Polémica antología.

Foto/Luis Felipe Rojas

Por la primera jornada de mi blog Exilda, mi esposa, me regaló este post que forma parte de varios articulos de ella no publicados aun.

Acabo de saborear por estos días un gusto y cierto resquemor a la vez la segunda entrega de la serie Antología de Caminos, esta vez se trata de ‘Raza y racismo’. Es una compilación que los editores de la revista Caminos, adscrita al Centro ‘Martin Luther King Jr’ prepararon con fines de ahondar en la problemática racial del momento en Cuba, una moda que no sabemos cuándo irá a parar.

La antología aparece cuando se ha convocado en Cuba a la celebración del Centenario del Partido Independiente del Color, fundado por Evaristo Estenoz y Pedro Ivonet en la primera década del siglo XX. En la antología de marras hay un texto que me ha parecido tendencioso y quisiera apuntar algunas cuestiones.

En el trabajo ‘Identidad racial de gentes sin historia’, de Yesenia Selier y Penélope Hernández se toma por sentado que nosotros, negros y mestizos de esta tierra tenemos una visión negativa y conflictiva de nosotros mismos, que históricamente hemos sido olvidados y marginados, pero que gracias a “la revolución del 59” logramos incluirnos social y políticamente.

Aparece otra vez así, un centro como el ‘Martin Luther Kin Jr.’ Que se encarga de promocionar el espíritu mesiánico del programa castrista para la nación cubana. Resulta que Fidel Castro y sus barbudos bajados de la Sierra Maestra han sido los que nos vinieron a salvar de la ignominia del racismo. Esto conforma ese plan que los teóricos del socialismo tropical amansan para la posteridad y buscar adeptos actuales.
Desde la óptica personal puedo dar testimonio de mis abuelos Oscar e Iris, inmigrantes caribeños de Antigua-Barbuda y Jamaica, respectivamente. Una mulata y un negro que vinieron en busca de fortuna o prosperidad y encontraron el amor, hicieron familia de cinco hijos y ayudaron a cimentar este pequeño pueblo: San Germán, perdido en la enmarañada geografía oriental cubana.

Su amor al trabajo, la pertenencia a una raza con patrones de peinado, bailes y maneras de comportarse hicieron de ellos personas respetables, también porque respetaban a los demás en una sociedad como la cubana de la primera mitad del siglo XX. Sus descendientes aprendimos que ser negro no es un lastre, un error y sí un orgullo. Ser negro se acompaña de una cadencia al caminar, al gesticular, un modo particular de preparar comidas y una manera distinta de llevar la historia de nuestros antepasados: los que atravesaron el peor crimen de la humanidad que fue la esclavitud. Eso no nos hace mejores que otros, pero nos hace distintos, y a mí, una mujer negra del siglo XXI, me supone una responsabilidad que llevo con total dignidad.

Los planos referenciales en los que se apoyan algunos críticos del racismo en la actualidad, en ocasiones los pone del mismo bando de los racistas más furibundos.

Antologías como la que ha preparado la Editorial Caminos, que responde a las buenas relaciones del cristianismo y la izquierda latinoamericana con el Estado cubano, son también una manera de la desmemoria inducida. El fenómeno de la integración racial no debe pasar por el tamiz de las falsas celebraciones ni los apuntalamientos de los errores del pasado.

La esencia, lo trascendental en el problema negro en Cuba será sacar a la luz las torpezas y poder contar con el ánimo de todos para que sea una sola de una vez: raza y nación.

8 pensamientos en “Polémica antología.

  1. El racismo por el color de la piel. Es flagelo tan viejo y que se ha incrementado con la revolucion, aunque no exista el documento oficial que lo muestre. Soy de raza negra -aunque prefiero decir HUMANA- y aunque naci despues de la revolucion, puedo dar fe por las palabras de mis padres, que antes del 59, mi familia jamas fue maltratada por el color de su piel. Mi padres, ambos de clase obrera, trabajaron bien duro, -lo cual no es nada criticable- porque mis hermanas y hermnanos mayores, salieran adelante y TODOS estudiaron en escuelas privadas y, segun me cuentan, sin recibir ninguna critica o maltrato de sus companieras de estudios en un 70% blancas. Yo -nacido en la revolucion- fui muy buen estudiante y estudie finalmente la carrera de Periodismo, donde por cierto, en el aula habiamos muy, muy pocos negros. Casualmente hubo algunos con notas y talento mas que notables, sin embargo no le otorgaron jamas la plaza para trabajar en la Television. Para ellos directamente radio o prena escrita. Yo me cole en el ICRT porque con el tiempo y -buenas relaciones- me adjudique una plaza como redactor de noticias. Aplique tambien en a;gunas para el ICAIC, pero alli no hubo posibilidad ninguna. Incluso cuando fui a las entrevistas, pude sentir la mirada indecente de mis entrevistadores blancos o mestizos renegados se su porcion africana. En el ICRT, tuve -y tengo- muy buenos companieros. Sin embargo, alli vi cosas muy feas en torno a otros profesionales con color de piel oscuras como la mia. Por no hablar de la no escrita prohibicion de ponernos frente a las camaras, salvo los casos -tapaderas- de excelentes periodistas como Juila Mirabal, Nila Capetillo, etc, a quienes se les permitia -?permite?- discretos minutos en pantalla, pero jamas la conduccion de un programa estelar, salvo el caso -limpia imagen- mas reciente de Irela bravo, a quien le dieron un programita de entrevistas con un formato obsoleto, un estudio malito y con un minimo de recursos. Sobre la presencia de artistas de color con protagonicos en las telenovelas, programas de TV o peliculas del ICAIC. Ya sabemos que si se trata de tematica esclavista, santeria o marginalidad o hacer el ridiculo no hay mas remedio, pero solo como pieza necesaria de atrezzo. En fin estas son mis modestas experiencias. Vivo en Europa y no en MIAMI y con relacion a esa ciudad del sur de los Estados Unidos , creo que en relacion a los medios difusion masiva, el problema racial es una asignatura tambien muy pendiente y digno de un serio analisis porque tambien alli esta sitacion resulta mas que penosa (por no decir obcena), lo cual no debiera reproducirse en la Cuba libre y democratica a la que aspiramos. Es solo una observacion. El Lapon Libre.

    Me gusta

  2. Buenas a todos:

    Me sorprendo porque cada vez mas veo como la solaridad entre los oponentes castristas, ha echado a un lado posibles divisiones provocadas por el régimen cubano.

    Mucho cuidado no se dejen separar artificial mente.Siempre hay discusiones pero hay que llevar al mínimo los efectos colaterales.

    Felicidades a todos (porque no?) en este nuevo año.Todos estamos pendientes de Uds alla en Cuba.

    Sinceramente,

    Julio Gonzalez Jr.

    Me gusta

  3. El racismo, la discriminación por cualquier motivo, no solo el racial, es un mal que aqueja a sociedades completas sujetas a milenios de manipulaciones.
    El problema de Cuba va mucho más allá porque el castrismo no solo discrimina a un sector de la población sino a todos los cubanos que no son más que ciudadanos de tercera categoría en su propio país.
    Para las mujeres la discriminación puede ser aún más desalmada e intensa que para la población masculina pues estamos sujetas a la discriminación y al rechazo por causas tan vanales como nuestra forma de vestir, de expresarnos, nuestra sexualidad o la labor o trabajo que realizamos.
    En particular sueño con una Cuba para todos, sin exclusiones ni discriminaciones independientemente de nuestros colores, pensamientos, instrucción y educación, profesión u oficio.
    Brillante este texto de Exilda y que sea la libertad humana plena uno de los atributos de nuestra futura patria.
    Feliz Año Nuevo en una patria libre.

    Me gusta

  4. Gracias Exilda y Luis Felipe por este año de constante lucha por mantenernos informados de la realidad cubana, por dejarnos aprender de su sabiduria y valentia.
    No estan solos, muchas gracias y que el proximo año se cumpla el mas querido de nuestros sueño, la libertad de cuba. Muchas felicidades..

    Me gusta

  5. Exilda: Que bueno que nos ha salido otro “diamante en bruto” dentro de los blogueros, muy bueno tu post y encierra una gran verdad, la discriminación que tanto se ha criticado por el gobierno y tanto han practicado ellos mismos, sigue adelante que estamos ansiosos de leer tus vivencias.
    Saludos

    Me gusta

  6. Exilda querida,
    Qué bueno poder leerte en este reducto de esperanzas que es el “Cruzar las Alambradas”! Nadie mejor que tú, por ser mujer y negra. Dejar plasmadas tus vivencias en estas páginas sería magnífico. Sabemos que por tu condición debes haber sentido en tí misma el racismo que el castrismo propagó veladamente en nuestra Patria. Es muy bueno que hayas comenzado a narrarnos desde tu origen. En hora buena.

    Me gusta

  7. todos sabemos que el unico problema que hay en cuba es que los malditos castros desaparezcan del mapa para que nuestro pais enpieze a vivir en una democracia y se hagan ellecciones libres para que todos juntos podamos vivir como personas ,como vivvimos aqui en el exilio,sin depender de nadie que nos diga lo que tenemos que hacer,que saben yesenia y penelope sin son unas burras anormales,estupidas que ni saben lo que hablan,abajo la dictadura asesina de los castros

    Me gusta

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: