Varados en tierra de nadie.


No hay monserga ideológica que pueda convencer a un pueblo alimentado con mentiras. Los cocinadores de provincia del discurso y la muela diaria nada consiguen contra el rosario de quejas ciudadanas.
Desde finales de Enero la ciudad de Holguín se quedó sin el servicio de transporte por ferrocarril hacia La Habana. Pero ya no los transportaban en tren desde 2006, sino en los ómnibus chinos (Yutong) que lo hacían al módico precio de 26 pesos.
Entonces el Ministerio de Transporte decidió cancelar estos viajes por no ofrecer las ganancias estimadas. En su lugar han trasladado dos viajes diarios hacia la vieja Terminal de ómnibus al precio de 144 pesos en moneda nacional, pero desde entonces una interminable cola en lista de espera asusta al que llega. Los boletos clandestinos han subido de 10 pesos convertibles (CUC) a 15, la aglomeración ha vuelto a tomar los niveles de fechas pico (fin de año, inicio de curso escolar, inicio de vacaciones o día de las madres, cuando un número importante de cubanos decide viajar hacia o desde sus lugares de origen).
Otro tanto sucede con la vigilancia policial en la Terminal de Holguín, donde las patrullas azuzan a toda hora a los cocheros de caballo, bicitaxistas, carretoneros, choferes de alquiler clandestinos o con licencia y otros tipos de transportistas privados.
Holguín es atravesada por la carretera central, pero la circunvalación construida en los años ’80 del pasado siglo hace que la mayoría del transporte que va o viene de otras partes del oriente la bordeen lejos de la ciudad, por lo que la hace un punto muerto en la comunicación ferroviaria o por carretera en Cuba.
Las últimas evasivas del gobierno provincial y sus correspondientes directivos del transporte ya se ublicaron en la prensa local el pasado febrero, pero nada resuelven contra el atasco y el entorpecimiento de la vida diaria.
Versionar el título de una canción del trovador Frank Delgado que ataca el racismo es algo me sirve de paliativo ante medida tan absurda: “Cómo llegar
a La Habana y no morir en el intento”.

2 pensamientos en “Varados en tierra de nadie.

  1. La dictadura viene, practicando la filosofia del fracaso, Cuba esta en la ruina, cuando cuba antes del 59 era una isla prospera, con futuro, todos estos problema se resuelben, con democracia, abolir el comunismo, de territorio cubano,

    Me gusta

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: