana, a lo que mi ambia le soltó:

– No me cojas pa’ eso, tú- mientras nos encaramábamos en una motocicleta para atravesar el Reparto San Justo buscando la algarabía del estadio de pelota.

REPORTAJE: Prostitución a la carta en Cuba

Los burdeles en Cuba están al alcance de quien quiera encontrarlos, así describió este domingo un reportaje del diario español El País el panorama de la prostitución en la isla.

El periodista Alvaro Fuentes entrevistó en La Habana a mujeres que se dedican al “oficio más viejo del mundo”. Arlen, una cincuentenaria que asegura haber comenzado en el oficio a los 13 años, dijo a El País que los tiempos han cambiado, “ya no está mal visto tener una prostituta en casa, incluso son apoyadas por sus familias, pues suelen llevar un nivel de vida impensable para el resto de la población”.

En entrevista para Radio Martí el periodista independiente Agustín López Caninó valoró el fenómeno social.

Yanet, otra de las entrevistadas por el diario español que asegura buscar turistas cerca del Malecón a la altura del Hotel Douville, explicó: ““Mi padre es médico, su sueldo mensual, unos 50 dólares, lo puedo ganar yo en una tarde. Es frustrante pensar en un futuro cercano en esta isla”.

El régimen cubano no ha reconocido jamás la existencia de la prostitución. El Departamento de Estado en su reporte sobre el tráfico de Personas de 2018 aseguró “que el gobierno castrista no cumple “los requerimientos mínimos” para la eliminación de la trata de personas aunque reconoce que las autoridades cubanas estarían haciendo esfuerzos significativos para hacerlo”.

DIARIO EL PAIS

Represalias contra preso que denunció pésimas condiciones de trabajo forzado

El recluso común Vidal Valentín Antúnez Díaz denunció que fue trasladado desde un centro correccional en Sancti Spíritus a la prisión Kilo 7 en Camagüey tras haber reclamado mejores condiciones de vida y de trabajo en la fabricación de carbón.

El prisionero explicó en llamada telefónica que poco después de denunciar las pésimas condiciones en que vive y trabaja, la reprimenda de las autoridades no se hizo esperar.

“Falta de agua, colchones picados por la mitad, la alimentación y condiciones pésimas para una persona que, según ellos, colabora con la economías de este país”, dijo Vidal.

“Aquí no se puede estar hablando lo que a ti te de la gana”, le advirtieron los guardias.

PINCHE AQUI PARA LEER LA HISTORIA 

Representante de UNPACU en Manatí podría ir a la cárcel

El coordinador de la unión Patriótica de Cuba (UNPACU) en manatí, provincia Las Tunas, Yasmani Ovalle León recibió este miércoles un documento con una petición fiscal de 3 años de cárcel por el supuesto delito de “atentado”, según denunció él mismo a Radio Martí.

Ovalle León, de 32 años de edad, relató que fue escoltado por varios oficiales, permaneció 7 días en los calabozos de la sede policial y término de la semana dos fiscales se presentaron a notificarle que sería procesado.

Sin embargo, alertó Ovalle, en el documento oficial han cambiado la identidad del policía que lo acusaba inicialmente.

El hostigamiento –denunció- ha llegado hasta su familia más cercana.

“La tiranía continúa ensañándose con miembros de UNPACU y promotores de  CUBADECIDE”, denunció en su cuenta de Twitter al mediodía del miércoles el líder de UNPACU José Daniel Ferrer.

SIGA LA HISTORIA EN ESTE ENLACE

Exagente que denunció delitos en la policía investigativa busca revertir su condena

Un exagente de la Seguridad del Estado y la Policía Técnica Investigativa en Camagüey, que denunció actos de corrupción contra altos oficiales de esos cuerpos militares, se encuentra en huelga de hambre en la cárcel Kilo 9, reclamando ser atendido por la Fiscalía Nacional, según denunciaron a Radio Martí dos activistas de derechos humanos.
Se trata de Deivis Socarrás Marín, de 42 años de edad y recluido en una cárcel de alta seguridad.
La información la ofreció Yordan Marrero Huerta, del Partido Demócrata Cristiano en esa provincia. Pero también lo confirmó Virgilio Mantilla Arango, expreso político que acaba de cumplir una condena de un año en la misma prisión.
Socarrás Marín pasó información sobre delitos cometidos por oficiales a los Órganos de Seguridad del Estado, denunció en carta a los activistas de derechos humanos, pero el mismo Jefe de la Policía Técnica, Teniente Coronel Sifonte, fue involucrado en 2007 como autor de varios delitos que asegura no haber cometido.
Aunque su caso fue revisado por la Fiscalía Nacional, aún lo mantienen en prisión, denunció Marrero Huerta.

PINCHE ESTE ENLACE

¿Reclusos o paramilitares?: testimonios desde cárceles cubanas

La utilización de reclusos violentos dentro de las cárceles cubanas es un método para paliar la necesidad de funcionarios de orden interior, denunció desde Camagüey el expreso político Virgilio Mantilla Arango.

Mantilla Arango dijo que, “para quitarse la responsabilidad”, los oficiales penitenciarios “le han dado una especie de autoridad” a los reos que él llama “paramilitar”, ya que “son más guardias que los mismos guardias”, afirmó.

En entrevista con Radio Martí, Mantilla Arango, líder del grupo opositor Unidad Camagüeyana, explicó que lo narrado lo vivió en carne propia en la prisión conocida como Kilo 9.

“Ellos, fielmente, como si fueran militares, son los que nos mandan a formar, los que nos ponen en firme, los que llevan los presos al comedor (…) y les van a pagar 200 pesos, dentro de lo penal, por este trabajo”, relató Mantilla Arango.

PINCHE ESTE ENLACE

Deconstruir la lectura pasada

hm

Tomado del diario ABC, España.

De eso se trata, de apagar los fuegos pasados. llevo días en las más arbitrarias lecturas. El sábado pasado fui a buscar unos libros para mi hija en la bibiloteca pública cerca de casa. Subí apuarado al piso superior del edificio. Le extendí la lista a la aempleada que amablemente me trajo el atado de libros en una bolsa de tela como souvenir. Y allí empezó todo. Me hice de tres libros que van de la prosa poética y periodística del español Manuel Rivas (Un manifeisto rebelde contra todo): apurado y sin orden aparente, el libro reúne los delirios de Rivas desde una España que cae hasta las obsesiones de quien retrató con lucidez envidiable la península ahogada en la Guerra Civil, lo hizo así en “El lápiz del carpintero”.

Tengo un libro olvidable en el manojo de libros, es sobre el Reggae “Historia, cultura, artistas y álbumes fundamentales”, un manual de nada.

Jason R. Karp escribió y bufeó durante 42 kilómetros el libro de consejos y rabietas “El corredor que llevamos dentro”, yo no he encontrado el mío aún.

Y allí me mató Herta Muller, la escritora rubana premiada con aquel Nobel de 2009 y que ahora se desangra en los más furibundos pataleos de falta de credibilidad (me refiero al comité del Nobel). Muller me ha regalado la mejor de las lecturas en “El hombre es un gran faisán en el mundo” (Siruela, 2009). Son microrrelatos a los que no les falta nada. Tengo sueño. Muller canata una canción bastante afinada para contar el horror del comunismo por otras vías, no hay dudas de que Muller narra por otras vías, y as= convence, llega, deconstruye todo arquetipo de lectura.

Son lecturas arbitrarias.

A %d blogueros les gusta esto: