Defenestrados

foto/ cortesia de Felix Reyes


Es como una promoción, pero al revés. Después de ascender unos mínimos escalones sobre la cabeza de los ciudadanos, los defenestrados del régimen tienen que bajar la montañita que creen haber trepado. Un pasito para adelante y tres para atrás, o para el lado. Es como un baile, pero borrachitos, desorientados, sin esa brújula de engaño que son un uniforme, un carne con letras rojas que dice PNR (Policía Nacional Revolucionaria) y una pistola Makarov de fabricación soviética. Sufren una orfandad que da espanto.
El Jefe de la Unidad de la PNR en San Germán provincia Holguín, 1er Teniente Manuel González Sera fue destituido de su cargo “por su actitud de incompatibilidad con el proceder de los cuerpos policiales” según informaron fuentes de la localidad. El ahora defenestrado jefe policial llevaba sobre sí acusaciones de los ciudadanos por la violencia con que procedía. Aunque no hay aún (y me atrevo asegurar que ni habrá) una comunicación oficial, al ex policía se le practicó un registro domiciliario donde se le ocuparon numerosas prendas de vestir, que presuntamente procedían de su relación con una ciudadana cubano-canadiense, delito grave en el reglamento militar cubano que prohíbe la relación de sus oficiales con extranjeros.
En el último año dos jefes de la unidad de policía han sido destituidos en San Germán, el otro de ellos, ex capitán Vladimir Aldana Rodríguez, cumple condena en un centro penitenciario de la provincia al igual que los policías locales Alexander La O y Herson Ramírez. Otros tres más han sido degradados o le han dado baja por diferentes motivos, todos relacionados con la corrupción policial y faltas calificadas como graves en el cumplimiento de su deber de velar por la tranquilidad ciudadana.
A mediados del año 2011 varias fuentes confirmaron la noticia de la encarcelación del Tte Luis Quesada, oficial Instructor Penal en seguridad del Estado, sitio infernal ubicado en el barrio de Pedernales, a las afueras de la ciudad de Holguín. Quesada se había jactado ante mí en una ocasión que estuve detenido de haber sido quien derribó la puerta de la casa de Cari Caballero para que sus camaradas de verdeolivo practicaran un registro. Aún no se sabe si ha sido sancionado por el delito de violación de menores y lascivia.
En la prisión conocida como Cuba Sí, en la carretera a San Germán, un Tte Coronel del la Contrainteligencia Militar (CIM) de apellido Monje cumple condena por el delito de corrupción y abuso del cargo. Parece una limpieza de los fosos sociales. Por la cantidad de casos que están reportándose desde varias provincias del país, muchos opinan que es una cabriola gubernamental.
Pero no hay que hacerse ilusiones, hay quienes se lavan la cara cuando andan con las manos llenas de sangre.

8 pensamientos en “Defenestrados

  1. Lo irónico de todo esto es que los principales ladrones, abusadores y violadores de todos los derechos ciudadanos que están en la cúpula, son los que sancionan a los que les quedan abajo. Esto es típico de las tiranías. Con esto quieren enviar un mensaje: »Yo, nosotros, los que estamos en el PODER, sentados a la diestra del principal tirano, (Ahora Raúl), somos los únicos que podemos robar, extorsionar, cometer fraude, y hacer todo lo que te prohíbimos que tú hagas«

    Me gusta

  2. Vamos a ver que pasa con estos desgraciados, ahora que estan en el tanque. Ahí hay muchos presos que les tienen ganas. Me parece que esos expolicías la van a pagar mucho antes de que caiga el castrismo.

    Me gusta

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: