La mujer que inventó una casa.


Me siguen matando de amor, literalmente, los buenos libros. Continúo rindiéndome ante las historias que subyugan y te llevan de la cruenta realidad a la irrealidad más cruenta.
Me permito este juego de palabras porque desde que conozco a Mariela Varona Roque, La Perra, como la conocemos sus amigos (Perra porque a su esposo, un gurú rockero de Holguín, le dicen el Perro) nunca ha dejado de asombrarme.
Su último libro, publicado por una emergente editorial para escritores noveles en Cuba y apadrinada por el Centro de Formación Literaria “Onelio Jorge Cardoso”, viene a ser una expulsión de aquellas historias que no formaban parte de un cuerpo textual más completo.
Desde ese pequeñísimo apartamento en un reparto obrero, ruso o alemán, pero sí al estilo de las más sombrías películas de horror sigue intentando cada día pintar un mundo ensombrecido por las carencias afectivas de los seres humanos. Mariela es post vivencial, creo que no le importa un futuro para nosotros, sus lectores, como tampoco le importa para sus personajes. Sus animalejos escriturales van desde el suicidio ramplón, sin filosofía existencial alguna, hasta la burla por la muerte más absurda. Entre el amor y el morbo que produce el amor, Mariela recurre a mostrarnos los costados más grises de la existencia humana.
Los libros debieran servir también para aprender, pero cuando un libro te muestra lo que has vivido, entonces te das cuenta que está excelentemente escrito. La casa de la discreta despedida funciona como un espejo. Lleno de insinuaciones a vivir una soledad menos humillante, seguir caminando hacia la nada o dejarse llevar por el supuesto de que la amistad es un lobo que te asalta a cada paso, el libro, como la casa de Mariela mostrada en el libro, la casa de Mariela construida por los presos en la década del ’80 del pasado siglo en el Reparto Villanueva, invitan a pasar, ver y cerrar los ojos para existir, a merced de lo que seamos capaces de advertir.
Nacida en Banes y de profesión Ingeniera Eléctrica, Mariela Varona Roque ha publicado sus cuentos en varias antologías y obtuvo el codiciado Premio de Cuento de La Gaceta de Cuba. Me gusta su manera descarnada de narrar, porque o lo hace sin artificios (aún no lo he constatado) o nos hace ver que no los utiliza. Por lo menos en su magistral pieza “Black Dog”, asoma lo mejor de esta generación que junto a Ana Lidia Vega Serova, Ena Lucía Portela y Oneyda González llevan la narrativa hecha por mujeres en la isla a un plano de verdadera interacción con sus destinatarios más inmediatos que somos sus lectores.
Me siento en un único compromiso, el de descubrir para los fisgones en este blog, lo mejor de las generaciones de cubanos entrampados en una política editorial absurda, que autoriza a publicar solo a sus autores menos incómodos. Pero aún así, aparecen aquellos que son capaces de inventar un país, una ciudad, una casa, como lo ha hecho Mariela Varona Roque.

5 pensamientos en “La mujer que inventó una casa.

  1. Estoy muy orgulloso de mi tía Mariela, es tremenda escritora, y en lo personal la quiero mucho mucho, saludos a todos, y en especial a Luis Felipe Rojas por haber dedicado este blog a ella, saludos Ricardo

    Me gusta

  2. Mariela es tremenda cuentista. Hace unos años un amigo me envío el primer libro de ella, “Cable a tierra”. Me enganchó bastante con “El verano del diablo” y el relato donde Anna Lidia Vega Serova lee un cuento erótico. Mucho del cuento cubano reciente tiende a parecer uniforme, como escrito por el mismo autor bajo diferentes heterónimos. Los cuentos de Mariela, en cambio, poseen una vitalidad y un rigor que ya se manifiestan en una producción consistente. La obra de Mariela representa lo consistente que es la obra literaria generada en Banes y los restantes municipios de Holguín.

    Me gusta

  3. GRACIAS LUIS FELIPE, por enterarnos de escritores maravillosos como mariela. A raiz de este escrito busque el cuento ganador de La Gaceta y me ha encantado!
    GRACIAS!!!

    Me gusta

  4. Me siento agradecido, Luis Felipe, porque me has llevado a conocer a la perra Mariela sin leerla. Ahora me tienes que enviar sus cuentos, para ver si los doy a conocer en mi Revista BRUJULAR DE MIAMI, y en mi blog http://www.josancaballero.wordpress.com. Aqui te dejo mis datos, para que me los envies, pues lograste captar mi atencion y conmoverme. Escribeme a abracalibropublishers@hotmail.com, me sentire complacido con todo lo que mandes, tu escribes bien igualmente, saludos y abrazos, Josan Caballero.

    Me gusta

  5. Hay que ser doblemente exitoso, para escribir y lograr que te publiquen, para expresar y lograr que no te entiendan, para gritar y lograr que no te oigan. Yo lo intenté pero no pude, mi prosa es como un puñal que por el mango hecha flor, como bien decia Martí, la felicito por lograr nadar contar la corriente, al igual como lo hace el Sarmón, y por fin entre las piedras, lograr poner sus huevas para postergar la especie. Felicidades Perra!!!!

    Me gusta

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: