Constructor en jefe


No quería comenzar el año de esta manera pero Fidel Castro sigue presente en nuestras vidas. Así de jodidos estamos y me temo que será de ese modo por mucho tiempo, aún después de sus alaridos finales.
Casi al caer el año 2011 el Ministerio de la Construcción (MICON) seguramente a solicitud de Machado Ventura, decidió conferir un premio especial dedicado a “La obra de toda una vida” al antiguo basquetbolista del Colegio de Belén.
Le ofrecieron un diploma lujosamente enmarcado y bajo un cristal antirreflejos, un arreglo floral y un mensaje con la confirmación de que todos los cubanos le estamos agradecidos de lo que nos ha legado, ¡Ja! Una chulería de las que se permite el mandamás de vez en vez.
Con este nuevo premio a FC me pregunto dónde metemos la información del turbado ministro de la construcción Homero Crab sobre la desastrosa situación del 70 % de los puentes del país. La vieja carretera central inaugurada en la primera mitad del siglo pasado solo recibe parches y remiendos. Muchas escuelas en el campo, de tosca construcción modelo Girón que fueron el orgullo del socialismo a la cubana están siendo remodeladas como centros penitenciarios semi- abiertos.
Los periódicos provinciales publican cada semana reportes fotográficos del mal estado de las vías en las ciudades del llamado “interior del país”. A la televisión cubana le quedan ya muy pocos lugares de la geografía citadina que se pueda presentar como una postal turística. Arquitectónicamente hablando la isla se cae a pedazos.
Pero como el premio le fue concedido a la obra de toda una vida es bueno refrescarles la memoria. Los llamados repartos Pastorita, en alusión a Pastorita Núñez, su ejecutora nacional, son un amasijo de hierros y mampostería que no le han caído arriba a sus usuarios de puro milagro. Ahí están sus ejemplares en Santiago de Cuba y Guantánamo. Yo he vivido en ellos, en más de una ocasión.
La heredad que recibimos de la arquitectura europea y norteamericana en materia arquitectónica fue destrozada a golpes de mandarria por orden del Constructor en Jefe. ¿Quién si no, es el culpable del exilio de egresados de la mejor escuela de arquitectura de la Universidad de la Habana? ¿A quién debemos la permuta nacional del módico chalet americano al engendro de las casas de bajo costo y por esfuerzo propio? ¿Antes de regalar apartamentos como jaulas de pájaros y bichos en los años setenta hubo otro modo de hacerse de una casa que no fuera por esfuerzo propio?
En apenas dos décadas hemos pasado de la segura casa de mampostería y acero a la sofocante habitación de plástico, extraído de los residuos del petróleo venezolano. A menos que el premio sea una burla al ex presidente cubano, no queda otra opción que verlo como un monumento a la adulonería del esclavo ante su amo.

8 pensamientos en “Constructor en jefe

  1. Este articulo refleja un exposicion veraz de la situcion de la vivienda en Cuba. Y denota ya la agotante espera de cambio y desesperacion del articulista. Luis Felipe, eres un exelente articulista y como decimos los que estamos del “otro lado del charco” KEEP IT UP”

    Me gusta

  2. refrescante oir la realidad sobre la propaganda del gobierno de Cuba. Felicito a Andrea por exhibir este blog de libertad de pensamiento. Un alivio leer este fresca franqueza. saludos.

    Me gusta

  3. ¿De qué se quejan? No los entiendo. En el espacio en que antes vivían cómodamente 4-5 personas desafectas a la revolución, echamos aquello abajo y logramos casa para unos 400 compañeros revolucionarios, con la ventaja de tenerlos a todos ahí localizados, en el edificio, con su CDR en la puerta de su casa.
    Ahora estamos analizando la posibilidad de poner paneles solares en las ventanas, o sea, clausurarlas, considerando que si en esa zona de la casa podemos aprovechar para obtener electricidad a bajo costo, mejor las aprovechamos para algo más útil, pues nos estaríamos ahorrando una buena cantidad de energía eléctrica que podríamos emplear para iluminar mejor los campos de golf que estamos construyendo. No olvidar que estos campos permitirán una buena captación de divisas.
    Los compañeros del comité provincial del partido, conjuntamente con los CDR de cada edificio, estan determinando qué hortalizas se han de sembrar en tiestos colgados de los balcones y sembrar arroz en los descansos de las escaleras, ya que el riego -por lo menos en los 2 primeros pisos- lo tenemos garantizado.
    Alguien por ahí propuso cercar la azotea y subir unas 10 vacas, a las que se les puede subir la hierba y el agua turnándose 1 dia cada departamento.
    ¿Ya ven? Cuando decimos que vamos a actualizar el socialismo, lo cumplimos! Solo esperen a que se den las primeras cosechas y convocamos a elecciones libres y democráticas.

    Me gusta

  4. Saludos a Luis Felipe Rojas. Un buen articulo. Todo un monumentos a los edificios con filtraciones y chapucerias de la entonces Cuba del campo socialista.
    Tremenda desilucion para los que creian en aquello!

    Me gusta

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: