Cuba material.

foto/Luis felipe Rojas


Hoy mis vecinos sacrificaron un cerdo. Tienen un hijo que se graduará en la Universidad de Ciencias Informáticas y con el dinero de la venta de la carne quieren regalarle un reproductor de DVD como estímulo cuando finalice el curso.
Como las predicciones económicas no son nada favorables, algunos prefieren adelantarse y adquirirlo porque… luego podrían desaparecer de las tiendas, del alcance de las manos de los que están más abajo en la escalinata social.
Por hoy, los padres del futuro graduado universitario han echado mano a la más reciente historia del desastre por allá por 1989, cuando una mañana amanecieron las tiendas vacías y todo se nos vino encima. Días en que una penumbra nacional nos obligó a incorporar a nuestro léxico la frase “estamos en Período Especial” y debemos prepararnos para la opción cero si fuera necesario’.
Gracias a esa memoria colectiva de resistir y sobrevivir hay quienes tienen un olfato muy fino para advertir ciertos temblores que no son telúricos precisamente.
Algunos habitantes de Playa Guardalavaca (tercer polo turístico del país) se trasladan hacia la casa de familiares o amigos en la ciudad de Holguín y dejan el lugar donde viven para alquilarlo durante el verano. Serán ocho
semanas en las que obtendrán una buena cantidad de dinero para las reparaciones menores en la vivienda, comprarán unos jeans de moda o zapatos deportivos de marca y pasarán un día con un poco de bebidas y carne asada. En Cuba eso da la apariencia de que uno sigue vivo.
Meses atrás unas amigas de mi esposa se iban a La Habana a buscar ropa reciclada, que solía ser de segunda mano. Hace un tiempo perdieron el interés. Ahora no les da resultado, muchos capitalinos que trabajan en ese
ramo cambian la ropa ya usada de ellos mismos por las que sacan de los almacenes de importación y las venden fuera del alcance administrativo. Así cuando vas a esas ‘shopitrapo’, como se les dice popularmente, puedes
encontrarte con ropa recocida o con pespuntes de diversos colores… una chapuza. Como es algo que no se vende, tampoco es de interés viajar setecientos kilómetros por gusto.
Son noticias de la supervivencia humana. Es difícil vivir a la velocidad de un país que gira en contra de las manecillas del reloj.

2 pensamientos en “Cuba material.

  1. Hola Luis,

    El gobierno cubano está tremendamente endeudado en el mercado internacional y no tiene dinero ni siquiera para pagar los intereses. Pronto entrará en suspensión de pagos y será incapaz de adquirir nuevos préstamos. El combustible para generar electricidad se lo da Venezuela a cambio de los médicos que manda. Sin embargo, la mayor parte de ese combustible lo revenden en el mercado internacional para lograr moneda dura con la que comprar los alimentos de la libreta.

    En estos momentos están desesperados por ahorrar dinero. Están estableciendo prioridades. Prefieren cortar el suministro eléctrico antes que eliminar más alimentos de la libreta.

    Los primeros síntomas serán los cortes de luz.

    Es posible que liberalicen la emigración para lograr ingresos a través de los cobros de permisos de salida y de entrada. Además así tendrán menos gente que mantener con la libreta.

    Si quieres que te sea sincero, si yo estuviese viviendo en Cuba, estaría buscando como marcharme por la via que fuese.

    Admiro mucho a quienes, como tú, os quedais en Cuba luchando para cambiar las cosas.

    Me gusta

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: