Indumentaria disidente.


Algunos amigos me preguntaron la semana pasada en un encuentro sobre no-violencia qué haría para sobrevivir a reclusiones absurdas e incómodos calabozos. Yo no lo sé con exactitud, pero compartiendo la pregunta con un experimentado opositor oriental, coincidimos en que nuestras mochilas llevan casi lo mismo cuando salimos de casa.
Lo que sigue es una lista inexacta, ya que cada quien sabe qué necesita para el camino, qué pesa más o menos y qué cosas le sobrarían debido a su capacidad de subsistencia.
Siempre llevo una toalla, pequeña para que abulte menos, de 1mX50cm. Un pedazo de jabón, usado, para que no tiente a mis captores. Pasta dental (un bote a la mitad), cepillo dental y un frasco de agua de tocador (no hay como untarse una colonia barata después de una ducha en el baño turco*.
Nunca dejo el libro “Desayuno de campeones”, de Kart Vonnegut, Jr. Cuando empiezo a preocuparme (no hay ocasión en una celda en que no crea que será la definitiva) me leo par de viñetas y el ánimo me sube a cien.
Dos calzoncillos para alternarlos cada dos días, unos calcetines para cubrir los pies, los calabozos guardan una frialdad proverbial. Todo esto junto en un macuto, bolso o mochila no pesa dos libras. Las chicas me han dicho que siempre llevan almohadillas sanitarias aunque no hayan entrado al período menstrual. En la última golpiza el día 3 de febrero en Camagüey, debido al stress varias hermanas nuestras comenzaron a sangrar con abundancia y solo una de ellas traía provisiones para la ocasión.
Algunos que he consultado prefieren andar al ‘pelo’ y botan la ropa para el pasillo del cuartel policial en señal de protesta. Gabriel Díaz Sánchez y Yoandris Montoya Avilés, del Movimiento Jóvenes de Bayamo, se quedan desnudos y comienzan una larga sesión de fisi-desnudo-culturismo (debido a su enorme corpulencia) que molesta a los detenidos comunes hasta que los polis los dejan solos en una celda donde luego duermen a pierna suelta hasta que son liberados.
Lo que me resulta grato es el contacto con los demás detenidos. Raudel Ávila Lozada, un cabecicaliente del Presidio Político “Pedro Luis Boitel” confiesa que aprovecha esos larguísimos días para enseñarles el alfabeto opositor a los detenidos por causas comunes, indicarles cuáles son sus derechos y quiénes son los presos políticos y por qué permanecen ahí. Soy testigo de que ha dado frutos, conozco a jóvenes que se han integrado al movimiento opositor después de conocer a algún activista en una unidad policial.
Ah, y lo que nunca debe faltar, lleven ‘magua, money, dinero’. Hace falta, resulta viable para hacerse traer alimentos frescos, pues casi siempre hay un alma de Dios que te acercará las provisiones que solicites.
Cada mañana o al caer la tarde los custodios te entregarán tus pertenencias por una hora, hasta que estés aseado y parezcas un hombre feliz, capaz de rebatir las puntas más afiladas de los más absurdos procesos de instrucción penal.

(La foto fue tomada en Las Tunas hasta donde llegaron un grupo de jovenes de otras provincias.Fueron todos detenidos al dia siguiente en Camaguey cuando marcharon por las calles para apoyar a Zapata Tamayo en huelga).

*Baño Turco: orificio para las necesidades fisiológicas ubicado debajo de
la pila del agua para ducharte y beber, y a solo medio metro de las
cabeceras de los muros para dormir (ya sean de concreto o metal).

13 pensamientos en “Indumentaria disidente.

  1. Luis Felipe,
    Admiro tu coraje y ruego a Dios que te proteja.Por Europa me encargo de transmitir tus visisitudes y la de todos los cubanos…Mucha gente dice que para qué estropearse la existencia con los problemas de Cuba(no creas que es fácil hacerles saber el viacrusis de los cubanos bajo la dictadura castrista a una sociedad que todo lo tiene y sólo le ha llegado la propaganda robolucionaria!!!) si los cubanos van a la Plaza y gritan esta calle es “de quien tu sabes”…pero me topo aquí a gentes como tu,Claudia,Yoani o Gorki,entre tantos que ya alzan su voz y no puedo cruzarme de brazos…
    Mi apoyo solidario y que Dios te bendiga!

    Me gusta

  2. Pingback: Costume dissidente « Franchir les barbelés

  3. Me recordaste mis tiempos en Holguin, con el cepillo y el tubo de pasta en los bolsillos, esperando que los perritos del Coronel Arsenio “se me tiraran”.

    Y la gente tratandote como si tuvieras una enfermedad contagiosa, o fueras invisible.
    Los amigos cruzaban la calle para no saludarte, para no”marcarse”, la familia al visitarte en prision moralizaba: “eso te pasa por hablar mierda”.
    Y lo peor eran las lagrimas de la Gallega y mis hijas, cuando los segurosos me sacaban de mi casa, a empujones y esposado.
    ————————
    Mierda de pais, lleno de gente mierdera.

    Me gusta

  4. Cuando tengo oportunidad leo estas bitacoras de los que siguen en Cuba y los admiro por su coraje ante los ataques del sistema. Uds. saben que hay muchos en el exterior que los apoyan en su lucha por un cambio.

    Me gusta

  5. Querido Luis Felipe:

    Si se atreven a meterte preso, ya verás la que vamos a armar. Eso, parq eu por lo menos sepas que somos muchos los que estamos pendientes de tí aquí afuera.
    abrazo

    Me gusta

  6. Fidel Francisco Rangel, uno de los presos en huelga de hambre. Foto: Cortesía de Hablemos Press.

    (www.miscelaneasdecuba.net).- Isla de la Juventud.- Fabio Prieto Llorente, Prisionero de Conciencia, y Fidel Francisco Rangel Sánchez se declararon en huelga de hambre en la Prisión “El Guayabo” en la Isla de la Juventud.

    Me gusta

  7. Pingback: Dos posts desde Cuba | Penúltimos Días

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: