Otra vez Alberto

Foto/Luis Felipe Rojas


Ahora es que puedo publicar este post que debió hacerse junto con el documental pero ya entenderán ‘allá afuerá’ por qué las demoras.
Hace un año escribí sobre Alberto Lairo Castro, un joven holguinero al que habían aplicado, allá por el 2007, una llave de inmovilización conocida como ‘Doble Nelson’ usada por las fuerzas de la Policía Nacional Revolucionaria para reprimir a la ciudadanía.
Alberto quedó inválido, la hospitalización prolongada le provocó escaras en la espalada y sus torturadores fueron absueltos dos veces. Caridad Caballero y Fidel García Roldán me llevaron a él, me mostraron una grabación hecha con una cámara fotográfica y puse la historia a rodar.
Un año después me decidí, alejado de aquel suceso, hacer un pequeño documental, sin otra pretensión que jugar con el tempo real, hundir la historia en la suciedad del ambiente, comprimir los sentidos contra las paredes desconchadas del minúsculo apartamento donde reside Lairó Castro y sacar a flote mi nuevo experimento audiovisual.
Lo grabé con una cámara Sony-Everio que me regaló Malena, un alma caritativa que cree en la máxima de Teresa de Calcuta: “hay que dar hasta que duela”.
El material tiene un sonido pésimo para el espectador menos entrenado, pero seguramente se quedarán conectados a Alberto, ese ruido que se escucha en ¿Por qué me golpeas? (el documental de marras) es el que aturde a este joven paralítico día y noche, vive a dos metros de una de las calles más céntricas de la ciudad de Holguín, en Pepe Torres, entre Martí y Frexes.
Por último, les cuento que viajé 800 kms entre San Germán y La Habana para poder colgar el documental en Internet, en Santiago de Cuba me fue imposible y gasté una fortuna en las tarjetas del cibercafé. Finalmente no pude hacerlo en ninguna de las dos ciudades, la conexión estaba malísima, de modo que recurrí a mi amigo Orlando Luis Pardo Lazo, a quien agradezco infinitamente su colaboración y elogios después de visionarlo. OLPL no pudo ponerlo en mi cuenta en You Tube, lo puso en la suya y de inmediato me llovieron las felicitaciones y agradecimientos. Dos holguineros que andan extraviados hace dos años por el Sur de Francia me reenviaron el enlace y se han dispuesto a distribuirlo entre los suyos, esa es una de las ayudas más eficaces.
De ningún modo podría imaginar que un documental mío fuera a ser visto nuevamente por cientos de personas, después de mi exclusión de los medios informativos de mi país. Ahora, gracias a la patria libre y ancha que es la Internet puedo preguntar con Alberto Lairó Castro ¿Por qué me golpeas?

11 pensamientos en “Otra vez Alberto

  1. Si ésto es lo que se puede ver…¡que no será lo que queda oculto por el silencio del miedo!
    Estoy de acuerdo en mostrar todo tipo de calamidad porque apelando a lo visceral se puede dinamizar la pusilanimidad de vivir aguantando lo soportable.
    Es tremendo, señores. Piensen que es su hijo, su hermano o su padre. ¿Qué harían?

    Me gusta

  2. Yo si los vi todos hasta el final. Tuve a mi papa auxiliandose de un palo largo tambien en muchas ocasiones q no podia ni pararse por la falta de los calmantes para los dolores, ya hace mucho q dejo de padecer dictadura y dolor.
    Al joven solo le puedo decir q no pierda su animo y siga haciendo los ejercicios q le recomiende algun fisiatra, algunos vuelven a caminar. Suerte.

    Me gusta

  3. Son pocos los abusos que se pueden publicar ,mucho mas que eso pasa en Cuba y el mundo no lo sabe, gracias Luis Felipe por tu trabajo, con defectos tecnicos y demas para mi tiene un valor muy grande,sabemos que trabajas sin recursos y por todo lo que haces es que te admiramos.
    siempre estamos esperando tu nuevo post
    No te he olvidado, pronto sabras de mi, tengo una situacion tensa en estos momentos pero tu situacion es mas dificil y sigues sin descansar, alla nos veremos.

    Me gusta

  4. Denotando con valentia las visicitudes y los abusos que el pueblo cubano tiene que soportar. Luis Felipe, eres un galardon de la esperanza, de la esperanza que un pueblo tiene de ser libre algun dia. Te apoyamos. ZAPATA VIVE.

    Me gusta

  5. Saludos a todos los comentaritas y especialmente a Luis Felipe Rojas. Es cierto que el documental tiene los errores técnicos de un principiante y una calidad de sonido bastante irregular, pero éso es justamente lo que da un valor testimonial, humano, genuinamente popular y creible. De lo contrario ?Qué esperan algunos aquí? ?Qué vaya Spillberg -o el bufón con talento Oliver Stone- con una HD en 3D a filmar los abatares por la supervivencia de un simple hombre de pueblo reducido -casi- a giñapo humano por “obra y gracia” de la fuerza policial de un sistema que se las da de ejemplo máximo de defensor de los Derechos Humanos? Por otra parte, pienso personalmente que !sí!, es necesario mostrar, y con toda dureza, TODOS y cada uno de los detalles de la difícil situación en la que sobrevive la víctima Alberto Lairo Castro -sobretodo para callarle la boca o romperle las siniestras coartadas a esos oportunistamente “ciegos” defensores del régimen-. De lo contrario hubiera resultado otro edulcorante documental de la manipualdora Estela Bravo o un “trabajito cinematográfico” -por encargo estatal- y cosechador de premiecitos “nacionales” de la (ex) fílmica de las FAR.

    Me gusta

  6. Alberto Lairo, vecino de Pepe Torres entre Frexes y Marti, se ve muy joven y tal vez por ello no llegue a conocerlo, de todos modos vivia muy cerca de donde yo vivi en Holguin, me duele por ser un cubano destruido fisicamente por los abusos policiales y por haber vivido en mi vencidad que lo hace casi de mi familia, viendote Alberto, comparo mi encierro por cinco anos en la Prision Provincial de Holguin, como prisionero de conciencia y si sufri no puede compararse con tu invalidez actual…Lucha hermano por caminar de nuevo si puedes lograrlo, pidele a Dios el milagro, es fuerzate si puedes y no te rindas…Que Dios te bendiga hermano holguinero y cubano, un abrazo Carlos

    Me gusta

  7. Tampoco pude terminar de verlo.

    Aunque lo entiendo como un testimonio-denuncia necesario, creo que para mostrar el abuso no hace falta exhibir en detalle las miserias e impotencia de la víctima, porque se cae en la morbosidad y esto provoca asco, no indignación.
    ————————————
    … y “Everio” la hace JVC, la de Sony es Handycam.

    Me gusta

  8. Querido Luis Felipe,

    Tengo que confesarte que he empezado a ver el documental y no fui capaz de acabarlo. Me resultó tremendamente duro.

    La culpa no es tuya. Es la propia realidad la que es durísima para Alberto Lairo.

    Me gusta

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: