‘Pasajeros’: una metáfora del Viaje sube a las tablas en Miami

Los actores de 'Pasajeros": de izq. a der. Christian Ocón, Lily Rentería, Lida Morales y Mauricio Rentería. (CORTESIA Miami Factory Theater.

Los actores de ‘Pasajeros”: de izq. a der. Christian Ocón, Lily Rentería, Lida Morales y Mauricio Rentería. (CORTESIA Miami Factory Theater.

He vuelto a publicar en el portal Diario de Cuba. Desde ahora en adelante lo haré con más regularidad, casi como lo hacía hace 5 años, cuando aún no era un exiliado.

Tuve la suerte de asistir a un ensayo de la obra teatral “Pasajeros”, una versión dirigida por el talentoso joven cubano Erom Jimmy Cuesta. Vi a los actores bufear, escupir y sudar en una hora y treinta minutos de rigor. Miami volvió a nacer en mis ojos, porque me ha devuelto el teatro que una vez perdí. Aquí los dejo con la reseña para DDC.

El joven dramaturgo cubano Erom Jimmy Cuesta se ha atrevido con el clásico del siglo XX Un tranvía llamado de deseo, de Tennessee Williams, echando mano de su creatividad para traer a la escena de Miami Pasajeros, un cúmulo de emociones que estrenará el próximo 21 de septiembre.

Cuesta se ha hecho de los hermanos Lily y Mauricio Rentería para los roles de Blanche y Mitch respectivamente; para la esquiva y paciente Stella ha conseguido a la joven actriz cubana Lida Morales, y para el horcón de la casa-teatro, al actor nica Christian Ocón.

A buen puerto han llegado. Solo faltan pocos días y la obra está a punto.

Jimmy Cuesta, director del Miami Factory Theater, ha convertido el viaje de Blanche a Nueva Orleans en el gran Viaje de todo emigrado, y esto no es una metáfora en un lugar como Miami.

Quienes asistan a las puestas que se sucederán en el Black And White Box Theater, del 1997 del SW 1Th St de Miami, podrán ver la síntesis apretada de lo que el propio director ha denominado como su “teatro del límite”.

Anoche, el ensayo general se llevó a cabo en una sala más reducida que lo que comúnmente denominamos de “pequeño formato”. Las sillas para los espectadores estaban pegadas a la pared, en una especie de isla interior preparada por Cuesta para que los espectadores tuvieran un punto de vista variado: “cada lugar tiene una puesta en escena completamente distinta”.

“Estamos obligando, a nivel de discurso, a darnos cuenta de que según donde uno se posicione, así va a tener un criterio sobre las cosas”, ahonda Jimmy.

PARA SEGUIR LEYENDO SIGA EL ENLACE EN DIARIO DE CUBA

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: