‘Mujeres refugiadas’: pauta de una cubana en Brasil

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La antropóloga y estudiosa cubana María Ileana Faguaga Iglesias se encuentra entre las ocho mujeres retratadas por el experimentado fotógrafo Victor Moriyama.

“Mujeres refugiadas” es la muestra que abre este lunes en la ciudad de Sao Paulo, Brasil. Faguaga Iglesias participa del  proyecto de dieciséis retratos -dejándose fotografiar-, dejándose llevar por las herramientas investigativas de la activista y abogada en Derechos Humanos Gabriela Cunha Ferraz  para llevar a buen puerto esta idea: la de mostrar la vida de mujeres que reciben asilo en Brasil o están en trámites para recibirlo, como es su caso.

Cruzar las alambradas conversó con la historiadora, etnóloga y antropóloga cubana. Faguaga tiene una maestría en Antropología Sociocultural y ha colaborado con decenas de revistas en temas como la problemática racial en Cuba, el feminismo y las religiones de origen africano en el continente. Ha sido colaboradora también de las revistas Islas y Neo Club Press. En la actualidad es profesora de Lengua española y Cultura caribeña en en la ciudad paulista.

¿Cómo entras en el proyecto de Gabriela, cuando te refugiaste y de dónde viene una ‘fotografiada’ como la que eres?

Gabriela es abogada y no sé si pueda calificarla como feminista, mas me consta de su implicación con las problemáticas de la impuesta subordinación patriarcal y de su denuedo por hacer algo al respecto para contrarrestar esa situación.

Nos conocimos en Cáritas. Durante un tiempo coincidimos allí, donde ella era abogada y yo acudía como solicitante de refugio. Así nos fuimos conociendo y acercándonos. Ella se interesaba por mi situación, sola en un país donde hay muchos cubanos pero muy pocos en mi condición, donde claro que no puedo acudir a la comunidad cubana pues tienen otra proyección.

Ella estaba interesada en visibilizar a mujeres refugiadas, especialmente africanas y afrodescendientes, en situación de refugiadas o de solicitantes de refugio. Lo cual es importante en un país con alto índice de racismo antinegro.

Así nos conocimos, nos acercamos, dialogamos cada vez más porque yo incorporé como antropóloga la situación de las mujeres afro refugiadas en Brasil. Ella tuvo la idea del proyecto fotográfico y yo, después de pensármelo un poco, terminé aceptando hacer parte.

Finalmente y aunque ella ya no trabaja en Cáritas sino en Brasilia, terminamos más que como colaboradoras, como amigas. En la distancia mantenemos el contacto.

No llegué a Brasil buscando refugio. No salí de nuestra isla con la idea expresa de no volver. Sí estaba en una situación de fragilidad psicológica y emocional y, por supuesto, material. Con todo, y pese a las tantas presiones, seguía produciendo intelectualmente. Por primera vez las presiones que yo había padecido por años y que en los últimos tiempos arreciaran, tocaron a mi familia, incluso a mi madre directamente. Por primera vez temí por las vidas de mis seres queridos y ellos por la mía. Era el momento de poner alguna distancia, mas pensé que era solo por unos meses. Sólo que en Brasil me negaron el derecho a la prórroga del visado por más de un mes. No quedaba otra solución que entrar con una solicitud de refugio, que hasta el presente no ha tenido respuesta.

En Cuba no me dejaban opciones. Aquí tampoco. Después de mi regreso de Estados Unidos había sufrido mucho más. A su vez, carecía de estructura aquí para quedarme. Carecía y carezco pero… sabía que era lo menos malo en ese momento. Lo era y lo es para mí y para mi familia. Está claro que en nuestro país me habían cerrado el círculo intentando que saliera. Luego me dificultaron en extremo la salida, pese a la supuesta libertad que ya funcionaba en ese momento para viajar al exterior y regresar, en fin… desde entonces percibí que había allá gente que no me quería adentro mas tampoco me quería afuera ¿?

Es de ese panorama -absurdamente desafiante hasta lo dantesco- que vengo.

¿Qué deja en la piel el acto de marcharse y qué hace una mujer como tú para seguir adelante y que el desarraigo no le ponga frenos a la creación?

Eso deja huellas profundas porque se ha sido absurdamente lacerado. Las huellas van por dentro y por fuera. Aquí llegaron mis primeras canas… ¿la edad? Yo sé que es mucho más que eso. Con todo, hay que seguir y se sigue con un sinfín de dificultades pero se sigue. Hay que luchar a diario con muchas incomprensiones. No se entiende que alguien nacido después del ‘59 y criado en la isla no sea castrista, y entonces te ponen el cartelito de “proimperialista”. No se admite que hay racismo en la isla. En fin…

Súmale el ser mujer, negra, feminista, profesional… te dará una leve idea.

En cambio existen personas como Gabriela, o como el personal de algunas ONG que tratan con refugiados, y claro, como otras personas, incluso que puedes encontrarse en la calle, con mucha más disposición para el intercambio respetuoso, para escuchar otros discursos, para dar crédito a la posibilidad de que existan otras miradas.

¿A qué puntos de encuentro te has aferrado para seguir siendo una cubana en Brasil?

Salí de nuestro país como una mujer madura, cronológica, intelectual, psicológica y emocionalmente. Entonces, ni me propondría ser otra cosa que lo que soy ni lo conseguiría por más que lo deseara. Soy cubana aunque identifique mi cubanía con los frijoles negros (ja… que me encantan pero mi sistema inmunológico no los acepta… mira tú…). No preciso estar escuchando a Van Van ni llevar conmigo la bandera, ni cantar el himno nacional. La identidad, simplemente, se vive, se siente, y los símbolos sólo la refuerzan en los momentos de nostalgia o para quien necesita ir construyéndosela a cada momento. No es mi caso. No hasta el momento. Además, siempre está la memoria… con sus lagunas salvadoras y con sus recuerdos consoladores o no.

La conciencia de que había llegado el momento en el que no podría continuar en mi país, y mi perseverancia en el trabajo que me vincula a nuestra nación donde quiera que esa nación esté, y no sólo en nuestro país, posiblemente eso me salva del desarraigo que mencionas. También el hecho de enseñar nuestra lengua y de hacerlo a partir de nuestra realidad, y no de un programa ortodoxo. Así que abro los ojos a mis alumnos sobre la música cubana que menos circula y a la que percibo que no acceden. Lo mismo hago con la historia, sin descartar la presente. Y no les limito cuando me llevan al ámbito estricto de la política. Desde esos “descubrimientos” que les voy haciendo, les voy enseñando la gramática y también las formas callejeras de decir.

Y, eso, me ayuda en mi revitalización del análisis que como profesional hago constantemente de la realidad de nuestro país y de nosotros más acá o más allá de las fronteras físicas de la Isla. Como también me ayuda en mi ser identitario.

Pero me niego a comprar aquí -y muy barata por cierto-, la bandera que no podría comprar en nuestro país porque tendría que hacerlo en divisas, lo que es ya un contrasentido total, y bien cara.

¿Qué les puedes aconsejar a las mujeres que ‘se van lejos’ para que puedan salir adelante?

Cuando salimos del país no hay recetas para conseguir soportarlo y avanzar. Yo sugiero no aferrarse a la idea de lo que quedó, al menos circunstancialmente, atrás. No se puede tener “cargo de conciencia”. Hay que hacerse a la idea de que hay que seguir adelante con las decisiones propias. Y salir, incluso cuando nos han empujado a hacerlo, ha sido una decisión… a menos que te colocaran directamente en el avión o en la balsa.

Hay que saber que se enfrentarán muchos problemas, obstáculos. Que tendremos que alfabetizarnos… en todo. Y que la mayoría de las cosas tendremos que aprenderlas solas. Mi sugerencia es que, en esos casos, la socorrida fórmula de buscar “un matrimonio” para tener quien nos ayude, puede ser una trampa de la que luego no se pueda salir. Mas habrá que tener los ojos bien abiertos, porque siempre habrá quien esté ahí, listo o lista para “abrirnos sus seductores brazos”. Dejarnos o no dar el “abrazo del oso” será nuestra decisión, una más.

Es difícil, mucho, pero no imposible. Si lo decidiste, inténtalo por ti. Cada pequeño logro disfrútalo sin pensar en lo que tenías allá… si tanto tenías y tan bien te sentías no te hubieras marchado.

Otra sugerencia: no tienes que aceptarlo todo porque “tú eres la extranjera”, “la refugiada”, “no sabes nada y no tienes nada”, y… cosas similares. Si no soportaste que te disminuyeran en tu país, no lo soportes en otro. Y aguántate, porque vas a escuchar de todo por no soportar humillaciones, desde arrogante a cualquier cosa.

Por supuesto, so riesgo de disgustos e incomprensiones de los otros, no soportes que te encierren en estereotipos. Tú eres tú, no eres Cuba y las visiones que de nuestro país se tienen, ni política ni culturalmente. No tienes que amar al Ché ni ser prostituta. No tienes que ser chusma ni eres payasa, porque de las cubanas y de los cubanos se espera siempre que estemos disponibles para la fiesta, lo que para muchos significa que estemos dispuestos para hacer divertir a los otros.

Una combinación de modestia y humildad con dignidad y suficiencia y, por supuesto, mucho esfuerzo y disposición para el trabajo así como apertura para la incorporación de lo que nos sea útil de lo nuevo, me parece excelente. Aunque, claro, no es garantía de “éxito”. Para este, siempre tan relativo, no hay recetas.

María Ileana Faguaga y la abogada Gabriela Cunha Ferraz, fotografiadas por Victor Moriyama.

María Ileana Faguaga y la abogada Gabriela Cunha Ferraz, fotografiadas por Victor Moriyama.

Oswaldo Payá: 64 años de vida

THE NEW YOU(3)

Este 29 de febrero se cumplen 64 años del nacimiento de  Oswaldo Payá Sardiñas, líder del Movimiento Cristiano Liberación. Su hija, Rosa María, ha viajado a La Habana para estar en la misa que se celebrará en honor de Oswaldo.

Payá Falleció el 22 de julio de 2012 en un trágico suceso en que las autoridades cubanas han intentado vender como un accidente junto al activista del MCL Harold Cepero E. Su familia  y los fundadores y activistas del MCL han insistido y alertado a diferentes prganismos internacionales en una investigación independiente para esclarecer los hechos de la muerte. Los demandantes de esta petición aseguran que se trató de una ejecución extrajudicial.

Oswaldo Payá Sardiñas trabajaba en el momento de su muerte en su proyecto más logrado hasta entonces, el Proyecto Varela, una inciativa que reunió más de 25 mil firmas para hacer una consulta popular que le diera a los cubanos la posibilidad de elegir su destino político y la vida nacional.

PROYECTO VARELA

1. INTRODUCCIÓN

La Constitución de la República de Cuba consagra el derecho de los ciudadanos a proponer cambios en las leyes. Por eso, presentamos al pueblo de Cuba el Proyecto Varela.

Este proyecto propone la modificación de algunas leyes para, de esta forma, avanzar en el mejoramiento de la sociedad. El Proyecto Varela quiere convertir en leyes lo que son ya derechos, establecidos en la Constitución de la República de Cuba, que no se cumplen.

Este proyecto va dirigido a abrir espacios de participación libre y responsable de los ciudadanos en la vida política y económica de la sociedad.

Se propone a los ciudadanos que apoyen la petición de un referendo para que sea el pueblo quien decida sobre este paso de apertura. La Constitución de la República, en el artículo 88 g, da el derecho a que los ciudadanos realicen esta petición. Esperamos que el gobierno lo respete.

El Proyecto Varela convertiría en leyes el derecho a la libre expresión, a la libertad de prensa y a la libertad de asociación. También el derecho de los ciudadanos a tener sus empresas, algo que ahora es privilegio de los extranjeros. Propone, a su vez, una modificación de la ley electoral nº 72, puesto que ésta es inconstitucional. Además pide una amnistía para presos políticos, y nuevas elecciones.

El Proyecto Varela es un camino para que el pueblo de Cuba transite en la verdad y el derecho en la solidaridad, y realice sus esperanzas. El Padre Varela fue el hombre que nos enseñó a pensar como cubanos, sembró la primera semilla de la conciencia, la libertad y la soberanía como derecho del pueblo. Por eso este proyecto lleva su nombre.

2. FUNDAMENTACIÓN

La Constitución de la República garantiza a los ciudadanos el derecho a proponer cambios en el orden jurídico y también ofrece los procedimientos para que, mediante la consulta popular, el pueblo decida soberana y democráticamente sobre la realización de los cambios y el contenido de los mismos. Este valor de las leyes actuales de contener en sí mismas la llave para cambiar la ley, para que éstas se ajusten a las necesidades y demandas de mejoramiento de la sociedad, se completa si el pueblo, que está legítimamente dotado para hacerlo, puede usar la llave.

Esta forma de acción cívica es el enlace por excelencia entre la voluntad popular y las estructuras políticas y jurídicas de la sociedad que practica la democracia. El funcionamiento de este enlace es signo de la capacidad de evolución pacífica y gradual de la sociedad, de su capacidad para transformarse y avanzar progresivamente en un desarrollo armónico e integral, en la elevación de la calidad de vida.

Por esto proponemos hacer los cambios desde la ley. La ley es siempre perfectible y debe estar en función del bien común y de la realización integral de la persona. Pero existen diversos criterios sobre los cambios que son necesarios en nuestra sociedad en las esferas políticas, sociales, económicas, e inclusive opiniones encontradas sobre la pertinencia de estos cambios.

La respuesta no es sencilla y demanda de la buena voluntad y la postura responsable de todos los cubanos.

Entonces, ¿son necesarios los cambios? Resolver esta cuestión es clave, pero la respuesta sabia y justa sólo puede darla el pueblo soberano en una consulta popular, en un referendo.

Pero, ¿por qué estas preguntas, estas propuestas? Por la respuesta a estas propuestas, el pueblo se proporciona a sí mismo los instrumentos legales para, mediante el ejercicio de sus derechos, la práctica de la solidaridad y el cumplimiento de sus deberes, tener una participación más plena en las decisiones que le afectan, en la determinación del rumbo que tome nuestra Nación y en la construcción de una sociedad mejor.

Con estas bases, es el propio pueblo quien decide si hay cambios o no y quien realiza los cambios como protagonista y sujeto de su historia.

No estamos ofreciendo un proyecto o modelo de sociedad, sino proponiendo el primer paso para crear nuevas y mejores condiciones de derecho. Y que así, entre todos los cubanos, creen y desarrollen su propio proyecto de sociedad según su voluntad soberana, a partir de los valores espirituales de nuestra Nación y las experiencias de su historia y para responder a los desafíos que nos plantea la llegada del nuevo milenio.

Firmar esta solicitud no significa, en modo alguno, apoyar o vincularse a ninguna asociación o agrupación, y tampoco establecer compromisos con las personas que la redactaron y la proponen. Cuando un cubano firma esta solicitud de consulta popular está haciendo uso de los derechos que le da la Constitución actual para hacer peticiones y está contribuyendo libre y solidariamente a mejorar nuestra sociedad, a solucionar los problemas que sufre nuestro pueblo y a preparar un futuro mejor para nuestros hijos, aquí, en nuestra Patria.

PUEDE SEGUIR LEYENDO EL TEXTO INTEGRO DEL PROYECTO VARELA EN ESTE ENLACE

 

La sonsera pro castrista

No habrá impunidad para los enemigos de la patria, para quienes intenten poner en peligro nuestra independenciaAtención, aplaudidores rabiosos del pacto Obama-Francisco-Castro: se vale hacer propuestas difíciles, preguntas incómodas, molestar a la bestia militar que ha dirigido la isla con las manos temblequeantes por la resaca del wisky.

¿O no? ¿No está en los planes? Hay que decirlo una y otra vez, porque después de los abrazos han llegado los besos, y quién sabe si más. Entre secretarios de agricultura, alcadesas, edecanes, empresarios de éxito y superestrellas de rock debe quedar alguien con un poco de vergüenza que le haga saber a Raúl Castro que su mano extendida debe tomar otro rumbo, mirar al pueblo, a los ojos y dejar de posar para una foto que va a tomar un tono sepia más rápido que lo que puede soportar su egolatría.

Muriel Bowser, señora alcaldesa de Washington, dijo la semana pasada que quiere para sus conciudadanos un sistema educacional similar al cubano. ¿Estaba incluyendo que entre las condicionantes para ese laboratorio a donde la llevaron está el método de Estudio-Trabajo, que en Cuba fue instaurado para acabar con la familia y robotizar al ciudadano común? ¿Sabe su señoría que a los niños cubanos los obligan a gritar que quieren ser como el Che Guevara, y que de tanto repetirlo llegan a serlo apenas saltan la adolescencia?

Esos niños que se ilusionaron con ser como el Che Guevara salieron a matar africanos que ellos nunca conocieron, regresaron con todos los traumas de la guerra, se convirtieron en cincuentones adiposos y hoy dirigen una fábrica de envases plásticos o una Brigada de Respuesta Rápida.

¿Será que ningún superstar le va a pedir a Castro antes de dar el concierto o vaya por los mojitos y masitas de cerdo que desarme el mecanismo que le vigila hasta la ropa interior de cada cubana? El ajado soplón de barrio, el Oficial Honorario, el ‘Especialista’ de Seguridad del estado que controla cada centro provincial de Cultura, hasta el matón que organiza una redada contra disidentes, son parte y arte de esa magia que hoy ven embobecidos los turistas políticos en Raúl Castro. Es él el criminal con el que están posando y saldrán en Times, Washington Post o el ahora impoluto y oscarizado Boston Globe.

Nunca va a ser tarde para aliarse a la infamia. Así que salgan corriendo hoy para La Habana, pasen ostentando su pomito de agua embotellada, huelan ese estercolero del Siglo XXI que les han vendido como el pueblo mejor instruido de América Latina. Olvídense del sistema penitenciario, del miedo entre vecinos, de la violencia que lo mismo arranca cabezas a machetazos que se lleva una vida joven con la médula espinal destrozada a patadas en la estación policial de Zanja y Dragones.

Vayan por el mundo y digan que Cuba ha cambiado, que la isla es un paraíso.

 

Periodistas cubanos desmontan el periodismo digital oficialista

Juventud Rebelde(1)El español Ramón Salaverría ha tardado tres años en investigar, cotejar y coordinar un balance sobre los 20 años de la prensa digital en América Latina, se trata de Ciberperiodismo en Iberoamérica (Fundación Telefónica, 2016).

Salaverría es director del Center for Internet Studies and Digital Life y profesor titular de Periodismo en la Universidad de Navarra. Con este libro “ofrece un análisis profundo y documentado sobre el origen, hitos y tendencias de los medios digitales en todos y cada uno de los países iberoamericanos”.

Para el capítulo Cuba, Salavarría invitó a los periodistas cubanos Iván Darias Alfonso (ID) y Michel Damián Suárez (MS).

Darias y Suárez estudiaron en las escuelas de Periodismo creadas por la revolución de 1959. Al graduarse, ejercieron bajo la mordaza que el Departamento Ideológico del Partido Comunista de Cuba impone a sus “órganos oficiales” –denominación de las publicaciones provinciales– y luego salieron al mundo libre a estudiar, ejercer, e incluso enseñar.

Darias trabajó en el periódico Vanguardia, de Villa Clara, y Suárez en CMKC, la radioemisora provincial de Santiago de Cuba.

La investigación de Darias (radicado hoy en Viena) y Suárez (Madrid) arrojó el estancamiento en que cayó el periodismo digital en Cuba luego de la expectativa que causó en sus inicios.

El discurso de Fidel Castro Palabras a los intelectuales, con su imperativo de “…dentro de la Revolución, todo. Fuera de la revolución, nada” marcó los derroteros de la prensa oficial cubana. Para estos investigadores, en la actualidad “los medios cubanos todavía se caracterizan por el (mismo) modelo de propaganda”.

Martí Noticias entrevistó a los dos periodistas para saber sobre la salud de la prensa digital cubana más allá de las estadísticas frías y los números a los que incluso los lectores de la isla tendrán un acceso restringido.

Un aparato de censura por dentro

ID: Habíamos conocido de cerca la experiencia del surgimiento de la prensa digital, que como todo lo nuevo, creó una expectativa hacia un posible cambio del periodismo oficial.

Sin embargo, creo que toda esa expectativa terminó con la llamada “Batalla de ideas”, donde todo el impacto inicial de esa prensa digital se subordinó a la labor ideológica y a mostrar la “verdad sobre Cuba”, que aún persiste, sobre todo en el periodismo oficial.

Creo que si alguna vez hubo menos control en la prensa digital de los inicios, tras las campañas oficiales por el regreso de los cinco espías y otras por el estilo, esa censura que tú conoces se hizo más presente en la red, incrementada también por la presencia de blogs oficialistas que, además, se autotitularon “los guardianes de la información sobre Cuba originada en el país”, desde la oficialidad, quiero decir.

Dadas las características y línea editorial, no fue tan difícil realizar esta investigación. Por suerte, desde principios de los 90 ha habido un interés académico en Cuba como tema y existe una gran cantidad de bibliografía especializada de autores que han logrado viajar a la isla y realizar investigaciones allá y que luego han publicado sus resultados.

MS: Hay que partir del acceso a la red, que continúa severamente controlado.

La Habana asegura, en los datos que reporta a la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), que actualmente se conecta a internet en torno al 25% de los cubanos. Pero la UIT, que conoce perfectamente lo que sucede, coloca un asterisco en las
cifras oficiales cubanas, para advertir que el dato mezcla conexiones de internet e intranet.

Al mismo nivel, está el problema del control gubernamental de los medios. Los contenidos son pésimos, no existe innovación tecnológica.

Hay decenas de medios en internet, pero todos con la misma opinión y los mismos márgenes de censura. Como puede apreciarse en el mundo real, fuera de la isla, son las empresas privadas y los ciudadanos los protagonistas de la innovación, no los Estados.

Un país desconectado, un lector al garete

ID: La realidad es que el acceso a internet, a pesar de los puntos de ETECSA y las exiguas facilidades en universidades y centros de investigación, es todavía muy insuficiente.

En internet, cuando uno revisa los sitios sobre Cuba, y ve los comentarios, y nota que algunos se originan en Cuba, puede imaginar que hay un número importante de lectores, pero desde afuera, y sin las herramientas necesarias, podemos caer en la especulación.

internetenCubaNo obstante, hay un sector importante en la diáspora (yo utilizo la diáspora como un término que engloba a más de una comunidad de emigrados y exiliados cubanos) que se ha mantenido como audiencia de los medios digitales.

Así que mientras en el mundo, los patrones de lectura e interactividad iban cambiando según la tecnología, en Cuba la gran mayoría de la población se ha mantenido en una total ignorancia con respecto a esos temas. Y no ha ayudado mucho que las políticas del “periodismo revolucionario” se hayan mantenido también sin cambios.

MS: Los cubanos se conectan como pueden, sobre todo desde centros de trabajo y estudio, y lo hacen mayoritariamente a la intranet nacional. No me imagino a nadie pagando una conexión Wi-Fi en dólares para visitar el diario Granma digital. Así que, más allá de quienes obligatoriamente sólo acceden a medios oficiales, desde sus trabajos o escuelas, los medios digitales cubanos son visitados mayoritariamente desde el exterior. Es más, están diseñados casi en exclusiva para ese consumidor foráneo.

Los peligros que acechan a la prensa libre

ID: El panorama no es muy halagüeño cuando uno ve casos como los de la Hungría de Viktor Orbán o la Polonia de Jaroslaw Kaczynski, en los que desde la democracia se intenta limitar el ejercicio del periodismo y la libertad de prensa. Sin embargo, internet, debido a su naturaleza sin controles y gracias a su utilidad como herramienta de difusión, creo que seguirá jugando un papel importante en cuanto a lograr darle voz a quienes, por diversas razones, han sido excluidos del discurso dominante de la sociedad.

MS: El periodismo cubano está muy tocado, por cinco décadas de censura, politización, pésima formación universitaria y por la perversión del lenguaje. Los lemas, las frases políticas extrapoladas al mundo del periodismo, el bajo nivel cultural y la cerrazón a la que hemos sido sometidos, han terminado pasando factura a uno de los mejores sistemas de prensa de toda la región.

Todo lo que Cuba inventó, exportó y glorificó, en materia de comunicación, se produjo hace 60 años. Luego, no ha habido nada positivo que reseñar. Ese panorama desolador también afecta, por supuesto, al mundo digital de la isla, e incluso a los periodistas que luego se radican en otros países. Tras el regreso a una situación democrática, sinceramente, no sé cuánto tiempo demoraremos en recuperarnos de estos años destructivos.

Michel D. Suárez (Santiago de Cuba, 1973). Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y licenciado en Comunicación Social por la Universidad de Oriente. Autor de los libros Canales de noticias en televisión, Dramaturgia audiovisual y Son de la Loma. Copresentador del programa Las Noticias como Son, de Radio Martí. Fundador de www.DiariodeCuba.com. Director de Prensa y Contenidos de Cala Enterprises Corporation. Iván Darias: Máster en Estudios de Periodismo por la Escuela de Periodismo, Medios y Estudios Culturales de la Universidad de Cardiff (Gran Bretaña), gracias a una beca Chevening del Consejo Británico. Posee un doctorado en Estudios Latinoamericanos por la Universidad de Londres-Birkbeck (2011).

Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas.

¡Zapata Vive!, a seis años de su muerte

zapata vive(1)

“El Sexto” alista una expo en Miami

12705752_10207149153700453_6387540910219044970_n

Promocional de la Expo “Cerdo”, de Danilo Maldonado, El Sexto.

El arte libre está de fiesta. El artista cubano Danilo Maldonado, conocido como El Sexto, abrirá su primera Expo en Miami, titulada “Cerdo”, y será este 25 de febrero a las 7pm.

El conocido artista contestatario, que sufriera varios meses de prisión por intentar hacer un performance con dos cerdos a los que nombró Fidel y Raúl, no quiere regresar a Cuba sin compartir con sus seguidores el arte que le censuran en la isla.

La muestra tendrá lugar en la Galería Market, de Miami Beach (1420 Alton Rd.), estará expuesta al público hasta el 17 de marzo de este año y es auspiciada por la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba.

Maldonado fue detenido en diciembre de 2014 y liberado en octubre del año siguiente. Las acusaciones lo relacionaban con una figura delictiva que prohíbe la burla o mención satírica a las principales figuras de la dictadura cubana, como es el ‘desacato a la figura del Comandante en Jefe’. En mayo de 2015 le fue entregado a El Sexto el Premio Internacional Václav Havel a la Disidencia Creativa y al salir de Cuba -luego de su prisión (dicembre de 2015)- donó íntegramente los 25 mil dólares del reconocimiento a la causa de los cubanos que estaban varados en Costa Rica.

Pieza de Danilo Maldonado, "El Sexto", alusiva a la Seguridad del Estado (Cuba) y laCIA (EEUU).

Pieza de Danilo Maldonado, “El Sexto”, alusiva a la Seguridad del Estado (Cuba) y laCIA (EEUU).

Danilo, o como él mismo se firma en cada acto -El Sexto- estará acompañado de la banda punk Porno para Ricardo, que lidera Gorky Águila y que ha incorporado en el último año a la bloguer y activista Lía Villares.

Taparle los “ojos” a Cladio Fuentes

El fotágrafo cubano Claudio Fuentes, arrestado por la policía política en La Habana. Cortesía de Ailer González, Estado de Sats.

El fotógrafo cubano Claudio Fuentes, arrestado por la policía política en La Habana. Cortesía de Ailer González, Estado de Sats.

El fotógrafo y disidente cubano Claudio Fuentes volvió a ser arrestado este domingo 14 de febrero por fuerzas de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en La Habana. Los gendarmes castristas le impidieron a Fuentes participar en el acto pacífico #TodosMarchamos, que cada domingo realizan las Damas de Blanco y decenas de activistas por los Derechos Humanos.

Claudio Fuentes es un fotógrafo independiente, que ha sido arrestado en numerosas ocasiones por participar y fotografiar actividades pacíficas de la disidencia interna en Cuba. Sus fotografías revelan a seres golpeados, mujeres que expresan su valor por encima de los actos intimidatorios de la dictadura cubana, pero también ha retratado de manera original la vida habanera que le ha tocado vivir.

El fotógrafo cubano Claudio Fuentes, arrestado por la policía política en La Habana. Cortesía de Ailer González, Estado de Sats.

El fotógrafo cubano Claudio Fuentes, arrestado por la policía política en La Habana. Cortesía de Ailer González, Estado de Sats.

La información del arresto de Claudio Fuentes la ofreció Ailer González, responsable de proyectos artísticos en Estado de Sats, que dirige Antonio Rodiles. La activista posteó varias fotos donde se puede observar a Fuentes detenido a manos de la PNR y oficiales de la Seguridad del Estado. Así mismo González increpó al periodista Fernando Ravsverg y a quienes culpan a la oposición cubana de no aglutinar a más personas.

“(…)¿cómo movilizas bajo una dictadura totalitaria, qué hay de los niveles de control, asedio y represión? -aupados además por la administración Obama, el Vaticano y hasta el Kirill del zar de la mafia rusa?”, señaló la activista.

Durante más de diez meses, diferentes organizaciones, y activistas de manera individual, han contabilizado unos 41 domingos en que de forma consecutiva las fuerzas militares han reprimido de modo violento a las Damas de Blanco en su marcha, luego de salir de la iglesia de Santa Rita, en la 5ta avenida de la barriada de Miramar, en la capital cubana. El Foro por los Derechos y Libertades (FPDyL) ha coordinado el apoyo a las mujeres.

Probablemente a esta hora Claudio esté libre, con toda la frustración porque no le dejaron fotografiar ese pedazo de Cuba que no está en las guías turísticas de estos tiempos. De no ser así le envío toda mi solidaridad, en varias ocasiones él lo hizo conmigo, cuando los esbirros me detenían y me registraban minuciosamente la vida, en un pueblo del oriente cubano a donde no llegaban –ni llegan aún- esos turistas, mercaderes y gente famosa que hoy se pasean impasibles, mirado para otro lado.

Aquí les dejo algunas de las fotos maravillosas que hace Claudio Fuentes.

clau7

“Gente”. Fotos de Claudio Fuentes.

 

"Gente". Fotos de Claudio Fuentes.

“Gente”. Fotos de Claudio Fuentes.

 

clau3

Lía Villares, activista cubana. de la serie “Gente”. Fotos de Claudio Fuentes.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.376 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: