Ivan el terrible.

Foto/Luis felipe Rojas

Foto/Luis Felipe Rojas

Conocí a Iván de la Nuez un día de febrero de 1998, fue en Holguín, él no estaba, pero alguien nos regaló un catálogo de una exposición que había curado en Barcelona. Ya lo había leído apresurado y con fiebre en la Gaceta de Cuba varias veces. Pero ahora me llagan (quise decir me llegan) envueltos en un nylon coloreado tres de sus libros. Tres mensajes, tres consejos, tres cartografías literarias para andar sin miedo, o por lo menos de la mano de alguien que te llevará seguro a la desazón que vivimos hoy.¿Por donde vinimos? y ¿Quién nos trajo hasta esta catástrofe que es la Cuba del postcomunismo? Son respuestas que se hallan agarradas como lapa a las hojas de estos libros. De ellos me interesa su bitácora más atrevida, el libro El mapa de sal, ahora, casi diez años más tarde en editorial Periférica. Después de una década dándole la vuelta a los ojos de los lectores en el mundo global, llega a un oscuro rincón de provincia en esta isla. Son así las paradojas, los asideros, los destinos. Como Iván se propone desmontar el mito de la insularidad y la supuesta identidad nacional, desmontarlos, en el sentido de descubrirlos, quitarles el velo, la lentejuela y la falsa pose hierática, entonces se lanza a reconstruir sobre la propia sal las ruinas de lo que somos hoy.

Son unos ensayos magníficos. Matías Pérez, el legendario personaje habanero; el Himno Nacional
atravesado de insinuaciones a la individualidad y no como una marcha bélica y gremial, y el referente importado del Che Guevara, desfilan desnudos ante la prosa cínica, desalmidonada y sarcástica, de Iván. Las expresiones de lo
identitario, al decir de Hanna Arendt, van más allá de las marcas físicas, eso lo recordaré siempre.

El mapa de sal que De la Nuez devolviera al mundo hace una década para que siguiéramos la ruta del nuevo descubrimiento de la desilusión, la abulia y el rechazo a una marca nacional unitaria de lo cubano, vuelve hoy con más fuerza. Este es el mapa de un observador que se ha quedado boquiabierto ante los acontecimientos de los últimos veinte años, y ha trastocado la foto del icono que Korda fabricara con un Che melenudo ante los aires habaneros de los años ‘60 por un guerrillero desjarretado en un lavadero de La Higuera. El mundo socialista carcomido por sus propios roedores, el Hombre Nuevo que pretendía el mismo Guevara, obligado a trámites migratorios que desmienten un mundo para todos, y una juventud socialista, supuestamente límpida, obligada a bajarse unaMac’Donals (símbolo del “capitalismo atroz”) ante las carencias del racionamiento colectivo.

Es un buen intento el de Iván, retomar la vida en el punto donde se le rompió el sueño. Es el mejor argumento para celebrar los diez años de un libro que apenas pudimos leer en Cuba, ese Mapa de sal que no pudimos degustar a tiempo, pero se contextualiza en la misma carencia de lo
nacional. Por lo pronto ya es bastante con leer su Fantasía Roja (reeditada ahora en Debolsillo, 2010) e Inundaciones (Debate, 2010) con la certeza de quien asiste a un acto inaugural, medio año no es nada ante cinco siglos de
atraso.
Invito a los lectores a acercarse a Iván (que no es tan terrible). A sus libros, que son una reconstrucción simbólica de ese viajero que somos, con la isla a cuestas… o al pairo. Quién sabe.

5 pensamientos en “Ivan el terrible.

  1. Abajo la burocracia, la polícia de la música!

    Este grito fue lanzado por el buen compositor y cantante cubano Donato Poveda. Quizás ya el no se acuerde pero yo si.

    Al medio día de un Domingo caluroso, viendo el programa musical para la juventud “Buenas Tardes”, extrañaba cuando Buenas Tardes se podía ver.

    Sin muchas pretensiones aquel grupo de “Los Barba”, “Los 5-U-4”, “Mirta y Raul”, Leonor Zamora, “Los Van Van”, Alfredo Rodriguez, Lourdes Gil y los Galantes, etc. animaban la hora de Buenas Tardes satisfactoriamente.

    Aquella tarde quedé impresionado cuando Poveda lo dijo bien alto. La animadora lo atajo: “..Portate bien..”

    Entendi perfectamente,este no aguanta más. Después lo entendí mejor cuando me toco a mi.

    El papel de la burocracia ha sido decisivo, podríamos decir, en el entorpecimiento de todo esfuerzo por reducir su poder en todas partes.

    Ota Sik, un economista checoslovaco, explicó muy bien la burocracia del socialismo en su país en su libro “La economía burocrática” y su papel en torpedear las reformas económicas y políticas que los checoslovacos exigieron cuando la Primeravera de Praga.

    La inmensa población de Checoslovaquia salió a las calles a protestar y demandar un rostro humano para el socialismo.

    Como sabemos los tanques soviéticos aplastaron la huelga general sembrando la semilla del anti-sovietismo y del anti-comunismo por todo el mundo.

    Las leyes invisibles de la burocracia son las que movidas por “especialistas” frenan el desarrollo económico y político de una economía.

    Reducir la burocracia, no quemando buroes, sillas y mesas, sino quitándole el poder real que poseen es muy importante para cualquier reforma que se decide a hacer un gobierno en busqueda de aumentar el nivel de vida de sus habitantes.

    No se me olvida la frase cínica del “JefeMáximo” cuando decidió quitar el “mercado libre campesino”, en esa ocasión dijo que no podíamos tener más el “mercado libre campesino”, porque en otros países las riquezas habían crecido más que la conciencia y eso había traido graves problemas.

    Tenga cuidado “JefeMáximo” con lo que Ud dice, las riquezas que lo rodean a Ud y que Ud consume tambien han crecido más que su conciencia.

    Sinceramente,

    Julio Jhhnd

    Me gusta

  2. ahora pienso en cuanto le debe la dictadura las generaciones de cubanos que estudiamos en las aulas alli y por prohibicinoes estatales no pudimos leer y conocer a figuras del arte y la literatura laureadas en el mundo entero y desconocidas por los que alla viviamos.
    Me traen al recuerdo los nombres de Arenas, Cabrera Infante, Virgilio. Pero me duelen ahora mismo otros como Ivan,Zoe, Armando de Armas, por citar algunos que no los pueden leer en la isla o si lo hacen es a fuerza de suplicarle a los amigos que estan en el exterior que los envien.
    Como mismo pasa con los poemas de Luis felipe que no se los publican en la isla porq e,l no sus poemas, no son politica e ideologicamente correctos para los policias de la cultura.
    Seran tantas las lagunas que hay que cubrir cuando la larga noche termine!

    Me gusta

  3. Pingback: Blogrolling cubiche | Penúltimos Días

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: