Desidia médica en Holguín Texto: Luis Felipe Rojas R. /Fotos: Caridad Caballero Batista.



La historia me la puso mi colega Caridad Caballero Batista entre las
manos. Me dio las fotos como quien entrega un corazón latente para ser
salvado con urgencia.
En el año 2005 Alberto Lairo Castro se encontraba comprando cerveza a
granel en un kiosco, en el marco de los carnavales holguineros. Desde
entonces su vida es la odisea que él cuenta a quien se lo pida y que en
parte mostramos en estas imágenes. Los policías Héctor Luis Pérez Osorio y
Frank Ochoa Angulo lo golpearon como a muchos más en el tumulto por
comprar la cerveza y lo trasladaron detenido a la Unidad de la Policía
conocida como “El anillo”, antes era la 1ra Unidad, ubicada en Martí y
Narciso López, Holguín. A las pocas horas comenzó a gritar por el fuerte
dolor, pero no le hacían el menor caso, hasta que los dolores aumentaron y
ante la insistencia decidieron llevarlo al Hospital Lenin, de la misma
ciudad.
Alberto, que ahora tiene 31 años y por entonces fungía como custodio en
una empresa de Seguridad y Protección, dice que le dictaminaron lesión de
médula. Lo hospitalizaron por seis meses, hasta que sus padres lo llevaron
a La Habana, para ser tratado por especialistas de mayor rango, aún así la
madre se queja: “Mi hijo fue torturado por esos esbirros y hasta el día de
hoy no les han hecho nada me escribieron del Consejo de Estado diciendo
que los policías ahora no tienen culpa, salieron absueltos del juicio y no
pasó nada”.
Un tiempo después le construyeron una pequeña habitación con un baño, pero
“los trabajadores sociales no vienen aquí, ni los médicos”, dice la madre.
“Yo he tenido que hacer de enfermera, buscar los medicamentos en el
consultorio y llevarlo y traerlo del hospital porque nunca tienen
ambulancia para prestarme ese servicio”, agrega.
A esta desgracia se suma que Carmen Luis Castro Masabó, la madre del joven
torturado, tiene dos mellizas retrasadas mentales, las que ha tenido que
enviar con su ex esposo, ya que ella se marcha para el trabajo y tiene que
dejar a Alberto solo, “Todo el día se lo pasa solo porque yo soy educadora
de Enseñanza Especial y he debido ponerme a trabajar otra vez pues no
recibo ninguna ayuda del estado y si seguimos así nos vamos a morir de
hambre”, y concluye, “yo espero por lo menos que si no hay justicia del
gobierno, Dios se ocupe de impartir justicia ante el hecho aberrante que
han cometido con mi hijo, nadie merece que le hagan esto. Estoy
desesperadaza, todo ha quedado en la más absoluta impunidad”.
Alberto vive en la Calle Pepe Torres 3182 B / Frexis y Marti Holguin.

15 pensamientos en “Desidia médica en Holguín Texto: Luis Felipe Rojas R. /Fotos: Caridad Caballero Batista.

  1. hola soy de un pueblo muy sercano, de ayi baracoa y ber esto me recuerda lo desdichados y poco valientes que somos, dentro y fuera sino luchamos por lo que queremos cada vez sera peor, y tanto que hay muerte y no se hqce nada a mas poder mas silencio. y viva cuba libre, gracias por dar a la luz lo que eyos cayarian como cobardes.

    Me gusta

  2. El nombre de la calle es Frexes, no Frexis…
    —————
    Y ¡Felicidades! que este, tu periodismo ciudadano, en verdad lo necesitamos para sacar a flote la podredumbre y el horror del batey.

    Me gusta

  3. Estoy tratando de hacerle llegar alguna ayuda humanitaria a esta familia. Por favor, Luis, si puedes, publica en el blog como podemos contactarlos. También te envio un email al respecto

    Me gusta

    • A todos los que se han interesado por lasituacion tan terrible que vive esta familia y este joven les dejo la direccion postal de el y un telefono de la periodista independiente qu etomo las fotos Cari Caballero Batista para que se comuniquen con ellos
      Calle Pepe Torres 3 182 B entre Frexis y Marti Holguin.
      telefono de Caridad-24 -451423

      Me gusta

  4. Ante esta crueldad,solo queda el repudio infinito a estos esbirros de los castros.Si alguien sabe la forma de ayudar a esta familia dejenmelo saber para con urgencia hacerle llegar dinero y una silla de rueda.

    Me gusta

  5. Hay que ser muy inhumano para hacerle esto a un ser vivo. Los Castro son una maquinaria de represión y TERROR!!
    Abajo los Castro!!
    Viva Cuba Libre!!!!!!!!!!
    Libertad para los prisioneros de consciencia!!
    Libertad para todos los cubanos!!
    Basta ya de dictadura!!
    Son unos ASESINOS!!!!

    Me gusta

  6. Debiera crearse una via donde este tipo de casos desgarradores puedan recibir la ayuda necesaria.
    Parece que el joven no puede caminar.

    La situacion de la madre es desesperada, con dos
    muchachas con problemas mentales y ella el dia entero en la calle. Cuando esa señora regresa a su casa, que sera lo que se encuentra y sin dinero ni comida.
    Que horror!

    Me gusta

  7. Otra Historia mas de desarraigo,..otra mas,.donde los desflecaos de el minint,.muestran sus fauses sanguinarias,para con el Pueblo Cubano,..una historia mas,.que demuestra,..cuanto odio esgrimen estos mercenarios de el minint,..esos zarrapastrosos,..Saludos el tuerto.

    Me gusta

  8. Hola Luis Felipe-Hoy visito tu blog por primera vez. Mi mama lo encontró por casualidad atraída por esta triste historia. Verdaderamente es insostenible la situación que tienen que vivir los Cubanos.

    Por favor déjanos saber donde vive esta familia-para saber a donde podemos enviar ayuda.

    Me gusta

  9. Desidia Médica o brutalidad policial.
    Aquí los médicos no tuvieron nada que ver con la golpizas que este joven sufrió en manos de la policía allá en Cuba. Fue llevado al Hospital y fue atendido por meses, también fue atendido en La Habana.
    Aquí hay un ejemplo de brutalidad policial que debió de ser llevado a los tribunales, juzgados los responsables e indemnizado al joven.

    Me gusta

  10. La policía en Cuba lejos de constituir un cuerpo para mantener y velar por el orden publico a mutado en una maquinaria de malos tratos y torturas hacia los cubanos, que contemplan aterrorizados el mal proceder y la violencia desproporcionada que ejercen sobre los ciudadanos.
    Este es el resultado del bajo nivel cultural y el carácter antisocial de los nuevos elementos que la integran, que no tienen vocación por el oficio y muchos ingresan en ella para obtener ventajas económicas y sociales.

    Me gusta

  11. Cuando leemos testimonios como éste una vez más recordamos la desfachatez con que Castro dice que en Cuba no se tortura ni se mata a nadie.

    Las brigadas de respuesta rápida golpean y vejan a opositores pacíficos campeando por su respeto al igual que la policia castrista, propinando golpizas a quien se le antoje, impunemente.

    A pesar de que todos estos sucesos han sido bien documentados y publicados por la prensa libre, un envejecido dictador continúa con sus desvaríos y negación masiva de la realidad.

    Me gusta

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: