Habemus papa?

Foto/Luis Felipe Rojas


Lo recibimos como a un Padre en esta tierra que custodia, con entrañas de dignidad y raíces de cubanía, la campana de la Demajagua y la bendita imagen de la Virgen de la Caridad de El Cobre (Pedro Meurice Santiago de Cuba)

Ya es comidilla de los medios informativos que BenedictoXVI el Papa post Juan Pablo II vendrá a la isla el año próximo. La visita encara un reto para tres actores esenciales de la Cuba de ahora mismo.
El primero es el propio Benedicto quien tendrá que lidiar con la varilla de salto, alta, dejada por su antecesor. Catorce años después todavía se recuerda una mar de gente gritando libertad, abrazándose como si fuera el día D y rogando ante la Virgen de la Caridad del Cobre más libertad para Cuba y para todos los cubanos.
El otro actor es la Iglesia cubana misma pues en la persona de su jerarquía eclesial, tiene el reto, sí, pero también la oportunidad de demostrar cuan popular es ante una masa de cubanos, cuan respetada es por las instancias de gobierno y que puede hacer mas allá de las promesas por una nación ensombrecida por la violencia contenida, la miseria en crecimiento y la desesperanza servida como plato fuerte cada día.
El tercero somos nosotros como pueblo, las cámaras y micrófonos del mundo entero estarán mirando qué pedimos y cómo lo hacemos, de aquí saldrá una bonita foto de lo que podamos hacer en un futuro, cuando nos cansemos de esperar de otros lo que podemos hacer con nuestras propias manos.
Aunque ya no está el guerrero que fue el Arzobispo Pedro Meurice Estiu, alguien tendrá que presentarnos como un pueblo que cada día cuenta con menos puestos laborales, una nación a la que han obligado a apretarse el cinturón (eufemismo utilizado para dominarnos) por una orden venida de la junta militar que nos gobierna, en fin, un país donde sus hijos no pueden gritar la palabra libertad sin que le aporreen la cabeza y los obliguen a dormir en pestilentes calabozos.
Aun así puede ocurrir todo lo contrario y en un abrazo verdeolivo y púrpura nos mostremos ante los ojos abismados del planeta como un rebaño dócil sin esperanza, sin sueños y para colmo sin agenda.
.

7 pensamientos en “Habemus papa?

  1. Luis Felipe:

    Es la primera vez que entro en su bloge y muchas gracias es la primera palabra que se me ocurre. Me ha gustado mucho lo que ha postado y la objectividad de sus analises. Siento como si de repente alguien criara un concepto y le diera cuerpo a mis percepciones. Encontré sensacional la forma en que describe la situación de Cuba en el articulo “Habemus papa? ” “…una nación ensombrecida por la violencia contenida, la miseria en crecimiento y la desesperanza servida como plato fuerte cada día….gobernado por una junta militar”

    Hasta ahora siempre que tratava de explicar a colegas, amigos y amigas la situación de gobernación de Cuba, me referia a una oligarquia, mas usted me ha proiciado el aceso al termino correcto , pues de una junta militar se trata. Este hecho, me hace también reflectir sobre nuestras representaciones sociales y lo condicionado que estamos por toda la ideologización de que fuimos y continuamos a ser consumidores. Cuando se habla de junta militar, para definir la forma de gobierno de cualquier país inmediatamente pensamos en lo que nos decian de Chile (por ejemplo), y claro nos parece que no se aplica a Cuba… mas después de leerlo, veo que de hecho la definición se aplica perfectamente.

    Estuve recientemente em Cuba (19 dias en Oriente), lo que mas me llamó la atención es el desamparo absoluto de la población y los terribles efectos de todo un proceso de destrucción de la economia. Lo que vi y oí me ha echo pensar que la situación no es el resultado de una politica economica incorrecta o de la incopetencia de la burocracia.

    Al mirar para los campos incultos, para la tierra donde el marabú manda, para la situación de los centrales azucareros, de las vias de comunicación y del transporte, además de hacer que mi corazón se encogiese, me despoletó una profunda desconfianza, sobretodo al ver las “medidas de abertura para permitir la propriedad privada”. El proceso es semejante al vivido en la ex URSS, ruina de la economia estatal, para de seguida abrirse la posibilidad de privatización protagonizada por los militares que estan en el poder, los únicos que realmente tendran capitales (oriundos de las actuales empresas cubanas de capitales mixtos que ahora dirigen) para adquir esas y outras empresas. El proceso, les garantirá el poder economico, en un nuevo cuadro de relaciones economicas, mas manteniendo la misma modalidad de poder politico.

    Todo el proceso actual de “entrega de tierras” a quien la pone a produzir es completamente feudal, y además muy bién pensado – dentro de 10 años, periódo en que finaliza la autorización de usufructo – el estado podrá retomar el control de esas tierras, tornadas lucrativas, por el esfuerzo sobre humano de quien se aventure a limpiarlas de marabú y ponerlas a produzir…
    Disculpe luis Felipe por la tirada, pues de hecho solo queria saludarle y felicitarlo, a usted e a todas las personas que contribuyen para que su bloge funcione. Un abrazo desde el otro lado del Atlantico

    Me gusta

  2. Pingback: #Cuba: Puede ocurrir que “en un abrazo verdeolivo y púrpura nos mostremos ante los ojos abismados del planeta como un rebaño dócil sin esperanza” |

  3. Cierto, Luis Felipe, hace falta acabar de marcar la diferencia y no esperar milagros foráneos. Si en algo han cambiado las cosas en Cuba desde la visita del Papa Juan Pablo II es que ahora en este país está más generalizada la corrupción, la desesperanza, la apatía y el escapismo. Bien que nos visite otro Papa o el Espíritu Santo, pero nada va a cambiar sin la voluntad de los cubanos en tanto opresores y oprimidos sean bendecidos por igual. Tendremos que forzar nosotros mismos los espacios y ser también exigentes con las autoridades católicas de este país, ya que según palabras del cardenal Ortega hay más vínculo de la Iglesia con el pueblo. Que lo demuestre.

    Me gusta

  4. de acuerdo con el comentario anterior, la solucion de Cuba no esta en manos de ninguna de esta gente.todo esta en despertar del pasto envenenado y desde dentro poner los puntos ,donde tocan. La iglesia no va a resolver absolutamente nada. solo conseguira columnas de humos para continuar entreteniendo al mundo y a los pobres de la tierra. muy buen articulo.

    Me gusta

  5. Querido Luis Felipe. A Cuba puede ir mil Papas; 600 social demócratas; 500 libre pensantes y no pasará absolutamente NADA porque el alma de corderos que nos han inoculado, por más de 50 años, no nos permitará una reacción más acalorada que la del cencerro verdo olivo a la hora de darnos de misera ración de pasto.atontador -ahora aderezado con “reformitas” de pan con timba- de conciencias. !Pobres de los pueblos-rebaños que tienen que esperar a que venga un Juan de los Palotes para alzar un poquito el balado, !Perdón! quise decir la voz

    Me gusta

  6. Excelente,creo que queda poco por decir. Solo reafirmar la idea de que ya es hora de hacer algo, aunque sea de empezar a tener una agenda definida,como dice el articulo. Basta de esperar a que sean otros quienes nos resuelvan el problema.Es la hora de la acción inteligente ,decidida y decisiva.La gran pregunta es como lograrlo,pues empecemos buscando las formas de informar al pueblo y de apelar a la verguenza de ver a la Patria sumida en semejante desastre para mover las conciencias y hacer ver que una Cuba mejor es posible.
    Un abrazo cubano y holguinero a mi compatriota por partida doble, Luis Felipe Rojas
    @La_Mano_Franka

    Me gusta

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: