Un tal Bolaños.


Con los buenos libros me suele suceder como con los mejores sueños: cuando llegan lo hacen para quedarse.
Ernesto, amigo de dos amigos míos vino desde la cálida Barcelona y trajo de regalo este regalo que vino a dar a mis manos. Se llama La universidad desconocida, es la poesía total de un novelista total, el chileno Roberto Bolaños, ese que nos sorprendió a todos con la novela Los detectives salvajes cuando ya estábamos sentados esperando la muerte de un género que se vició bastante en los ’90 para languidecer casi en la actualidad.

Lo que sucede con la poesía más simple es que se convierte en una brújula para encontrar las palabras exactas. La poesía de Bolaño es precisamente eso: un hilo de Ariadna en medio de su vida. La particularidad de estas casi 500 páginas reside en que no hay un interés visible del autor por encontrarse a sí mismo. Bolaño tenía marcada una ruta para andar que era la prosa, tanto en su novelística abundante (casi una decena) como sus numerosos relatos cortos, y a la par que fue montando un andamiaje silencioso aunque bastante visible para los buscadores de lo nuevo en la
literatura emergente, fue dejando caer sus pensamientos y la búsqueda de esa otra identidad que es la lengua del ser humano, en la poesía.

La poesía le sirvió a Bolaño para cruzar el puente de lo público a lo más íntimo. Si bien algunos trozos de su poesía se fueron colando en las revistas y antologías del momento, al final de su vida, y temeroso de que se perdiera entre otros caminos, juntó, editó y corrigió palmo a palmo la totalidad de esa obra lírica a ratos en prosa, a ratos en los versos más
limpios que podamos encontrar.  Aquí está ahora, por lo menos para nosotros, lectores de esta parte del hemisferio a donde los libros recién llegados traen a veces varios años de atraso, la poesía total de Roberto Bolaño, recogida en un solo tomo por Anagrama en 2007 y que hoy empieza a andar por las manos, las oficinas y los bancos donde se sientan los destinatarios definitivos de la isla, a saborear esa universidad desconocida que se funde y pueden ser la vida o la poesía.

Un pensamiento en “Un tal Bolaños.

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: