Dos tristezas, dos ciudadanos, dos países

De vez en vez en las conversaciones de los cubanos sale a relucir la incógnita de cuándo nos convertimos en dos países, dos ciudadanos, dos modos de divertimos, sufrir o vivir, simplemente. Hay quienes que dicen que fue por el año 1 989, cuando las utopías y las inocencias se dieron de bruces contra el vano de un muro que no existía hace mucho tiempo.
En Cuba, los sabihondos del barrio aseguran que fue por el año ‘92. Comienzan las discusiones y con ellas los mapas versionados donde la calamidad individual se une sin costuras visibles a la calamidad colectiva. Si hubo un Período Especial… cómo se llamó el anterior?
Dos modos de hacer turismo: las playas vedadas a los cubanos y unas cabañas de palo en el ‘campismo popular’ para la vanguardia socialista y proletaria; un manojo enorme de canales en la televisión satelital de los hoteles de lujo y ese insulto televisivo, versionado en cuatro misiles que repiten lo mismo cada día y no hay quién se los dispare; aviones, autos y autobuses confortables y seguros contra vehículos re-parcheados y atornillados a la nostalgia de los años cuarenta; doble alimentación: la que debe consumir cualquier ser humano, sin que para ello deba prostituirse y la otra, esa que nos vendieron envuelta en el más criminal racionamiento colectivo (un aceite apestoso para lubricar las tripas, granos y algo de azúcar parda) y que aceptamos como un acto de subsidiaridad estatal sin precedentes históricos. Un parlamento, un partido Único que juegan a gobernar, que sueñan con el respeto y reconocimiento popular y se hunden en la máscara anónima que les desangra en la peor corrupción, cuando del otro lado los
ciudadanos-hormiga levantan los cimientos de una sociedad civil que más temprano que tarde terminará imponiéndose. . . si logra escapar de las golpizas, la prisión y el escarnio público.

Dos modos de aplaudir: aceptando todo con resignación, apretando los dientes y cerrando ojos y oídos ante los monigotes de turno, diciendo que sí, pero que no, diciendo que no, pero que Sí. Gritamos alto en la plaza, a rabiar, hasta despellejarnos las manos de tanto odiar y envidiar al vecino, pero mascullamos nuestro fracaso frente al fogón de leña, en silencio, para que no se nos escape la última cuota de respiración, como al que le duele la vida, como el que tiene la gran culpa.

5 pensamientos en “Dos tristezas, dos ciudadanos, dos países

  1. Luis Felipe, es evidente que cada dia que pasa tus articulos son mas refinados, eres un orgullo como Oriental, para tu familia, y para tus amigos y colaboradores.

    Me gusta

  2. La foto de Isabela de Sagua la tomo una amiga del administrador del blog que en 2011 recorrio la costa norte de Las Villas por los pedazos de mar y costa que el gobierno deja para los que no son extranjeros y turistas Por eso se puso esa foto en el blog para mostrar la cuba que pueden ver los nacionales (alla nadie que no sea extranjero o vaya de visita con mucho dinero puede ir a los hoteles de la cayeria norte y Varadero Santa Lucia etc.

    Me gusta

  3. Y tambien dos prensas,una cobarde,mentirosa,plegada y pagada por el repugnante regimen que solo convierte o trata de convertir en noticias las orientacioes de “arriba” y otra incipiente,con casi ningun recurso a su alcance,solo con un muy pequenio espacio en las redes sociales,valiente,decidida y con el ya imparable proposito de dar a conocer dentro y fuera de Cuba,la verdadera realidad de su pueblo,esa que tanto el regimen como los que se hacen llamar periodistas,tratan de ocultar y adulterar con mentiras…….Saludos

    Me gusta

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: