Cuba no importa o no cantemos victoria… todavía*

Yoanis Sánchez sale de Cuba .- Foto AFP

*Por Amir Valle

Lo siento… no puedo cantar victoria sólo porque (¡¡¡al fin!!!) Yoanis Sánchez, Eliécer Ávila, Rosa María Payá y otros que, seguro, lo harán en los próximos meses, ya pueden viajar sin el humillante permiso de salida. Leo que mucha gente se alegra y canta victoria y abundan frases como: “vencimos esta batalla”, “le dimos una patada en el c… a los Castro”, “ahora, en libertad para entrar y salir de la isla, la oposición puede hacer una fuerte campaña en el exterior”…aún cuando todos estos y otros “cambios” son puro maquillaje que convienen más que nunca antes al régimen de La Habana.

Repito aunque suene alarmista: no creo que sea hora de cantar victoria. Jamás una dictadura, y menos la cubana, da su brazo a torcer. Un régimen que se reacomoda para garantizar su futuro (es eso y no otra cosa lo que hoy sucede en la isla) no da pasos en falso. Eso lo tengo bien aprendido. Y sé bien que para dar esos pasos que el mundo cataloga como “cambios”, aunque hayan sido obligados por algunas circunstancias, ya los cerebros del poder en La Habana tienen que haber establecido sus estrategias nacionales, elaborado sus conexiones con otros poderes similares en el resto de mundo, colocado sus peones en el nuevo juego en el que ellos ya han previsto bien las posibles y futuras jugadas.

Uno de los errores más recurrentes que hemos cometido los cubanos durante estas cinco décadas es regodearnos en supuestas victorias contra el totalitarismo castrista que, como ya la historia misma ha demostrado, esa dictadura no ha tardado en moldear demostrando cuán tontos fuimos creyéndonos vencedores.

Y es bajo ese impacto que, desde que anunciaron hace ya un par de años que modificarían la ley migratoria, he venido hurgando en ciertas fuentes históricas que muestran las estrategias de las dictaduras de izquierda contra la oposición política; he estado removiendo con mis preguntas la experiencia de antiguos analistas políticos del bloque socialista; he fastidiado con algunas encomiendas investigativas a colegas periodistas de varios países donde el “asunto cubano” todavía aparece de cuando en cuando en las noticias.

Los cubanos que queremos un verdadero cambio democrático en la isla, ¿estamos preparados para enfrentarnos a algo como esto?”, me dije cuando leí las anotaciones que he hecho en todo este tiempo de investigación.

Y es que la dictadura juega cartas que ya conocía pero a las que no había tenido que echar mano tan concienzudamente como, seguro estoy, lo está haciendo desde el 14 de enero de este 2013 cuando se hizo efectiva la nueva ley migratoria.

 

2 pensamientos en “Cuba no importa o no cantemos victoria… todavía*

  1. Asiste la razón a Amir Valle con tener esta suspicacia, esperemos, sin embargo, que los cubanos sí estemos preparados para enfrentarnos a los nuevos conjuros de los hechiceros de Birán.

    Me gusta

  2. “Los cubanos que queremos un “verdadero cambio democrático” en la isla, ¿estamos preparados para enfrentarnos a algo como esto?”
    No, definitivamente.
    Le comillo su “verdadero cambio democrático” porque usted comilla los “cambios” del gobierno que -como los suyos- son ajenos a la autentica voluntad del pueblo.
    La parte más frustada y decepcionada de la población civil, se están refugiando en las iglesias como buscando un milagro.

    Me gusta

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: