chivatos

“Yoandris”: De la serie Periodismo independiente en Cuba

Posted on Actualizado enn

Yoandris Verane, ciberactivista cubano, Contramaestre, Santiago de Cuba.
Yoandris Verane, ciberactivista cubano, Contramaestre, Santiago de Cuba.

Se llama Yoandris Verane, es de la Generación “Y”, y aunque no tiene ninguna formación profesional es un reportero de pura cepa.

Desde Contramaestre, en Santiago de Cuba, reporta sobre las difíciles condiciones en que la gente sobrevive a pesar del desempleo y la falata de incentivos. Los ancianos, niños y personas desvalidas, esos son sus temas principales. Es un ciberactivista y no tienen ni blog ni página web para postear, lo hace desde Twitter y Facebook, de manera directa y sin pretensiones de alcanzar grandes  cantidades de lectores, pero quienes concen Cuba, no pueden virar los ojos y no mirar.

A veces lo citan los oficiales de la Seguridad del estado para amenazarlo con la cárcel, a veces una patrulla policial se lo lleva detenido y es su esposa Yailín Gonzáles Lesmes la que publica por él. Son integrantes de la prohibida Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y denuciar el mal manejo de las políticas locales en las redes sociales es su frente de lucha.

21 km por los presos políticos cubanos

Posted on Actualizado enn

Luis Felipe Rojas, periodista, escritor cubano. (Foto: Daniel Banzer).
Luis Felipe Rojas, periodista, escritor cubano. (Foto: Daniel Banzer).

Este 29 de enero estaré corriendo la Media Maratón de Miami. Serán 21 kilómetros para resollar mientras pienso en las personas que están presas por motivos de opinión en Cuba. Se me van a desatornillar las piernas y los tobillos, el hígado me va a poner un detente hasta las 13.1 millas que dura la carrera que intentaré salvar. Vengo de una isla donde está prohibido criticar al dictador de turno, ¿58 años no es un tiempo cruel para decidir la vida de un pueblo?

Voy a correr por los que pusieron un cartel contra el gobierno, los que dijeron una consigna que desentonó en el coro de las ovejas que dice sí y piensan no. Incluso, por aquellos que un día empuñaron un arma contra la más vieja dictadura de Occidente: la de los hermanos Castro. Llevo un año exacto dibujando esta respiración de algo más de dos horas sobre el asfalto, la humedad que te asfixia en los pantanos de Miami y el sol que no entiende de estaciones climáticas. Pesas, ‘core’, rodajes largos, velocidad y carreras a pie descalzo. Quiero correr contra los 21 kilómetros de esta hermosa ciudad y los pasillos interminables donde se respira la humedad de las cárceles cubanas.

Quiero avanzar hacia la milla 8, esa que me va a sacar toda la sustancia, como quien se inscribe en el Control penal del Combinado de Guantánamo, la tenebrosa cárcel de Boniato en Santiago de Cuba o ese engendro de prisión modélica que es Kilo 8 en Camagüey. Puedo hacer más, lo sé, pero por ahora es un gesto. Solo quiero invitarlos a mirar la 15 edición del Miami Marathon and Half Marathon. Iré lento, para saborear y sufrir cada milla, cada paso dentro de la manada. Ese domingo, más de un centenar de presos políticos cubanos habrán escuchado el grito de ¡Recuento! y habrá ocurrido alguna paliza.

El país que es Cuba se habrá reducido con cada patada, cada bastonazo. Va a sonar algún cerrojo, alguien habrá avanzado sobre el asfalto de Miami para abrirlo.

"Atributos". (Foto: Daniel Banzer).
“Atributos”. (Foto: Daniel Banzer).

Pagán, un hombre muy malo con un carné del Ministerio del Interior

Posted on Actualizado enn

Policías allanan la vivienda sede de UNPACU en Santiago de Cuba el domingo 18 de diciembre. Foto: @patriotaliu
Policías allanan la vivienda sede de UNPACU en Santiago de Cuba el domingo 18 de diciembre. Foto: @patriotaliu

Esto que les voy a contar no me lo van a creer, ni de coña. Pero no me importa, la dictadura militar de Cuba viola los derechos humanos a mansalva y anda mucho descreído por ahí. Mucho tonto que la defiende.

Los hermanos Geordanis y Adael Muñoz Guerrero son dos activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), una organización opositora que radica principalmente en Santiago de Cuba. Los hermanos Muñoz fueron condenados por una contravención: no pagaron sendas multas de 24 mil pesos que les impusieron cuando empezaron a aparecer carteles anticastristas en su barrio de Rancho Grande, Palma Soriano, la localidad en que residen.

La esposa de Geordanis me relató en el programa Contacto Cuba de Radio Martí (Minuto 12:43) lo que les vino encima el 3 de noviembre, ya estando ambos en la prisión de Aguadores. Se les presentó el oficial de la Seguridad del Estado Dainier Suárez Pagán. Ordenó que esposaran a Geordanis Muñoz a la espalda, lo hicieron bajar del Destacamento 1 y él mismo le propinó una dura golpiza.

Me lo dijo la propia Yenisei Jiménez con la voz un poco cortada, se sentía con rabia mientras relataba el abuso.

El 9 de septiembre de 2015 estos activistas intentaron ir al Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre. En el camino fueron detenidos por fuerzas policiales, oficiales de civil y miembros de las Brigadas de Respuesta Rápida y los vejaron de manera insólita.

Pagán, el hombre malo que golpea a mujeres y hombres en Santiago de Cuba, se encargó de la humillación. Hizo desnudar a Geordanis, lo golpeó con un bastón de goma en las nalgas y le dijo que si quería lo pusiera en las redes sociales. Como este joven opositor no tiene vergüenza de atravesar ese martirio por ver a su patria libre, se hizo una foto de las nalgas amoratadas por los golpes, la entregó a José Daniel Ferrer (líder de UNPACU y ex prisionero de la Causa de los 75) y éste la posteó en su cuenta de twitter.

Los hermanos muñoz guerrero fueron condenados a prisión en octubre pasado a 6 meses (Adael) y 1 año (Geordanis).

Geordanis Muñoz Guerrero dirige la célula “Pedro Meurice Estiú” en Palma Soriano y había ido dos veces a la Argentina invitado por el Centro para la Apertura y el Desarrollo de America Latina (CADAL). Participó en talleres de Derechos Humanos y lucha ‘noviolenta’, como la usó el joven serbio Srdja Popovic, dirigente del movimiento OTPOR.

Hay más. Ambos hermanos volvieron a ser multados, pero esta vez –si quieren no lo crean- dentro de la prisión. Les impusieron 2 mil pesos de multas porque Geordanis emitió una noticia al exterior sobre las malas condiciones que sufren los presos comunes en ese centro penitenciario.

¿Qué diran los centenares de juristas cubanos que saben que un oficial del G2 se viola todos los protocolos de Control penal, Seguridad penal, Orden interior, Reeducación y veja y maltrata a sus víctimas a mansalva?

¿Cuándo van a empezar a bajar de la pared sus títulos de abogado, juristas cubanos?

El esbirro Dainier Suárez Pagán es un hombre particularmente malo. Ha golpeado con saña a decenas de opositores en toda la provincia Santiago de Cuba. Lo poco que se sabe de él es que tiene grado de primer oficial (es decir, de Mayor a Tte. Coronel) y que proviene del municipio San Luis.

Ferrer escribió esperanzado a los obispos cubanos, pero no se sabe de respuesta alguna. Lo hizo el 11 de septiembre de 2015 y comenzó su misiva de manera elegante: “Respetables Pastores: (…)”, pero los prelados hicieron la vista gorda.

Ferrer, que denuncia cada injusticia que les sucede a sus activistas incluyó este párrafo en la carta: “…En esas lomas (conocida como “La Tanqueta”), el agente de la policía política Dainier Suárez Pagán, con sus subordinados, ha golpeado, herido y vejado a más de una decena de activistas. Les han desnudado y obligado, con sus pistolas puestas en las cabezas de las víctimas, a asumir posturas humillantes al tiempo que les amenazan con violarlos sexualmente. También les han acercado a la barbilla la llama de una fosforera para obligarlos a gritar contra su propia organización mientras los filman con un teléfono móvil”.

La callada por respuesta, cada obispo a su obispado. Y los militares a tranca con los cubanos.

La patada de Castro y el aplauso de las ovejas

Posted on Actualizado enn

Una Dama de Blanco es cargada en peso en La Habana por mujeres oficiales del Ministerio del Interior. Foto tomada del portal Cubanet.
Una Dama de Blanco es cargada en peso en La Habana por mujeres oficiales del Ministerio del Interior. Foto tomada del portal Cubanet.

No bien han acabado de dar un bofetón y ya están dando el otro. La máquina de escupir insultos del régimen castrista se dispara de semana en semana.

Arrestos arbitrarios, mítines de repudio y golpizas milimetradas desde los edificios del Ministerio del Interior (MININT) en cada provincia. Ese arsenal de hostigamiento cuenta con la alharaca de las ovejas gritonas que no se atreven a mirar cuánto les queda de pasto en el reino verdeolivo, antes de irse de Cuba.

La mañana de este lunes 2 de mayo fue así: el cubano Daniel Llorente desafió a la turba partidista y les dijo hipócritas en la cara. Los argumentos del joven negro se enfilaron en que el día antes habían gritado consignas antiimperialistas y esa mañana recibían con algazara el primer crucero desde Miami en 56 años de encierro. Luego de una discusión en que una fidelista le hacía gestos para que se mirara el color de la piel, vino la policía y cargó con él.

Nadie se inmutó.

Los juristas cubanos discuten cada año los cuadritos de cada planilla en la mar de la burocracia, cada coma en los párrafos más fútiles y terminan ratificando a Fidel Castro como el mejor exponente de la abogacía cubana. Antes de los mojitos y croquetas de jamón son incapaces de discutir sobre la aberración legal más sonora sobre las que estrujan sus títulos universitarios: la Ley de Peligrosidad Pre Delictiva, una herramienta que ha llevado a miles de jóvenes cubanos a la cárcel hasta por mirar atravesado a un policía.

La prensa castrista es un agujero negro por el que se ha ido la historia del país. La infamia ha tocado a sus puertas y ha preferido narrar la migración de las mariposas en el Valle de Viñales. Jamás los escribidores de los libelos oficialistas han increpado a un oficial del Orden Interior de una prisión o han querido investigar una paliza propinada por las temidas Tropas Especiales del MININT.

Cuando agentes de civil embutían al joven Llorente en el auto patrullero para que no aguara la fiesta del crucero Adonia que entraba a Cuba este lunes, fue la voz de una mujer joven la que se escuchó por encima del bochorno nacional: “¡Tíralo al agua!”. Y La Habana estalló en aplausos.

El país va despacio hacia atrás, hace casi sesenta años, pero los muchachos quieren reguetón y una manguera de dinero para mantener el WiFi, y nadie los va a distraer.

“El Sexto” alista una expo en Miami

Posted on

12705752_10207149153700453_6387540910219044970_n
Promocional de la Expo “Cerdo”, de Danilo Maldonado, El Sexto.

El arte libre está de fiesta. El artista cubano Danilo Maldonado, conocido como El Sexto, abrirá su primera Expo en Miami, titulada “Cerdo”, y será este 25 de febrero a las 7pm.

El conocido artista contestatario, que sufriera varios meses de prisión por intentar hacer un performance con dos cerdos a los que nombró Fidel y Raúl, no quiere regresar a Cuba sin compartir con sus seguidores el arte que le censuran en la isla.

La muestra tendrá lugar en la Galería Market, de Miami Beach (1420 Alton Rd.), estará expuesta al público hasta el 17 de marzo de este año y es auspiciada por la Fundación para los Derechos Humanos en Cuba.

Maldonado fue detenido en diciembre de 2014 y liberado en octubre del año siguiente. Las acusaciones lo relacionaban con una figura delictiva que prohíbe la burla o mención satírica a las principales figuras de la dictadura cubana, como es el ‘desacato a la figura del Comandante en Jefe’. En mayo de 2015 le fue entregado a El Sexto el Premio Internacional Václav Havel a la Disidencia Creativa y al salir de Cuba -luego de su prisión (dicembre de 2015)- donó íntegramente los 25 mil dólares del reconocimiento a la causa de los cubanos que estaban varados en Costa Rica.

Pieza de Danilo Maldonado, "El Sexto", alusiva a la Seguridad del Estado (Cuba) y laCIA (EEUU).
Pieza de Danilo Maldonado, “El Sexto”, alusiva a la Seguridad del Estado (Cuba) y laCIA (EEUU).

Danilo, o como él mismo se firma en cada acto -El Sexto- estará acompañado de la banda punk Porno para Ricardo, que lidera Gorky Águila y que ha incorporado en el último año a la bloguer y activista Lía Villares.

Mandarrias contra la fe

Posted on Actualizado enn

Alaín Toledano Valiente, pastor de la iglesia Enmanuel. El templo y vivienda de Toledano fueron derribados el viernes 5 de enero de 2016 en Santiago de Cuba. Foto: Luis Felipe Rojas.

No hay corazón que aguante los azotes de la amenaza velada, los insultos y la risa burlona de los buitres del Partido Comunista de Cuba. Las fieras del socialismo tropical invadieron la vivienda del pastor Alaín Toledano en el reparto El Salao, en Santiago de Cuba.

Esta semana se consumó el hecho. Las amenazas ya se estaban haciendo viejas.

Estuve en 2007 en el terreno baldío que dejaron las huestes de Misael Enamorado (entonces Primer secretario del PCC en la provincia) cuando derribaron aquella iglesia por primera vez. Luego volví a ver a Toledano en un restaurante en Miami donde me contó que en esta ocasión sí vendrían en serio, y lo hicieron. El 5 de enero se metieron y a mandarriazo limpio arrancaron las ventanas, se llevaron los bancos para que no se sentaran más aquellas casi seiscientas personas que se congregaban a diario en la Iglesia Enmanuel.

Esperaron que el pastor Alaín estuviera en un curso en Miami para dar el zarpazo final. Barrieron con todo. Hablé con tres activistas de derechos humanos, con un familiar mío en el barrio La Vaquería, y con la esposa de Toledano. “Nos dieron con todo”, me contó la señora. Caragaron con instrumentos de música, materiales de construcción y con cualquier objeto que les oliera a subsistencia humana. Los arrestos a los creyentes sumaron varias decenas.

No hay fotos aun porque los teléfonos están cortados o en manos de la policía política y el guapetón de Roberto Noa, el funcionario del PCC a cargo de la Oficina de Asuntos Religiosos en la oriental provincia. Noa estudió Psicología en la Universidad de Oriente en el mismo tiempo en que estuve en ese centro de enseñanza. Es capaz de eso y mucho más, siempre lo dijo. Desde el inicio de sus estudios conformó la brigada de los Manicatos, una especie de CDR estudiantil, algo así como unos soplones convidados a ninguna fiesta.

Hay gente que lo trae en la sangre.

Desde hace años vengo cubriendo como bloguero y periodista independiente los atentados que cometen las autoridades cubanas contra los pastores y feligreses cristianos que no comulgan mucho con la consigna ¡Patria o Muerte! Y Toledano es de ellos. Como lo fueron en su momento los Pastores por el Cambio y todo el Movimiento Apostólico en Cuba. He escuchado cosas terribles. La semana pasada la casa del pastor Yoel Balbuena y su esposa Maday en Camagüey fue apedreada en la alta noche. Ella y sus hijas siguieron orando porque cesara el trueno de piedras, la lluvia de insultos de los buenos salvajes, el hombre nuevo que defiende con actos de repudio la moral de la revolución cubana.

En La Habana el pastor Manuel Morejón Soler ha colectado firmas y análisis necesarios para instaurar una Ley de Culto. Más de 500 iglesias y denominaciones viven bajo el limbo de la ilegalidad, la torpeza de las secretarias en las oficinas estatales y la sordera gubernamental que no quiere cuentos con una sociedad organizada por fuera de los yugos y las cadenas. Todavía no han podido llegar a un primer escalón.

No es nada casual que derribaran el templo y la vivienda de Alaín -con todos los documentos en regla, expedientes de construcción y certificados de propiedad para él y su esposa Marilín Alayo Correa- el mismo día en que anunciaban que el Papa Francisco, el Patriarca Kirill y Raúl Castro se encontrarían en La Habana. La revolución no cree en casualidades y es atea hasta para enviar mensajes. Será un hecho histórico, dijeron las agencias sobre el encuentro que van a tener los mandamases del catolicismo, la ortodoxia y el comunismo en el aeropuerto de José Martí el próximo 12 de enero.

Y este fue el mensaje pacificador. Las hienas se lanzaron sobre los inconformes en Santiago de Cuba.

Alaín Toledano Valiente, pastor de la iglesia Enmanuel (a la izquierda) junto al bloguero Luis Felipe Rojas, restaurante La Carreta, Miami, noviembre de 2015. Foto cortesía de LFR.

Las migajas que va a comer el Papa Francisco en Cuba

Posted on Actualizado enn

prisionescubans
Cárcel cubana. Foto tomada de http://www.telemundo51.com

La alegría llegó a 3.522 hogares cubanos, ya que en esa misma cifra están siendo o serán liberados en las próximas horas miles de reclusos que cumplían (técnicamente) sanciones concernientes a delitos comunes. Hay que alegrarse, definitivamente las cárceles no reeducan a nadie, menos en el ambiente represivo de la isla.

De este modo el régimen cubano acaba de ofrecer públicamente otro gesto ante el Papa Francisco, abocado a una visita a Cuba que comenzará el 19 de septiembre. La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba lo agradeció, como lo habrán hecho muchos cubanos, pero sin más preguntas, pues a caballo regalado, dice el refrán… y las migajas que va soltando en estos meses la mano dura del aparato verdeolivo castrista tienen aturdidos a muchos.

La naturaleza retorcida de la dirigencia cubana, clavada como una estaca en la vida de la isla desde 1959, se ha tomado la libertad de decidir cada paso que den sus connacionales, sin dar tiempo a ser cuestionados. Hay detalles precisos dentro de esta falsa amnistía, que no son motivo de alegría sino de vergüenza y pena ajena.

El gulag por dentro

Hay algo que deben saber los destinatarios de este “gesto de humanidad”: el Papa Francisco, el Cardenal Ortega, los obispos, los curas, los laicos y todos los fieles católicos representados en ese mensaje de agradecimiento publicado el viernes, en la edición extraordinaria de la Gaceta de Cuba del Ministerio de Justicia.

Los primero es que sobre todas estas personas amnistiadas pende una espada de Damocles. Los artificios jurídicos por los que fueron llevados a prisión, o la conjunción de medidas que recibieron en sus periodos de encierro están preñadas de irregularidades, solo permitidas en un régimen autoritario como el que gobierna en La Habana.

El caso cubano posiblemente sea el único en el mundo occidental. Las oficinas de Fiscalía municipal en cada territorio en la isla, están adjuntas –físicamente- a los edificios de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). Aquí huelgan los comentarios sobre la separación de poderes. Sería una pérdida de tiempo ponerse a discutir de estos temas cuando policías de barrio, supuestos investigadores, alguaciles y jefes de sector almuerzan con los funcionarios de la fiscalía cada jornada, y hasta hacen sus necesidades fisiológicas en el mismo servicio sanitario.

Todavía el Jefe de Sector de la PNR funciona como una especie de mandamás local. Sus asistentes, asesores y fuentes confiables siguen siendo los presidentes del Comité de Defensa de la Revolución (CDR), militantes del Partido Comunista de Cuba (PCC) y para completar la Comisión de Prevención que asiste a estos vigilantes zonales, está el presidente del Consejo Popular. De ese grupo selecto que representa la “democracia” cubana salen las recomendaciones para aplicar la Ley de Peligrosidad Pre-delictiva, y otras más.

La intromisión de la Seguridad del Estado en juicios a personas que considera desafectos a la revolución es una de las burlas que más trabajo le va a costar borrar del imaginario popular a la maltrecha justicia criolla.

Cuando un cubano es investigado por atentar –verbalmente- contra “el proceso revolucionario”, inmediatamente aparece una causa común, asociada en la mayoría de los casos a la dipsomanía, la receptación de artículos robados, violencia doméstica o la actividad económica ilícita, que son figuras risibles en un país que ha practicado la destrucción de sus riquezas y la exhibe como un logro.

En el momento en el que los instructores de caso del Departamento de Operaciones o Instrucción Penal tienen en la mano cómo juzgar a un individuo por un delito común y no por uno concerniente al que –supuestamente- atenta contra la Seguridad del estado, trasladan el abultado expediente (donde aparecen delaciones por parte de sus amigos, chistes contra Fidel Castro, gustos por la moda extravagante y demás) hacia las apretadas oficinas de la Fiscalía municipal. Caso resuelto.

Figuras penales como la Peligrosidad social (pre-delictiva), desacato (contra la autoridad o la Figura del Comandante en Jefe), Atentado (contra la autoridad) o la Resistencia (al arresto, arbitrario en la mayoría de las veces), pasan por los ojos de quienes aprueban en Cuba cada amnistía como una forma de respeto a los visitantes –ya sea un papa o presidente de paso por La Habana.

Por todo lo anterior, en esa lista de miles de liberados no van a aparecer los nombres de activistas de Derechos Humanos que han sido sancionados o están a la espera de una petición fiscal por desobediencia, peligrosidad o impago de multas. Aunque hayan gritado ¡Abajo Raúl!, ¡Abajo el hambre! O ¡Libertad para los presos políticos!

Saborear las migajas de turno

Si la manipulación –y no la correcta ejecución- de las leyes no cambia, los hombrecitos de verdeolivo del Palacio de la revolución tienen, cada vez que les venga en gana, una migaja que ofrecer a quienes promueven la idea de que en Cuba están ocurriendo “cambios significativos”.

La dictadura castrista remueve a su antojo el dominó que han aceptado jugar el gobierno de Estados Unidos, el Estado Vaticano, la Iglesia católica cubana y la tanda de empresarios y advenedizos que han visto un filón de oro en las aguas del Mar Caribe.

Ya se sucedieron más de 140 detenciones en menos de 72 horas, vinculadas a los deseos de opositores del Oriente cubano de asistir a la misa por la Virgen de la Caridad del Cobre. De esa arbitrariedad han sido documentados los siguientes incidentes: arrestos arbitrarios, golpizas, torturas con marcas visibles en los glúteos y otras partes del cuerpo, corte del cabello a manera de escarmiento, amenazas colocando pistolas en las cabezas de los detenidos, rasgadura de las vestimentas y filmación de esos mismos hechos por parte de los propios torturadores. El silencio de la jerarquía católica fue proverbial y el de la comparsa que aplaude la manera en que se maquillan los generales en La Habana, vergonzoso.

Esta semana que resta para que llegue el papa argentino a Cuba traerá otras sorpresas. La Oficina de Asuntos religiosos del PCC, dirigida sempiternamente por Caridad Diego, va a expedir otros permisos de construcción de templos católicos, asentamientos de órdenes religiosas en lugares intrincados –quizás- y es una fiesta que no será interrumpida por el ruido de quienes exigen respeto por los Derechos Humanos.

En los días previos al pastoreo de Francisco en La Habana, Holguín y Santiago de Cuba, se espera sean detenidos centenares de opositores pacíficos (como ocurrió en marzo de 2012, cuando llegó Benedicto XVI) u obligados a permanecer encerrados en sus viviendas, hasta que el gobernante del Vaticano se vaya a Washington.

Un mes después de esta “histórica” visita, Francisco va a cumplir el protocolo, como lo exigen las normas de la civilización occidental: enviará un mensaje de agradecimiento al hombre que lo estrechó en sus brazos en La Habana, con las manos manchadas de sangre pero ya le habrá pedido perdón y lo habrá recibido con una sonrisa.

El cardenal Ortega, los obispos y los curas refrendarán la visita pastoral con un mensaje no menos dulce. Sentados a la mesa no se haba de asuntos desagradables. Cuba tendrá que esperar… otra vez.