Yonniel y Yaíma

Yaíma se baja de un avión de la línea Iberia dos veces al año y pisa suelo oriental en la isla. Es joven y piensa comerse el mundo de un bocado, No huye de la crisis actual, dice porque para ella la crisis verdadera es un vaso de agua con azúcar en cualquier noche de los años 90 del siglo pasado, o las horas de camino a pie para llegar al preuniversitario en el campo donde estudiaba. Dejó Cuba en lo mejor de su carrera como Logopeda, es decir, cuando podía aprender más. Pero aprendió en España sin dificultad y ahora se baja del avión dos veces al año, respira profundo y se va país adentro a repartir su tristeza o a decir que no es feliz, aunque lo parezca, dice.

Yonniel se sacó dos veces “la nueva lotería” para cubanos menos inconformes. Viajó a Venezuela como colaborador de la Misión deportiva (Primera lotería) e hizo a los adolescentes del estado Barinas en Venezuela levantar tan alto y tan bien las pesas que le ofrecieron extenderle el contrato por dos años más (Segunda lotería). Ha regresado de vacaciones a Cuba dos veces con algunos artículos para el hogar, sandalias brasileras, un reloj dorado, los dólares necesarios para no estresarse (por un tiempo) y unas libras demás. Parece un hombre feliz mientras arregla su nueva vida venezolana, sin hijos y con mujer distinta y recién estrenada.

Son dos exilios distintos y los mismos a la vez. Dos maneras de alejarse de Cuba para volver por motivos diferentes. Son cubanos de ahora mismo que se han llevado al país en una mochila y la han sembrado allí, donde lo piensan de lejos. Son cubanos de ahora mismo, esos que se deshacen de las ataduras a cómo pueden e intentan respirar más allá de la asfixia de la vigilancia diaria, aunque vivan opresiones distintas. Dos modos de buscar posición en la línea de arrancada. Dos cubanos de la vida post-Castro?

17 pensamientos en “Yonniel y Yaíma

  1. nadie tiene derecho a decirle a nadie como vivir la vida.

    aqui, alla o en casa del carajo.

    si usted se dice comunista y quiere quedarse en cuba, haciendo cosas de comunista, pues vaya bien y que la vida le tenga compasion.

    si usted se dice democrata, o derechohumanista, y quiere hacer cosas por el estilo, pues vaya bien y hagalas.

    yo deje cuba cuando me di cuenta que no iba a tener una vida alla, por mucho que esperara, trabajara, rezara, empujara o protestara.

    el que crea diferente, que le vaya bien. pero no me vengas a hablar de deber con la patria, de nacionalismo, de fanatismo y comemierderia que de eso ya tuvimos, y demasiado, por 50 anhos.

    Me gusta

  2. Pues te diré la verdad: Me siento muy seguro de la decisión que tomé de vivir en otro país. No me arrepiento de ello, al contrario, sigo creyendo que fue la mejor decisión que he tomado en mi vida.
    Los primeros años, cuando iba a la embajada cubana a renovar pasaporte, me decían: – “usted es un desertor- Y opté por olvidarme de la idea de ir a Cuba, pero, ¡oh sorpresa! Después de varios años, un día me dicen:, -“Oiga…¿usted no ha ido a Cuba?”- No, no he ido…¿puedo ir? Que sí, y que llenara una solicitud y quien sabe qué más. Me extrañó mucho el cambio, hasta pensé que se tratara de alguna encerrona para dejarme preso en la isla. Y no he ido, He sido capaz de conformarme con mantener la comunicación con familiares y amistades, y vivo muy bien, tranquilo, me ocupo de vivir honradamente, trabajar y ganar lo suficiente para vivir como me gusta y prepararme para una vejez digna, pagando aquí lo que corresponda, sin tener que recurrir jamás a las instituciones cubanas de salud.

    Me gusta

  3. Hay mira deja el drama que todos los que se van de aquí por X o Y motivos siempre retornan además de siempre querer regresar a Cuba y al llegar sienten el calor de su pueblo que los vio nacer y se arrepienten una y mil veces haber dejado su suelo creyendo encontrar uno mejor. Y los deportistas, médicos, y todos los que viajan por misiones, o por becas en el exterior siempre desean regresar porque llevan la cubanía por dentro, llevan su pueblo, su suelo, su ambiente y sobre todo llevan el sentimiento patriótico en su pensamiento pensamiento el cual nada ni nadie se los puede quitar. Así que no hables esas cosas que tu de eso no sabes absolutamente nada de lo único que tu sabes es de hablar basura en todos lados, por eso ya te dan por loco.

    Me gusta

  4. Y y Y eligieron su vida fuera de Cuba, es la base de toda emigración y es la manera en que se pobló este continente que una vez llamaron “nuevo mundo”. Hasta ahí no hay nada anormal, solo que en el caso de Cuba a todo migrante le llaman “exiliado” y cada intención, más que económica, tiene que ser política, aunque más del 90 por ciento de los que se van son por motivos económicos, nada políticos. Si así fuera, ¿por qué no se larga LFP?
    Gracias a Dios que ni la armienne ni el 100%cubano nos visitan, que la atmósfera sería irrespirable con tanto veneno que expulsan esos dos seres. Armienne, aquí somos libres y tu no tendrías futuro. ¿Ya viste los monumentos que tenemos en la Isla? Putas como tu se morirían de aburrimiento, le saldrían telas de araña en el bollo, en fin, te aburrirías un monton porque a los cubanos no le gustan las “tembas” ni “forradas” en billetes

    Me gusta

    • Salsagusana.com, con todo el respeto que usted merece:

      Al usted intentar clasificar a la emigración como “económica”, alegando que estas son las razones del 90 % de los que se van, usted está dejando de lado una buena parte del problema.

      Usted, desde su òptica limitada, únicamente puede alcanzar a ver las motivaciones para emigrar.

      Sin embargo, usted no toma en cuenta, quizás no conoce o no lo ha vivido, el tipo de relación que establece el Estado cubano con sus ciudadanos residentes en el exterior. A éstos se les priva totalmente de sus derechos políticos. Esto, a mi juicio, le da carácter político a la emigración cubana. Más allá de los motivos inmediatos que hayan motivado a cada cual.

      Por otra parte, ni usted ni nadie tienen los elementos para afirmar que el 90 % se fue motivado por razones económicas.

      Me gusta

  5. Pues yo no voy a Cuba nunca. Eso no me hace menos cubana.

    Llevo afuera más de 10 años. Fui con mi hijo de 1 año. Todavía lactante.

    La funcionaria de aduana me tumbó 5 dólares por dejarme pasar lo que a su juicio era una cantidad que excedía mis necesidades: pampers para un mes.

    Apenas salir del aeropuerto empecé a verlo todo feo, triste, polvoriento, lúgubre, apagado, la gente con la cara triste, arrugada, desdentada, oliendo mal, la ropa fea, las casas sin pintura, la comedera en la calle, los carros viejos, la misma escena de la gente en la autopista esperando desesperadamente un camión, con los billetes en una mano y el maletín con mercancía en la otra, los mosquitos, la carne recontracongelada de la shopping y recontracarísima, el puerco mosqueándose en las placitas, la absurda escasez de pescado, frutas y vegetales en un país tropical rodeado de mar, la gente metida en la vida de los demás, los sabiondos que pretenden darte clases sobre lo mal que está el país a donde te fuiste….

    Y al salir me quisieron cobrar un impuesto porque el niño, por ser extranjero debía hospedarse en los hoteles del Estado. Sobra decir que no lo pagué. Me planté en que “si él es extranjero y no pagó llamen a su embajada a ver cómo lo resuelve” y nos dejaron ir.

    Nunca más he vuelto.

    Me gusta

      • Pues igual. Me pregunto qué motivación tendrá alguien que se fue para estar metido allá cada dos meses.
        La verdad no lo entiendo.
        Te cuento, tengo un hermano que llevaba tiempo con que se quería ir. Logró llegar a Miami. En cuanto pudo empezó a ir a Cuba. Más de una vez al año.
        Yo le pregunté, ¿Pa´qué te fuiste? Dice que porque allá se va a fiestar con los amigos….¡Para eso te hubieras quedado! Como si no hubiera mejor fiesta en muchos otros lugares!!

        Me gusta

  6. Y y Y son parte de los miles de cubanos q no acaban de dar el paso y enfrentar a la dictadura para d una y por todas puedan ser libres de elegir donde vivir ….

    La tristeza muchas veces viene de esa necesidad de salir y no regresar … conozco miles de personas d otros países q han vivido fuera 10, 20 y 30 anios y se han regresado como … si nada a sus paises … pero en cuba eso es lo q les duele a la gente y en lugar de acabar con eso … tratan de agarrar al menos algo …

    Me gusta

  7. Todos no somos asi. Yo voy a Cuba cuando me es posible y llevo sandalias, tennis y una mochila y me ando toda La Habana de mochilera, me gusta hablar con las personas, y tomar fotos del desastre robo-ilusionario.
    Para mi patria es el pais que me recibio cuando sali de Cuba, el pais que me dio muchisimas oportunidades y abrio sus puertas. Cuba sigue siendo un lugar querido, pero un pais de gente muy triste, y enferma, en donde tengo familiares y amigos muy queridos.

    Me gusta

  8. Ah! Se me olvidaba algo muy importante: Patria es, sobre todo, donde no toque gente a la puerta de tu casa y; cuando abras, en lugar de decirte: “Buenos días” estén mirando descaradamente por encima de ti, para ver qué tienes en tu casa y ver quienes están ahí. O que lleguen 2-3 inspectores de cualquier cosa y todos juntos quieran entrar porque traen su reputo gafete de lo que sea. Esas son las cosas que más me resingan de Cuba y del gobierno castrista.

    Me gusta

  9. Es muy triste tener que dejar todo, tu familia, tu seres queridos hasta tu hijo para poder lograr un futuro mejor para ellos, en mi caso, tuve que dejar mi hija de 11 años pero al final logre sacarla y hoy es una profesional preparada para esta vida , En Cuba hubiera vivido con muchas necesidades y sin futuro alguno aunque hubiera ido a una universidad,
    He trabajado mucho para ella pero me siento satisfecha, luchamos ya por el futuro de nuestros hijos ya que nuestro futuro pertenecio al presente de hoy que difinitivamente pertenece aun a los esbirros Castros, el que no salio, ahi se quedo estancando ysinver futuro alguno.

    Me gusta

  10. La patria es donde uno se siente libre de movimiento, sin que te pidan el “carné de identidá” (así hasta con falta de respeto) donde duermas y comas y bebas bien, donde ganes un sueldo decoroso por lo que trabajes, donde con dinero consigas casi todo, donde tengas una computadora con internet las 24 hrs, donde con tu sueldo puedas comprar un pasaje de avion e irte a Cuba cuando te de la gana y llevarle a la familia algún regalo, y pagarte allá cualquier lujo que se te antoje, lujo que con el sueldo de un cubano de la isla es imposible. Donde consigas todo esto es la patria y de ahí lo mejor es que ni se te ocurra moverte…y ni pensar en regresar a vivir a Cuba mientras no cambien las cosas allá.

    Me gusta

  11. No me extraña que Yonniel y Yaíma hagan lo que hacen. Casi todos los jóvenes que logran salir del infierno de los hermanos Castro, hacen lo mismo. Regresan cada año al lugar que los vio nacer, sin que les importe mucho el sacrificio que tienen que hacer para afrontar esos gastos. Al final, pasan unos días de cumbanchas y regresan a vivir una vida sin patria más allá de los mares. Pero ni allá ni en su verdadera tierra se sienten felices. Se trasplantan cada año, como árbol ambulante. Lo siento mucho, porque al final, irán envejeciendo sin llenar sus ramas de abundantes hojas verdes. ¡Qué lástima, verdad?

    Me gusta

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: