Algunas carnes que comí en Cuba

Posted on Actualizado enn

Majá cubano

Me animé por algunos amigos a hacer mi lista de carnes -prohibidas o no- que comí en mis 42 años en Cuba. Aquí relaciono también otras que quizás no les sean tan apetitosas, ahí van:

Jutía, ovejo (la cabeza y los testículos), majá de Santa María, paloma,  tojosa, garza (blanca y gris), ancas de rana toro (y más arriba de las ancas), bijirita, pichilinga, gorriones, anguilas de río, camarón de río (les dicen viejitas), biajacas, claria (los filetes son exquisitos), tenca (el pez más apestoso que pueda existir), cangrejos (moros y de todas las variedades que pasaran por frente al camino a la playa donde viví un tiempo), curiel (un roedor conocido como cuy, cobaya, conejillo de Indias y otros), del puerco (las tripas tejidas y luego hervidas; la sangre coagulada en morcillas, los riñones, la lengua y hasta el grito), de la vaca… todo, y cuando digo todo mis amigos saben qué cosa tan horripilante de la vaca me comí asado una noche), pez gato (parecido a la claria, pero más amarguito), búfalo y sus derivados (en San Germán hacen un queso para morirse). Luego están todos los derivados de la “carne” que venden por la libreta de racionamiento).

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s