Democracia y subversión en el autobús.

Foto/Luis Felipe Rojas


Hice una vez más el recorrido Habana-Santiago de Cuba en una Yutong, china, reluciente, de las que no nos pertenecen a nosotros los cubanos sino a aquellos ‘aguerridos obreros’ del mundo capitalista que vienen a veranear a Cuba. Era una guagua de la línea Transgaviota, perteneciente al emporio turístico de las Fuerzas Armadas Revolucionarias en mi país.

Como esos ómnibus no deben regresar vacíos al oriente de la isla, entonces los hacen pasar por las estaciones terminales y allí recogen a los pasajeros que pasan varios días haciendo cola para moverse entre provincias. Esta vez si tengo que admitir, vergonzosamente, que con el gobierno de Raúl Castro ha habido cambios, superficiales (como dicen los políticos), epidérmicos (como dice la cubanología más rancia), pero ha habido cambios. Ahora en vez de envenenarnos con el reggaetón de turno o la última pasadita de Álvaro Torres por Europa (y que me perdonen los fans del salvadoreño), nos pusieron un concierto de Celia Cruz donde no se cansa de extrañar su tierra. Los extrañados eran unos jóvenes a mis espaldas que preguntaban por qué no la ponían. Cuando salimos del primer conejito en la Autopista Nacional, el chofer sorprendió con una selección de las mejores cien jugadas de las Grandes ligas, y vimos a Ordóñez y a José Ariel Contreras, a Canseco y Alex Rodríguez.

No me gusta la música edulcorada de Marco Antonio Solís, pero cuando lo aplauden esas multitudes latinas, me quito el sombrero y dejo mis remilgos para otra ocasión. En un homenaje que conforma el stok de todo chofer de ómnibus que se respete, Marco Antonio es saludado por el expresidente Bush y cuando se estrechaban las manos un repunte de infarto al miocardio vi en el rostro de un Teniente Coronel de las FAR que venía en la fila al lado de la mía.

Después el viaje se puso aburrido, pasaron unos cuantos programas made in USA nombrados Decisiones y Caso cerradol La gente se miraba anonadada ante esos latinos que balbucean el español y sin embargo ocupan negocios, son empleados de poca monta y son felices o lo aparentan. El viaje terminaba con un Caso Cerrado, especie de programa de participación en la vida íntima de la gente, donde un dominicano era acusado de explotar a una chica sub-normal, pero él, atónito, alegaba que no ha hecho nada del otro mundo, ‘si en Cuba te regalan una muchacha por 20 dólares’. El chofer fue bajando el volumen, unos miraron el paisaje oriental que se acercaba, la tarde caía y no nos dimos cuenta cuando el tipo del volante nos puso una película de robo de bancos. Estábamos hambrientos y con sueño, molidos por 700 kms de malas carreteras y peor servicio gastronómico, pero por 12 horas vivimos fuera del calor nacional y la televisión, que las caseritas y los obreros que se van a quedar sin empleo piden a gritos.
Ese también es mi país.

11 pensamientos en “Democracia y subversión en el autobús.

  1. Super!!
    Yo era asidua en esas guaguas pues viajaba mucho bisneando para sobrevivir y les tenia los horarios “adivinados”; otras veces los mismos choferes me daban la letra o me vendian el turno por debajo de la mesa y de verdad es que uno se cansa la mitad de lo que cansa un viaje en omnibus nacionales.
    Las peliculas y la musica eran de otro planeta. La gente se miraba entre si con aires de complicidad y al bajarse en algun servicentro (solo en CUC) los murmullos de “que suerte tuvimos y que viaje mas bueno” daban lastima, pensar que eso debia ser normal para cualquiera…

    Me gusta

  2. Que bien Luis felipe, tu siempre nos sorprendes con tus articulos, eres unico, una lastima que no sean semanal, por no pedirte a diario.
    Un abrazo hermano, con gente como tu hay futuro.
    Pedro Julio

    Me gusta

  3. Eso q cuentas es muy tipico de alla, recuerdo q en la estacion de gasolina cerca de donde vivia en Cuba, q pertenicia a una compania llamada Oro Negro, ponian las canciones de Willy Chirino a todo volumen por los altoparlante, en horas de la noche y eso era casi a diario

    Me gusta

  4. Entiendo perfectamente esa sensacion de “salida al mundo exterior”.

    Me recuerdo una vez que fui por veintipico de dias a Mexico DF por razones de trabajo y tuve la oportunidad de coordinar todo el viaje. Desde que me baje en el aeropuerto que me recogio un amigo hasta que volvi al final, todo ese tiempo de aislamiento de la sofocacion politica cubana solo fue interrumpido por un llamado de mi jefe desde la Habana para que llamaramos a la embajada a reportarnos … ocsa que hicimos y nos invitaron a pasar por alli para una actividad de no-se-que … a la que no fuimos.

    Es como vivir por un tiempo con la libertad de decidir por ti mismo sin presion social. Es vivir en el mundo !!!

    Me gusta

  5. Pingback: Penúltimos Días

  6. Coño !!!!!!!!!!!!!Luis Felipe, tu con tus palabras nos hace vivir lo que viviste ahi en esa guagua lol
    Asi es amigo mio, Cuando fui a Cuba pude viajar en un onnibus donde le cobran al cubano en MN lo que ganan en todo un mes .
    Como a mi me gustan los riesgos , use el Carne de Identidad de mi hermana y me fui a Santiago.
    Pude oir y ver muchas cosas, me toco sentarme al lado del chofer y veia como ellos y otra persona, creo era inspector, estudiaban un cellular de todas sus funicones, sus timbres y demas como algo novedoso, diria com un niño con juguete nuevo, como los choferes paraban cada sierto tiempo a recoger paquetes despues reducir la velocidad y pitar tres antes de de parar.
    En Contramaestre los vendedores invadian el onnibus con many, refrescos hecho en casa, bocaditos no se de cosa……
    en fin cada vez que te montas en una guagua tienes historia para contar.
    Pero definitamente hay mucha diferencia en las guagas que viajamos.PERO NO TE DESESPERES, UN DIA TODOS TENDREMOSEL MISMO DERECHO.
    EL MURO CADA DIA SE AGRIETA MAS.

    Me gusta

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: