“Amor fatal”, los acertijos de Magali Alabau

La poeta Magali Alabau firma ejemplares de su libro "Amor fatal" en la tertulia La esquina de las palabras, Coral Gables, Miami.

La poeta Magali Alabau firma ejemplares de su libro “Amor fatal” en la tertulia La esquina de las palabras, Coral Gables, Miami.

Un poeta escribe para deshacer acertijos, para vender y comprar otras preguntas. La poeta cubana Magali Alabau vino hasta Miami este viernes 10 de marzo para leernos de su libro “Amor fatal”, (Betania, 2016). Lo hizo en la tertulia “La esquina de las palabras”, que fundó y conduce el poeta Joaquín Gálvez en el Café Demetrio, de Coral Gables.

Alabau, una actriz de teatro que no se decidió a escribir casi hasta las puertas de los 40 años de edad, es dueña de una voz que desliza las palabras para contar una historia perdida en ese Norte que nos buscamos todos en el exilio –en todos los exilios. El sentido de brújula con el que sopesa cada ritmo se vuelve una necesidad. “Poesía es fundación mediante la palabra y en la palabra”, afirma Heidegger cuando se empina sobre la poesía de Hölderlin, y es precisamente en ese tono en el que Magali Alabau se ha propuesto edificar y ‘nombrar’ su feudo, por muy pequeño… o sonoro… o grande que nos parezca. No hay otro asidero que no sea la palabra.

“Este cuerpo extraño/ qué es durante el día,/ sino gestos sin voluntad, oración que comienza/ y no termina”.

¿Qué es aplaudible en una poeta que baja la cabeza para darse a los demás, para no mirar atrás y seguir a esas voces que la jalonarán de por vida? Nada, podemos responder si entendemos el oficio antiquísimo y refundado una y otra vez a base de enterramientos de otras voces, de otros autores.

El desliz de la amistad, el desliz de la costumbre, el falso amor y la violencia llenan este libro como una riada. En la voz de Magali parecen accidentes y no atributos de los seres humanos. Es un texto sin maquillajes y es lo que hay que agradecer. “Te oigo detrás de mí/ machacando supuestas predicciones. // Me río de ti, sí, me río”, dice a la muerte.

Alabau reside en Nueva York y es autora de una decena de poemarios entre los que destacan “Hermanas”, Premio poesía latina 1992; “Electra, Clitemnestra” (Ed. El Maitén, Chile, 1986) y “Hemos llegado a Ilión” (Betania,, 19922), entre otras.

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: