becas

“El Sexto” en las garras de la bestia castrista

Posted on Actualizado enn

Pieza de 'El Sexto' (Técnica mixta).
Pieza de ‘El Sexto’ (Técnica mixta)

Danilo Maldonado es un preso político cubano que acaba de escoger el horrible camino de plantarse en huelga de hambre. Lo han confirmado sus familiares desde La Habana la tarde del 25 de agosto.

“El Sexto”, -por lo de ser El Sexto héroe en referencia a los 5 espías fidelistas, que estaban presos en Estados Unidos, y en franca burla al 6to Congreso del Partido Comunista, es un muchacho intranquilo que durante meses puso a correr a las huestes del G2 en La Habana, pintarrajeando con su arte sin barrotes lo que le diera la gana.

Lo que sigue a este párrafo es una apurada y rabiosa reseña de la bloguera Lía Villares, aparecida hoy en su blog, y posteada por esa mano que lo ha acompañado en los meses de calvario desde que lo apresaran por pintar los nombres de Fidel y Raúl en dos puercos que iba a soltar en un parque habanero, amanera de performance.

………..

En conversación telefónica con la abogada Mercy hace unos minutos, me dijo haber estado de licencia durante 2 meses y medio por problemas familiares, por lo que le había dado “returno” con el caso de Danilo a otro abogado.

Este lunes cuando empezó a trabajar lo primero que hizo “entrando al bufete” (en 23 y G) fue coger el expediente de Danilo.

Dijo que había hecho todo lo posible por Danilo, incluyendo más de 4 peticiones de cambio de medida a la Fiscalía y todos fueron rechazados. La última vez que fue a solicitar un nuevo cambio de medida a la Fiscalía Municipal de Plaza, la fiscal Viviana le dijo que no se podía porque el expediente estaba en la Fiscalía General de la República (1ra y 18).

Ella insiste en querer asumir la defensa de Danilo, pues no ve “delito” en el caso y aunque Danilo le haya dicho en su última visita (hace ya meses) que no quería ninguna defensa, ella sí quiere defenderlo pues tampoco ve “peligrosidad en el hecho” que es lo que le han argumentado al negar los cambios de medida que ha solicitado.

“No me lo quieren soltar”, me dijo con voz angustiosa, y todo el que ha venido a verme sabe que no he parado de hacer todo lo que está a mi alcance.

Este martes iré a verla con la mamá de Danilo y le llevaré el documento de Queja redactado por la oficina de asesoría legal independiente CubaLex, de la que hice entrega este martes 25 de agosto en la Fiscalía Municipal de La Lisa, en la Fiscalía Provincial de La Habana y el la Fiscalía General de la República de las cuales tengo cada acuse de recibo correspondiente y se comprometen a dar respuesta de 30 a 60 días hábiles.

En el documento se explica cómo el caso de Danilo va desde la detención arbitraria hasta la violación del derecho universal a la libertad de expresión y pensamiento. Cómo no se ha cumplido el “debido proceso” y se ha violado el derecho a la libertad, la seguridad y la integridad personal.

La Queja va dirigida a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley para que admitan este escrito e investigue los hechos aquí denunciados y someta a los funcionarios actuantes, a procedimientos penales, al tiempo que restablece la legalidad quebrantada, para prevenir la responsabilidad internacional del Estado cubano por incumplimiento de las obligaciones de respetar y garantizar los derechos humanos de todos los individuos que se encuentren en su territorio y estén sujetos a su jurisdicción sin distinción alguna, en virtud de la ratificación de casi todos los tratados internacionales en la materia.

Y solicita además la inmediata liberación como medida necesarias para proteger su integridad personal. Las medidas cautelares solicitadas se edifican como indispensables y pertinentes, de acuerdo a la información veraz denunciada y aportada en el presente escrito. En este caso, la extrema gravedad y urgencia, se justifican en la necesidad de proteger la integridad física y mental de Maldonado Machado, por la extrema gravedad de la amenaza que representa para su libertad, seguridad e integridad personal, su detención arbitraria y actual encarcelamiento por parte de las autoridades nacionales. La urgencia de la medida se cumple cuando enunciamos la extrema situación de vulnerabilidad en que se encuentra Danilo por su condición de disidente y defensor de derechos humanos. A nivel internacional se entiende que debe ser considerado defensor o defensora de derechos humanos “toda persona que de cualquier forma promueva o procure la realización de los derechos humanos y las libertades fundamentales reconocidos a nivel nacional o internacional” y que la labor de defensoras y defensores es fundamental para la implementación universal de los derechos humanos, así como para la existencia plena de la democracia y el Estado de Derecho. Las y los defensores de derechos humanos son un pilar esencial para el fortalecimiento y consolidación de las democracias, ya que el fin que motiva la labor que desempeñan incumbe a la sociedad en general, y busca el beneficio de ésta. Por tanto, cuando se impide a una persona la defensa de los derechos humanos, se afecta directamente al resto de la sociedad.

Albricias, nuevo poemario

Posted on Actualizado enn

Bifronte/Desing
Bifronte/Desing

Amigos, en un par de semana saldrá a la luz mi poemario Máquina para borrar humanidades (Bifronte, 2015). Se trata de un libro que guardó el sueño de 10 años, desde 2005, cuando las autoridades de mi país me negaban las editoriales, los espacios públicos y la oportunidad de expresarme. Cuba me quiere demasiado para no alumbrarle a cada rato.

En Miami tuve desde el inicio, la ayuda de Armando Añel e Idabell Rosales, que gentilmente me abrieron las puertas para publicar Para de comer al perro de pelea (Neo Club Ediciones, 2013). Hoy la gentileza de Jorge Ignacio Pérez y su esposa, la diseñadora gráfica María García Tudela, me hace sonreír por este logro, un poemario excelentemente diseñado por ella, con sumo cuidado y con un nivel de concentración en “mis pedidos”, que no puedo más que agradecerle.

Finalmente, agradezco a Nilo Julián González Preval su dedicación y apoyo. Desde 2005 cuando Michael Hernández y yo nos atrevimos con la Revista Bifronte, tuvimos las ilustraciones de Nilo y la fiereza de sus trazos, la rebeldía con que Nilo baja el lápiz es de antologías.

Espero les gusten estos versos, esta compilación que he preparado para ustedes:

 

PRESERVAR TU IDENTIDAD

LA EXIGENCIA DE LO QUE CUIDAMOS

Renombras tu armonía

en los animales concéntricos del agua

el trance de la sangre avanza

El número de atar la cuerda es tuyo

Escasa la providencia

el paso es tuyo

Trazos en los círculos del agua

-¿tuyos o de la sangre que te llama?

‘Intelectuales en defensa de la humanidad’ putean a familiares de colaboradores cubanos

Posted on

123Mientras el mundo se desgañita por lo que está pasando en Venezuela, la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad asegura que esto no es más que un ardid de la “derecha fascista” y han lanzado una perorata de mal gusto desde el portal Segunda cita, del cantautor Silvio Rodríguez (peor gusto aún).

Lo que es el colmo es que esta Red (ojalá que no sea de Avispas) hace caso omiso a madres, hijas, hermanas, queridas, vecinas chismosas y parientes de otra ralea que están en vilo por sus allegados en la querida Venezuela. Los aguerridos e inofensivos colaboradores cubanos (médicos, karatecas, cabilleros, profesores de lucha libre, carga bates y otros atletas de alto rendimiento del Contigente “Blas Roca”) están atrapados en medio de la violencia y la desazón porque se ha detenido momentáneamente el ‘bisne’ de chancletas playeras entre Maracaibo y Corralillo, o el flujo de piezas de lap top entre el estado de Lara y el municipio de Majibacoa, en Las Tunas. Sus familiares en Cuba han puesto el grito en el cielo, y ahora han venido estos intelectuales “a joder la pita” como le ha escrito una joven guantanamera a su novio enfermero en Caracas.

“Finalmente, hacemos un llamado a la solidaridad internacional para derrotar cualquier intento de imponer la violencia en un país que avanza con firmeza hacia una sociedad de justicia, igualdad y paz”, concluye la carta de profesionales de la simulación entre los que incluyen a poetas que están luchando su evento literario, historiadores que ruegan a Dios no le tumben la beca en Europa y músicos que aspiran a dar su concierto en los cerros caraqueños para ponerle banda sonora a las trompadas de la Guardia Nacional y los tranqueos que están metiendo los aguerridos muchachos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).

La continuidad de la isla

Posted on Actualizado enn

Cuba es un país narrado hasta la saciedad. La poesía, el ensayo y la narrativa misma han hurgado hasta la médula para sacar lo mejor y lo peor de un país, que a fuerza de mirarse ha pretendido ser el ombligo del mundo. Javier Negrín, un joven treintañero ahora radicado en Isla de Pinos nos acaba de regalar una de esas joyitas raras, una propuesta para no perderse. Es un libro con cinco relatos cortos, narrados a la velocidad en que se vive la juventud, sin afeites y sin pretensiones.

Pero es más, es un libro invadido por el realismo sucio, hijo adoptivo de Charles Bukovsky y Pedro Juan Gutiérrez. Se admira en una ficción armada como esta que no pretenda ir más allá de sus antecesores literarios. YOTUEL, como juego semántico en la desaparición de la individualidad apuesta por la documentalística, es tal la imaginería que tal parece un sub-mundo vivido por cualquier adolescente becado en el nivel secundario en cualquier parte de Cuba.

Los cinco relatos se engarzan a través del incentivo de unos alumnos, perdularios, perdidos, abandonados por sus padres a la suerte del infierno socialista que se vive en las becas destacadas en los campos, donde cada individuo, bajo el supuesto martiano de complementar Estudio-Trabajo dejaban, dejan, de ser inocentes para descubrir un mundo de pandillas, abusos sexuales, físicos y la presión psicológica de establecerse como personas. Pero juro que ni Negrín, ni sus
figurillas narratológicas dicen nada de esto.

Esto solo aparece en mi agradecida mente de lector. Una violación, o casi; un grupo de hambrientos a lo Tom Sawyer o bastante cercanos al relato “Sin descansar ese verano”, de José Manuel Prieto que son sorprendidos cuando hurtaban alimentos que a su vez los directivos de la beca restringían a ellos. Un incesto ficcionado de hermano sobreprotector a hermana, un accidente bajo la figura de una negligencia, una historia de amor, porque si un libro no tiene una buena historia de amor “es una mierda”, como dice de la vida a cada rato El Intelectual, uno de los personajes de este libro de apenas 500 ejemplares que se va a perder en las descacarañadas librerías de provincia, amén del esfuerzo de Ediciones Ancoras, de la Asociación “Hermanos Saiz” en Isla de Pinos.

Asistir a la presentación de YOTUEL fue una de las mejores cosas que me pasó en las pasadas Romerías de Mayo. Revivir las becas sin el mandato de la generación literaria de los años ‘ 80 donde se incluyen el funcionario-escritor (Abel Prieto), la estrella-escritor (Senel Paz) o el escritor-escritor (Abilio Estévez) de la mano del placeteño Javier Negrín Ruiz es una suerte de brújula. Este es un libro que se parece bastante al Testimonio, ese hijo huérfano de la literatura cubana. El tema de las becas en Cuba, que pulularon en zonas como la Isla de Pinos: Jagüey Grande, en Matanzas; Zola, Camagüey o San Andrés, en Holguín es algo que nos deben la Historia, el Testimonio o el Periodismo para un día, cuando seamos un país adulto. Los niños que viajaron desde Guantánamo a recoger toronjas en Gerona o podar naranjas en el centro del país no fueron mejores ni peores, fueron luego los jóvenes que partieron a matar y morir en el África, a dejar sus vísceras en el Estrecho de la Florida o amanecieron un día sin el Muro de Berlín. Más que el idílico encuentro entre pioneritos que amaban a su patria, las “Escuelas en el Campo” fue uno de esos infiernos que muchos intentan sepultar y el YOTUEL de Negrín Ruiz lo revive a medias  y eso es ya de agradecer. Invitados están.