La masacre del río Canímar: 34 aniversario

rio-canimar

Por Enrisco

 Hoy 6 de julio se cumple el 34 aniversario de lo que se conoce (muy poco por cierto) como “la masacre del río Canímar”. Porque 14 años antes del hundimiento del remolcador “13 de marzo” hubo un acontecimiento casi idéntico del que el régimen cubano salió mejor librado incluso que del crimen de 1994. En los mismos días en que todavía se estaba produciendo el éxodo del Mariel tres jóvenes intentaron secuestrar una embarcación turística en el área de la bahía de Matanzas tripulada por entre 60 y 100 personas. Mientras intentaban escapar fueron perseguidos y ametrallados por las autoridades y luego hundidos. El número exacto de víctimas todavía se desconoce aunque se fija alrededor del medio centenar de personas, entre ellas un número indeterminado de mujeres y niños. (“El número preciso de víctimas quedó en secreto, pero se cuentan al menos 56, incluyendo niños de 3, 9, 11, y 17 años” nos dice un informe de Archivo Cuba). Sólo sobrevivieron diez personas y se rescataron 11 cadáveres.

Su importancia, digamos, “histórica” es que nos sirve por una parte para determinar que el hundimiento del remolcador “13 de marzo” no fue un hecho aislado sino apenas uno de los puntos más sobresalientes en una política sistemática encaminada a reprimir por todos los medios –incluido el asesinato- a los que intentaban escapar de la isla. La otra es que explica mejor el hundimiento del remolcador al funcionar como una suerte de ensayo general: quien tomó la decisión de hundir el remolcador (y dada la transcendencia de la decisión lo más lógico es que fuera el propio Fidel Castro) debió recordar la escasa repercusión internacional de la masacre ocurrida catorce años antes y pensar que, en efecto, serviría como gesto intimidatorio a nivel interno sin que el precio a pagar en términos de relaciones públicas fuera demasiado caro.

Por si quedaran dudas del nivel de implicación de las más altas autoridades del país en el crimen debe saberse que a Julián Rizo Álvarez, quien era el secretario del Partido Comunista de Matanzas y dio la orden del ametrallamiento, lo ascendieron cinco meses después a la Secretaría del Partido Comunista a nivel nacional en el II Congreso del PCC.

 

CONTINUAR LEYENDO

Este post apareció originalmente en el blog de Enrisco, el Domingo 6 de Julio de 2014.

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: