Un negro liberto.

Foto/Luis Felipe Rojas


Conocí a Pedro Cruz Mackenzie en la preparatoria para entrar a la universidad. Eran los años difíciles de lo que llamaron Periodo Especial y, entre las clases, nos divertíamos recolectando naranjas, plátanos maduros y otras maneras de aplacar el hambre de aquellos tiempos. Su alto aprovechamiento académico y las destrezas para ‘colarse’ en las matemáticas y los experimentos químicos le granjearon fama en aquel lugar. Al terminar el curso fue de los privilegiados con una beca de Medicina.
Muchos años después lo he vuelto a tropezar, no se hizo médico ni pudo atravesar los claustros universitarios a ningún nivel, pronto se cansó de la miseria, de ir con los zapatos rotos al aula, la falta de un asidero real para incentivarse a estudiar y abandonó los rigores a medias de la universidad cubana de estos tiempos. Ahora vende mercancías de manera clandestina en la playa, se aparece con cualquier souvenir que intenta trocar por ropa para sus niños, algún artículo que luego pueda vender, y cuando puede hace trabajos por encargo y lleva y trae mercancías de un lado para otro.
Sin embargo se ha sumado a la lucha por las denuncias de las violaciones de los Derechos Humanos. Como la policía lo tiene entre ceja y ceja, él mismo denuncia a Cardet, jefe del Sector de la Policía en el barrio Melilla, en Santa Lucía, Holguín; dicho militar se encarga de procesar a los jóvenes desvinculados laboralmente y me cuenta que en contubernio con el Presidente del Comité de Defensa de la Revolución (CDR) del barrio Yamagual, tomaron la relación de todos los jóvenes que ?no quieren? trabajar ocho horas por seis pesos cubanos en la agricultura o la construcción, y según las notificaciones entregadas, ‘serán puestos ante los tribunales en corto tiempo’.
‘No tengo la lista de todos, incluido yo’, me dice Mackenzie en unas notas escritas en una hoja de papel amarillento, ‘algunos tienen miedo darme sus nombres, pero los que consiga, te los envío o te los doy por teléfono, dalo por seguro’, concluye.
Lo que pasa es que mi amigo de los años duros, Pedro Cruz Mackenzie, vive a la entrada del Polo Turístico de Guardalavaca, en Holguín, un reservorio especial para los extranjeros que deciden vacacionar en esta zona de Cuba. El control policial, la falta de empleo para quienes no son confiables al régimen para laborar en sus hoteles y el contraste entre el nivel de vida de los trabajadores de hostelería y turismo y los que no tienen acceso a la divisa fuerte o las regalías y propinas que reciben de los turistas es un abismo difícil de salvar. ‘Si me pasa algo ( se refiere a la cárcel) denuncia rápido para que mi mujer y mis niños tengan la visita de alguien de los Derechos Humanos’, esa es una de las frases finales de la carta de mi amigo Pedro, alguien decidido a no ponerse los grilletes de la esclavitud moderna.

15 pensamientos en “Un negro liberto.

  1. Me da rabia de impotencia ante tanta maldad por parte de ese grupo de bandidos al frente de un bello pais que es Cuba ,pero yo como nada puedo hacer directamente,pues cada vez que alguien me habla de la bella isla del turismo,y otros me hablan de cuba como un paraiso tropical pues aprovecho para explicarles la realidad que ellos por el corto tiempo que van no pueden conocer,al menos me desahogo diciendoles la realidad que se encuentra detras de esas bellas playas que ellos visitan y creo que una gota llena un vaso al menos algo debemos hacer.Que el santisimo nos ayude a salir de eso

    Me gusta

  2. Hay tres noticias, de las últimas que he leído, navegando en la red, que de alguna manera para mí se relacionan, como tres espejos enfrentados que se multiplicasen ad infinitum: La muerte de una niña cubana de doce años (cuyo cuerpo, en estado de descomposición, fue hallado, a mediados de mayo de 2010, en un basurero en las afueras de la ciudad de Bayamo), que “aparentemente” implica a tres turistas italianos por abuso de drogas y prostitución infantil. La semblanza Un negro liberto, escrita por Luis Felipe Rojas, acerca de Pedro Cruz Mackenzie, desertor del privilegio de una beca de Medicina (profesión con la que hoy tal vez hubiese merecido formar parte de alguna de las brigadas médicas internacionalistas, verbigracia, en la Venezuela bolivariana o en el Haití del terremoto y la peste que como ave de rapiña ha traído de vuelta a Jean-Claude Duvalier), devenido –a Cruz Mackenzie me refiero- prófugo de la legalidad socialista, es decir, hombre común, buscavidas. La última, aparecida en el diario español “El País”, uno de los periódicos comprometidos en divulgar la hazaña de Julián Assange, cuya filtración de miles de documentos secretos a través del portal WikiLeaks, según el propio Fidel Castro, puso “moralmente de rodillas” al Gobierno de EEUU; la más reciente noticia del principal diario de Madrid acerca de los papeles del departamento de estado, “retrata la corrupción en Cuba”. Pero, concluyo, no la corrupción de esa niña bayamesa a cambio de unas sucias monedas convertibles; ni la del negro liberto que para dar de comer y vestir a su familia trafica en los alrededores de la playa de Guardalavaca, apartheid turístico. No, esos papeles secretos, revelados por el portal de Julián Assange (ese personaje de guión hollywoodense) citan como ejemplos a ex ministros, un general y un miembro del buró político…Nombres no más, en medio de (cito) la generalización de prácticas corruptas en un sistema asediado por la penuria.

    Me gusta

  3. La triste historia de Pedro; la historia de miles de cubanos.

    Que desverguenza ha resultado la camarilla de los castro.

    Esta injusticia tendra que terminar mas temprano que tarde. Saludos.

    Me gusta

  4. Cada manana me siento ante la computadora esperando leer noticias acerca de la desaparicon de los tiranos de Cuba. No me importa como sea, Dios se los puede llevar al paraiso, pero basta, en Cuba no los queremos mas. En vez de ello cada dia leo sobre las vicisitudes de los cubanos, sobre sus sufrimirntos, sus carencias sus miedos; tambien leo sobre su valor y su constante incorporacion a la disidencia y eso me da esperaanzas pero me duele hondo porque se lo que les espera. Suerte para Pedro Cruz Mackenzie y paea ti , Luis Felipe, que Dios los acompane. (Lo siento por las faltas de las tildes, no conozco esta computadora)
    Un abrazo cubano lleno de FE y ESPERANZAS.

    Me gusta

  5. La historia se repite. Cimarrón pal’monte, libertad es lo que pide el pueblo cubano, basta de la nueva esclavitud verdeolivo! Los cubanos tienen que unirse y hacer huelga.

    Me gusta

  6. Buenas:

    Estoy del lado de Uds todo el tiempo.Me enorgullese saber que si hay valientes en Cuba lo que el régimen no quería que se conocieran en el país ni en todo el mundo.

    Sin animos autosuficientes, tenemos corajudos disidentes y opositores que han pasado la linea del miedo.

    El miedo aun se siente, incluso fuera de Cuba pero hacia adelante que los verdaderos cubanos saben pelear como aquellos mambises que se lanzaban en un caballo, casi encueros y con un machete como arma para atacar los escuadrones bien formados y con armas potentes de los españoles.

    Felicitaciones.

    Yo recuerdo a inicios del período especial que nos decían que los cubanos eramos cobardes que no luchaban en contra del comunismo como en Europa del Este y después la Union Soviética, si no que eran todos chivatos del régimen.

    Hubo que enfrentar muchos insultos pero hemos mostrado nuestra valía y en especial Uds los cuales subsisten heroicamente.No solo se puede hablar del coraje de los opositores y los disidentes, tambien no hay que olvidar a los que se enfrentan al sistema desde dentro del gobierno, arriesgándose al opinar sobre lo mal hecho y sobre los disparates del régimen.

    La mujer cubana allí peleando por traer todos los días un poco de comida que encuentra para alimentar a sus hijos y familiares sobre todo los ancianos.

    Felicidades a todos,

    Julio Gonzalez Jr.

    Me gusta

  7. Pero si el pretexto de la policía es que no trabaja;
    ¿por qué él no saca una licencia de “Desmochador de Palmas” o de “Rellenador de Fosforeras Irrellenables”?

    Como dicen en Oriente: “Pa ‘ taparle la vista al macho”.

    Me gusta

  8. En ese régimen, creo que ponen tras las rejas a las personas, sólo por existir…Todo eso da rabia y coraje; ¡qué pobres de espiritu son esos gobernantes y los CDR!
    Desde aquí, trato de comprender lo que no es fácil entender. Un saludo de Teresa.

    Me gusta

  9. Pingback: Tweets that mention Un negro liberto. « Cruzar las alambradas -- Topsy.com

  10. Una vez mas Luis Felipe , gracias por los minuticos que hablamos ayer, tu representas al cubano con esperanzas
    dentro de la isla, me dijiste que mi llamada te llenaba de aliento para seguir la lucha y yo digo por aca, hablar contigo es no perder la esperanza de una Cuba libre, ya viene llegando!!!
    Para mi tu representas lo que no hice yo por mi Cuba , por eso te apoyare en todo lo que pueda desde aca ,como te dije en nuestra conversacion en Cuba.
    Cada dia se unen mas a la lucha, hoy tu amigo Pedro es uno, ya te dara una lista y podras adicionara tu listado los que se declaran opositores a los asesinos Castros.
    Te mantendre informado por la via que use ayer me parece muy efectiva.
    Recuerdas que ya tienes ojos puestos en tu blog.
    No olvides, aun esperamos escritos de Exilda.

    Gracias y que Dios te vendiga a ti y tu familia,

    Me gusta

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: