Una muñeca abandonada… a las puertas de Miami

7

Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

Artefactus Teatro ha tenido a bien recibir en su sede del suroeste de Miami a Ariel Bouza y su equipo, el lujo de este abril es que traen desde La Habana Historia de una muñeca abandonada, una versión libérrima de Norge Espinosa sobre el texto del dramaturgo español Alfonso Sastre.

Me fui bien al sur de Miami, a ver por segunda vez en mi vida esta Muñeca… -ya lo había hecho en Camagüey una vez- y al parecer han usado un pulimento especial para conservar la gracia con que Paquita y Lolita juguetean con la ambición, el amor, la envidia y la piedad en una armazón teatral que pone la actuación por encima de las falacias que tan a menudo vemos en los tiempos que corren.

Ariel Bouza (Teatro Pálpito, La Habana) dirige sus acciones entre el drama, la risa y la reflexión para llevar a los espectadores a situaciones en que deben decidir por héroes y anti-héroes, pero no se puede estar en el medio. Esta pieza que Bouza lleva a escena desde 1999, tiene el incentivo de la ambivalencia: puede ser vista y gozada lo mismo por niños que por adultos. La versión de Sastre: clásica, hierática, bien plantada en la historia del Teatro moderno, se rejuvenece con la puesta de Buza y el empuje de Pálpito.

Gleris Garcés (Lolita) se lleva los aplausos. No por ser un jovencísimo actor carece de maestría. El manejo de los atuendos y muñecos, la conversión de las voces y la proyección que pone en los tonos para llegar al último asiento le granjean la simpatía de los espectadores desde el momento mismo en que sale a escena.

Con la versión del crítico, dramaturgo y poeta cubano Norge Espinosa sucede algo sorprendente, pues nos llega de la mano probada de Sastre, que a su vez viene tamizado por la sombra de El círculo de tiza caucasiano, la conocida obra de Brecht. El resultado sale ileso entre esos dos excelentes escritores que fueron referentes obligados de la dramaturgia del siglo XX.

Ambos actores, Bouza y Garcés, lucen el esplendor de las palabras que no van al vacío, el teatro siempre ayuda a la gente e Historia de una muñeca abandonada  salva a los espectadores. Esta mañana del sábado 4 sólo éramos cinco personas en el público, invitados a jugar y a disfrutar de unos artistas que se lucen por la dignidad en la actuación. Los vi como si actuaran a teatro lleno, en un juicio final  -que lo fue- porque cada puesta es un juicio en que le va la vida a los implicados en este sueño: desde la señora que barre las lunetas hasta el director, que encabeza la lista en los promocionales.

Los invito a que lleguen hasta Artefactus Teatro, la sede donde Teatro Pálpito está celebrando la fiesta de las palabras y los gestos. Es en el 12302 SW 133 Ct en Miami.

Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

                                                Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

2

                                             Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

3

                                                   Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

4

Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

5

                                             Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

6

                                                Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

8

                                             Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

10

                                       Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

11

                                                        Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

12

                                            Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

13

                                                Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

14

                                               Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

15

                                               Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

16

                                                        Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

17

                                                      Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

18

                                             Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

19

                                      Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

20

                                        Historia de una muñeca abandonada, Teatro Pálpito. Fotos LFRojas.

2 pensamientos en “Una muñeca abandonada… a las puertas de Miami

  1. Excelente pieza para niños y adultos. Este es el teatro que hace falta en Miami. Un teatro con carne, vida, en el que el talento prime. Felicidades al equipo de trabajo y que vengan muchas más puestas. El público los estará siguiendo. Buena suerte!!!!

    Le gusta a 1 persona

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: