Una trova sin trabas.

Foto/Luis Felipe Rojas

Esto me sucedió hace solo unos días, el 12 de enero. Deambulaba por la ciudad en medio del calor, buscando una buena foto para la bitácora y me avisaron que mi amiga Ivet María Rodríguez iba a presentar su disco en el Piano-Bar. Y allí me fui.
Fue una tarde espléndida, rodeado de amigos que hace años se me extraviaron o me han esquivado para no ser contaminados con esa lepra ideológica que es, en Cuba, ser un disidente ‘público y confeso’.
Conozco a Ivet desde hace muchos años, cuando guitarra en mano y bajo la sombra de un árbol se ponía a decir canciones y poemas para los obreros de la fábrica de azúcar de su pueblo, Báguanos. La conocí en medio de una escena conmovedora y fantasiosa. Ivet cantaba mientras los obreros caminaban, bajo el sol rumbo al trapiche. Ivet decía “no me mires de esa manera/ porque mi piel no es de madera” y un mulato apestoso a melaza, tiznado y con la mirada triste apilaba un bulto de cañas que habían quedado fuera de la báscula del central azucarero, pero la miraba a ella también.
Esa tarde del 12 cantaba en la aséptica sala del piano-bar holguinero, y sus canciones parecían acabadas de hacer. Varios años después de haber hecho sus canciones, una eternidad después de haber grabado este fonograma es que puede brindarnos el disco, ‘Gente de Fe’ porque la producción musical cubana va por un lado, la promoción por otra y ninguna de las dos sabe qué cosa es el mercado. Lo que acabo de hacer es traducir como puedo las palabras de Jorge Luis Sánchez Grass, quien tuvo a cargo la presentación del disco. Y es cierto, porque en Cuba es difícil conciliar la realidad de hacer un disco con los deseos de promover una canción inteligente.
¿Qué disquera apuesta por trovadores polémicos como Frank Delgado y Pedro Luis Ferrer? Comprar un disco acabado de salir del mercado te puede costar cuatrocientos pesos o tienes que esperar un quinquenio, a que salga de circulación y te lo vendan en moneda nacional a treinta pesos.
Ivet apostó por cantar los poemas de poetas de su aldea como Luis Martínez y Orestes González, por volver a repetir con esa voz dulcísima “escucha las tonadas de tu hija/ si la desesperanza te cobija”, una canción de su amigo Fernando Cabrejas. Ese no es un disco habanero, ni siquiera paseado por los teatros o pocos espacios para la trova en Cuba. Lo curioso es que fue grabado en la casa de ángel bueno, un trovador llamado José Aquiles, que tiene su ‘estudio’ enclavado en una empinada loma de Santiago de Cuba y con lo poco que puede ayuda a trovadores, raperos y otros músicos a hacer realidad un sueño: tener su propio disco.
El disco es una verdad con la que se salva el otro país, la Cuba que no sale en los periódicos. Esa tarde me fui de rones con amigos que siguen esta bitácora y con otros que creen en la verdad de los manuales de Marxismo. Le estreché la mano a un funcionario público que una vez me atacó por hacer una revista independiente –Bifronte-. Aplaudí a Ivet al lado de los poetas Rafael Vilches y Rolando Bellido, que son mis amigos por razones bien distintas, pero son mis amigos entrañables. Entre las cosas que agradezco de esa tarde, después de las canciones de Ivet, por supuesto, fue percibir la Cuba futura donde yo no voy a apedrear a nadie porque piense diferente a mí. Allí estaban los escritores a los que mañana no voy a excluir de las antologías literarias, si yo fuera el editor, porque crean en las palabras de Carlos Marx o Paulo Freire. Esos amigos, en la Cuba que sueño todos los días, podrán hacer una revista, un estudio de grabación, un documental sin que sus casas sean saqueadas por la policía ni nadie ponga sus nombres en la picota pública, como una vergüenza nacional.
Las canciones de Ivet sirvieron para la buena conversación al final de la tarde: ¿el idioma? Almafuerte, Neruda, Roland Barthes,la vida.

Foto/Exilda Arjona

 

14 pensamientos en “Una trova sin trabas.

  1. Amigos, me alegra verlos a todos. Esa foto nos retrata también a los que estamos fuera. José Luis Serrano, la memoria de aquellos rones. Fernando Cabrejas, que podría quitarse ese t-shirt y ponerse otro que diga cualquier cosa porque lo suyo no son ni han sido nunca las ideologías, por eso es autor de una “Canción del desaliento”. Bellido, con el bastoncito Nike en el pecho, lleva su t-shirt de Guevara por dentro, así son las cosas de las apariencias y lo que capta en un instante una foto. Vilches, mi hermanito nómada que la vida quiso que se posara en mi barrio, ojalá que por muchos años más. Y para ti, Felipe, el único realmente libre en esa foto, al único que se le ocurriría tomarla. Y más nada.

    Me gusta

  2. Que bueno es el aliento de la felicidad. Felicidades por sentirte bien en medio de tantas maledicencias.

    Igual opino que la tolerancia al derecho ajeno a pensar como se le antoje y actuar segun el derecho ajeno reciproco, no debe confundirse con el olvido al victimario. Eso de “perdonar ofensas” tiene un limite.

    El respeto al dolor ajeno tambien debe existir, por lo que la provocacion con vallas sea del lado que sea, tampoco debe tolerarse.

    Me gusta

  3. Mirian, con mucho respeto, ¿por qué no le das unos consejos de redacción y comprensión del medio a la Señora Regina Coyula del blog Mala Letra?
    La pobre esta de mal en peor, ya no solo ofende a los que no la enlazan como en un post que tuvo que retirar, también bombardea descriteriadamente sobre temas que realmente no comprende y su des criterio va en aumento.

    Lástima de espacio perdido, con tanta gente inteligente que anda en Cuba buscando una oportunidad para escribir en un blog y esta señora se da el lujo de malgastar ese recurso, invaluable para la oposición cubana, emitiendo tonteras que se le ocurren sin un análisis al menos mínimo de lo que escribe.
    Es una verdadera ofensa para la inteligencia de cualquier lector el blog de esta señora.
    Lamantable.

    Me gusta

  4. Bueno, a lo mejor el del pullover del Che asesino -valga la redundancia- no tenía otro que ponerse, si ese fuera el caso, preferiría que se hubiera retratado sin camisa. Pero en la Patria futura, querido hermano Luis Felipe, el “sanguinario” aunque sea post mortem tendrá que ser juzgado y no lo vamos a querer ni en los centros espirituales.

    Me gusta

  5. Por favor: no importa el pullover del Che, sé que Fernando cree en el Che y no debemos cuestionarlo, porque si no vamos a ser como los represores del régimen. Haríamos lo mismo que hacen con Luis Felipe hoy. Mi propuesta: yo estoy a favor de que se publiquen carteles con los “5héroes” como también quisiera ver algo de Orlando Zapata en la Plaza de la Revolución. Esa foto es genial: están los “oficialistas” junto a los “disidentes” así se hace la patria: Con todos.

    Me gusta

    • El pullover del asesino del Che es una mancha para esa excellente foto. Ya es hora de que despierten, esos sujetos como el Che Fidel y Raul, son los creadores bochornosos que manchan a la revolucion Cubana, el dia del ajuste de cuentas esta mas cercan de lo que piensan. ZAPATA VIVE!

      Me gusta

  6. Luis Felipe, aunque no comente a menudo; si te leo siempre. Interesante lo que nos cuenta de de la region Holguinera. No nos cabe duda de que manhana tendremos que demostrarle a los adversarios “ideologicos” que la democracia es superior a los regimenes totalitarios y sectaristas como el implantado en Cuba. Una de la forma de hacerlo es “perdonandoles sus ofensas” e invitandolos a participar en la reconstruccion de una Cuba donde quepamos todos.

    El dia de la libertad cada vez esta mas cerca. Apuesto por una Cuba con todos y por el bien de todos.

    Saludos

    Me gusta

  7. Hermosa tarde, como debieran ser todas las tardes, en cualquier lugar del mundo, en Cuba o en Venezuela, inclusive a la orilla del mar o del Orinoco. Un sólo país para el mundo; la tierra solidaria donde deberíamos vivir, pero lo real y duro es que, no es como soñamos y los poetas creemos en ese mundo edénico, quizás como lo fue el principio del tiempo, sin tiempo. Un abrazo, siempre te leo. Feliz Año 2011 y que venga el tiempo de ser libres. Teresa Coraspe-Venezuela.

    Me gusta

  8. A ver si me pueden hacer llegar un ejemplar de este disco: saludos para ti y para Ivet y por recordanos a Bifronte, cuyo primer número me llegó a Madrid. Saludos desde España,
    Alberto Lauro

    Me gusta

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: