chivatos

Mandarrias contra la fe

Posted on Actualizado enn

Alaín Toledano Valiente, pastor de la iglesia Enmanuel. El templo y vivienda de Toledano fueron derribados el viernes 5 de enero de 2016 en Santiago de Cuba. Foto: Luis Felipe Rojas.

No hay corazón que aguante los azotes de la amenaza velada, los insultos y la risa burlona de los buitres del Partido Comunista de Cuba. Las fieras del socialismo tropical invadieron la vivienda del pastor Alaín Toledano en el reparto El Salao, en Santiago de Cuba.

Esta semana se consumó el hecho. Las amenazas ya se estaban haciendo viejas.

Estuve en 2007 en el terreno baldío que dejaron las huestes de Misael Enamorado (entonces Primer secretario del PCC en la provincia) cuando derribaron aquella iglesia por primera vez. Luego volví a ver a Toledano en un restaurante en Miami donde me contó que en esta ocasión sí vendrían en serio, y lo hicieron. El 5 de enero se metieron y a mandarriazo limpio arrancaron las ventanas, se llevaron los bancos para que no se sentaran más aquellas casi seiscientas personas que se congregaban a diario en la Iglesia Enmanuel.

Esperaron que el pastor Alaín estuviera en un curso en Miami para dar el zarpazo final. Barrieron con todo. Hablé con tres activistas de derechos humanos, con un familiar mío en el barrio La Vaquería, y con la esposa de Toledano. “Nos dieron con todo”, me contó la señora. Caragaron con instrumentos de música, materiales de construcción y con cualquier objeto que les oliera a subsistencia humana. Los arrestos a los creyentes sumaron varias decenas.

No hay fotos aun porque los teléfonos están cortados o en manos de la policía política y el guapetón de Roberto Noa, el funcionario del PCC a cargo de la Oficina de Asuntos Religiosos en la oriental provincia. Noa estudió Psicología en la Universidad de Oriente en el mismo tiempo en que estuve en ese centro de enseñanza. Es capaz de eso y mucho más, siempre lo dijo. Desde el inicio de sus estudios conformó la brigada de los Manicatos, una especie de CDR estudiantil, algo así como unos soplones convidados a ninguna fiesta.

Hay gente que lo trae en la sangre.

Desde hace años vengo cubriendo como bloguero y periodista independiente los atentados que cometen las autoridades cubanas contra los pastores y feligreses cristianos que no comulgan mucho con la consigna ¡Patria o Muerte! Y Toledano es de ellos. Como lo fueron en su momento los Pastores por el Cambio y todo el Movimiento Apostólico en Cuba. He escuchado cosas terribles. La semana pasada la casa del pastor Yoel Balbuena y su esposa Maday en Camagüey fue apedreada en la alta noche. Ella y sus hijas siguieron orando porque cesara el trueno de piedras, la lluvia de insultos de los buenos salvajes, el hombre nuevo que defiende con actos de repudio la moral de la revolución cubana.

En La Habana el pastor Manuel Morejón Soler ha colectado firmas y análisis necesarios para instaurar una Ley de Culto. Más de 500 iglesias y denominaciones viven bajo el limbo de la ilegalidad, la torpeza de las secretarias en las oficinas estatales y la sordera gubernamental que no quiere cuentos con una sociedad organizada por fuera de los yugos y las cadenas. Todavía no han podido llegar a un primer escalón.

No es nada casual que derribaran el templo y la vivienda de Alaín -con todos los documentos en regla, expedientes de construcción y certificados de propiedad para él y su esposa Marilín Alayo Correa- el mismo día en que anunciaban que el Papa Francisco, el Patriarca Kirill y Raúl Castro se encontrarían en La Habana. La revolución no cree en casualidades y es atea hasta para enviar mensajes. Será un hecho histórico, dijeron las agencias sobre el encuentro que van a tener los mandamases del catolicismo, la ortodoxia y el comunismo en el aeropuerto de José Martí el próximo 12 de enero.

Y este fue el mensaje pacificador. Las hienas se lanzaron sobre los inconformes en Santiago de Cuba.

Alaín Toledano Valiente, pastor de la iglesia Enmanuel (a la izquierda) junto al bloguero Luis Felipe Rojas, restaurante La Carreta, Miami, noviembre de 2015. Foto cortesía de LFR.

Las migajas que va a comer el Papa Francisco en Cuba

Posted on Actualizado enn

prisionescubans
Cárcel cubana. Foto tomada de http://www.telemundo51.com

La alegría llegó a 3.522 hogares cubanos, ya que en esa misma cifra están siendo o serán liberados en las próximas horas miles de reclusos que cumplían (técnicamente) sanciones concernientes a delitos comunes. Hay que alegrarse, definitivamente las cárceles no reeducan a nadie, menos en el ambiente represivo de la isla.

De este modo el régimen cubano acaba de ofrecer públicamente otro gesto ante el Papa Francisco, abocado a una visita a Cuba que comenzará el 19 de septiembre. La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba lo agradeció, como lo habrán hecho muchos cubanos, pero sin más preguntas, pues a caballo regalado, dice el refrán… y las migajas que va soltando en estos meses la mano dura del aparato verdeolivo castrista tienen aturdidos a muchos.

La naturaleza retorcida de la dirigencia cubana, clavada como una estaca en la vida de la isla desde 1959, se ha tomado la libertad de decidir cada paso que den sus connacionales, sin dar tiempo a ser cuestionados. Hay detalles precisos dentro de esta falsa amnistía, que no son motivo de alegría sino de vergüenza y pena ajena.

El gulag por dentro

Hay algo que deben saber los destinatarios de este “gesto de humanidad”: el Papa Francisco, el Cardenal Ortega, los obispos, los curas, los laicos y todos los fieles católicos representados en ese mensaje de agradecimiento publicado el viernes, en la edición extraordinaria de la Gaceta de Cuba del Ministerio de Justicia.

Los primero es que sobre todas estas personas amnistiadas pende una espada de Damocles. Los artificios jurídicos por los que fueron llevados a prisión, o la conjunción de medidas que recibieron en sus periodos de encierro están preñadas de irregularidades, solo permitidas en un régimen autoritario como el que gobierna en La Habana.

El caso cubano posiblemente sea el único en el mundo occidental. Las oficinas de Fiscalía municipal en cada territorio en la isla, están adjuntas –físicamente- a los edificios de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). Aquí huelgan los comentarios sobre la separación de poderes. Sería una pérdida de tiempo ponerse a discutir de estos temas cuando policías de barrio, supuestos investigadores, alguaciles y jefes de sector almuerzan con los funcionarios de la fiscalía cada jornada, y hasta hacen sus necesidades fisiológicas en el mismo servicio sanitario.

Todavía el Jefe de Sector de la PNR funciona como una especie de mandamás local. Sus asistentes, asesores y fuentes confiables siguen siendo los presidentes del Comité de Defensa de la Revolución (CDR), militantes del Partido Comunista de Cuba (PCC) y para completar la Comisión de Prevención que asiste a estos vigilantes zonales, está el presidente del Consejo Popular. De ese grupo selecto que representa la “democracia” cubana salen las recomendaciones para aplicar la Ley de Peligrosidad Pre-delictiva, y otras más.

La intromisión de la Seguridad del Estado en juicios a personas que considera desafectos a la revolución es una de las burlas que más trabajo le va a costar borrar del imaginario popular a la maltrecha justicia criolla.

Cuando un cubano es investigado por atentar –verbalmente- contra “el proceso revolucionario”, inmediatamente aparece una causa común, asociada en la mayoría de los casos a la dipsomanía, la receptación de artículos robados, violencia doméstica o la actividad económica ilícita, que son figuras risibles en un país que ha practicado la destrucción de sus riquezas y la exhibe como un logro.

En el momento en el que los instructores de caso del Departamento de Operaciones o Instrucción Penal tienen en la mano cómo juzgar a un individuo por un delito común y no por uno concerniente al que –supuestamente- atenta contra la Seguridad del estado, trasladan el abultado expediente (donde aparecen delaciones por parte de sus amigos, chistes contra Fidel Castro, gustos por la moda extravagante y demás) hacia las apretadas oficinas de la Fiscalía municipal. Caso resuelto.

Figuras penales como la Peligrosidad social (pre-delictiva), desacato (contra la autoridad o la Figura del Comandante en Jefe), Atentado (contra la autoridad) o la Resistencia (al arresto, arbitrario en la mayoría de las veces), pasan por los ojos de quienes aprueban en Cuba cada amnistía como una forma de respeto a los visitantes –ya sea un papa o presidente de paso por La Habana.

Por todo lo anterior, en esa lista de miles de liberados no van a aparecer los nombres de activistas de Derechos Humanos que han sido sancionados o están a la espera de una petición fiscal por desobediencia, peligrosidad o impago de multas. Aunque hayan gritado ¡Abajo Raúl!, ¡Abajo el hambre! O ¡Libertad para los presos políticos!

Saborear las migajas de turno

Si la manipulación –y no la correcta ejecución- de las leyes no cambia, los hombrecitos de verdeolivo del Palacio de la revolución tienen, cada vez que les venga en gana, una migaja que ofrecer a quienes promueven la idea de que en Cuba están ocurriendo “cambios significativos”.

La dictadura castrista remueve a su antojo el dominó que han aceptado jugar el gobierno de Estados Unidos, el Estado Vaticano, la Iglesia católica cubana y la tanda de empresarios y advenedizos que han visto un filón de oro en las aguas del Mar Caribe.

Ya se sucedieron más de 140 detenciones en menos de 72 horas, vinculadas a los deseos de opositores del Oriente cubano de asistir a la misa por la Virgen de la Caridad del Cobre. De esa arbitrariedad han sido documentados los siguientes incidentes: arrestos arbitrarios, golpizas, torturas con marcas visibles en los glúteos y otras partes del cuerpo, corte del cabello a manera de escarmiento, amenazas colocando pistolas en las cabezas de los detenidos, rasgadura de las vestimentas y filmación de esos mismos hechos por parte de los propios torturadores. El silencio de la jerarquía católica fue proverbial y el de la comparsa que aplaude la manera en que se maquillan los generales en La Habana, vergonzoso.

Esta semana que resta para que llegue el papa argentino a Cuba traerá otras sorpresas. La Oficina de Asuntos religiosos del PCC, dirigida sempiternamente por Caridad Diego, va a expedir otros permisos de construcción de templos católicos, asentamientos de órdenes religiosas en lugares intrincados –quizás- y es una fiesta que no será interrumpida por el ruido de quienes exigen respeto por los Derechos Humanos.

En los días previos al pastoreo de Francisco en La Habana, Holguín y Santiago de Cuba, se espera sean detenidos centenares de opositores pacíficos (como ocurrió en marzo de 2012, cuando llegó Benedicto XVI) u obligados a permanecer encerrados en sus viviendas, hasta que el gobernante del Vaticano se vaya a Washington.

Un mes después de esta “histórica” visita, Francisco va a cumplir el protocolo, como lo exigen las normas de la civilización occidental: enviará un mensaje de agradecimiento al hombre que lo estrechó en sus brazos en La Habana, con las manos manchadas de sangre pero ya le habrá pedido perdón y lo habrá recibido con una sonrisa.

El cardenal Ortega, los obispos y los curas refrendarán la visita pastoral con un mensaje no menos dulce. Sentados a la mesa no se haba de asuntos desagradables. Cuba tendrá que esperar… otra vez.

“Estados Unidos o Muerte”, exigen cubanos en Veracruz

Posted on Actualizado enn

FOTO TOMADA DE UNIVERSO INCREIBLE
FOTO TOMADA DE UNIVERSO INCREIBLE

Rafael Alejandro Hernández Real, que segura asegura haber sido agente de la eeguridad del Estado en Cuba, -infiltrado en la Alianza Democrática Oriental (ADO)- en septiembre de 2014 se encadenó en la Plaza Bolívar de Bogotá, Colombia, y ahora está en huelga de hambre con la exigencia de llegar a Estados Unidos, según reporta el portal Universo increíble.

“10 jóvenes emigrantes cubanos se han declarado en huelga de hambre y de sed en la estación migratoria de Acayucán, en el estado de Veracruz, para evitar ser deportados a Cuba. En estos momentos son 7 hombres y 3 mujeres. El grupo de huelguistas se ha ido incrementando ante las negativas oficiales y las amenazas de ser devueltos a la isla”, reporta el sitio.

Hernández Real se dio a conocer en 2017 cuando junto a Eliecer Ávila y otros estudiantes de la Universidad de Ciencias Informáticas en La Habana (UCI), interpelaron al entonces presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Ricardo Alarcón. En aquella ocasión tanto Ávila como Hernández Real exigían libertad para salir del país, visitar sitios históricos del mundo como “la tumba del Che Guevara en Bolivia” y pusieron en entredicho la supuesta unanimidad resultante de las votaciones generales que se celebran en Cuba.

 

 

 

Cinco años de Cruzar las alambradas: ¿cuánto tiempo más debo seguir?

Posted on Actualizado enn

Foto del autor: @alamabradas
Foto del autor: @alambradas

Mi bebé, mi tercer hijo, este blog, ya ha cumplido 5 añitos y a ratos me hago esa pregunta. ¿Cuánto tiempo más debo seguir? Yo comencé a escribir a contrapelo de lo que era un blog, lo hice como se escribe un diario sin wi-fi, ni cibercafés cercanos, pero con la temeridad con que se distribuye un zamisdat.

Recuerdo que fue en 2009, en diciembre. Mi hermano Orlando Zapata Tamayo #OZT iniciaba una huelga de hambre, empujaba al régimen castrista a quitarse la careta de una vez: las detenciones y golpizas a los activistas por el apoyo a #OZT se sucedían en Holguín y varias ciudades más, una tras otra. Yo quería que lo supieran mis vecinos, los chivatones del barrio, la policía, los que tienen miedo y los que me apoyaban y me apoyan desde entonces, que son uds., ciberactivistas, gente linda que me han acompañado en 60 meses de palabra y hecho.

Ahora con la nueva cantaleta de “los enemigos íntimos” hice un alto, llevo semanas sin publicar, escuchando a mis amigos, reviviendo la misma fiesta de tanta ingenuidad. Mis padres me contaron que la gente que 1959 estaba aturdida de tanto petardo y tanto sabotaje, el mismo 1ro de enero salió a saludar a los rebeldes, el 2 a pedir ¡Paredón! a voz en cuello y el día 3 empezaron a quedarse mudos, tres días de Revolución cubana.

Ahora el camino es largo porque en Palma Soriano, Manzanillo y Cumanayagua sigue gente hambrienta que no sabe de relaciones diplomáticas. Mi amigo Millet en Camagüey sigue con las Brigadas de Respuesta Rápida detrás de sí cada día, para que no pegue un cartel contra el gobierno o no compre luz brillante (kerosene) de contrabando. A Mirna Hernández le pintarrajearon la casa con chapapote el pasado fin de semana, fue en Buenaventura, donde la gente llama ahora a los yanquis “el hermano y solidario pueblo norteamericano”.

Ahora que las furias han cambiado de color hay amigos que quedaron dentro del cerco y no se van a callar la boca porque nunca lo han hecho. Me escribió Yannier P, desde Guantánamo para decirme: “no tienes que escribir para nosotros, ya sabemos el horror. Escribe para que el mundo sepa del horror que viene”. Quiero enviar un ramo de flores a mi amiga Nancy Alfaya, una mujer cristiana y con una resistencia a prueba de balas: su marido, el escritor Jorge Olivera Castillo,  recibió 18 años de cárcel, pero a Nancy no se le apagó la risa. En La Habana conduce un taller contra la violencia a las mujeres, es la primera que lee los poemas de Olivera y va todos los días a la iglesia en el barrio pobre en que vive. Quiero mandarle flores a Nancy pero no me gustaría que llegaran marchitas.

Quisiera escribir un artículo y viajar, para darle la mano a Manuel Martínez León, en La Jejira de Holguín,  a Emiliano González en El Horno, de Bayamo o Bárbaro Tejeda en Mayarí. Los tres son disidentes, opositores abiertos a la dictadura tropical de los hermanos Castro y trabajan la tierra desde el amanecer.

Emiliano me ha concedido entrevistas sentado sobre una montaña de sacos de maní, y me ha escrito para decirme de las torcidas reglas de las cooperativas estatales y que sueña con campos de maní mientras se lo llevan preso a unos pestilentes calabozos.

Bárbaro me ha hablado en un trillo por donde se va a pescar clandestinamente, para comer y darle de comer a su familia. Desde hace años el Destacamento “Mirando al mar” -una especie de brigada de respuesta rápida- con el pretexto de ser una tropa antidrogas, reprime y vigila a sus vecinos en Puerto Padre, Levisa y Macabí, en toda Cuba. No pueden vender pescados, ni pescarlos, ni comerlos. No saben qué ley se lo prohíbe, pero esos vecinos de los que me hablan tienen miedo de incumplirla. A veces Bárbaro Tejeda siembra plátanos o frijoles y sueña con una moderna vara de pescar.

Con amigos así mi blog tiene diez años más de vida. Todavía tengo que explicarle al mundo por qué hay madres cubanas que viven sin sus hijos y qué cosa es la Ley de Peligrosidad Social Pre-Delictiva, primero tengo que aprender a escribir un engendro jurídico de tal empaque. Ileana, mi amiga venezolana que viven Nueva York no sabe qué cosa es Desacato a la figura del Comandante en Jefe, y yo tengo que explicarle con ejemplos.

A este blog le quedan muchos años más de vida, de sobrevida. Una casa se arregla para adentro, y no para que la elogien sin conocerla los vecinos, así vivan al Sur o al Norte revuelto y brutal que ahora nos aprecia.

Violencia policial en Cuba, cuatro (malos) ejemplos

Posted on

damas9
Foto tomada de Internet; retomada del blog Pedazos de la isla. Represión policial en Cuba, 2010. (No relacionada con este post).

No siempre las informaciones que salen de Cuba se entienden en su justa medida. En la mayoría de los casos de abuso policial (o para militar) se trata de unos empellones, una patada o un bastonazo. El castigo a veces tiene forma de amenaza, medidas coercitivas e iregularidades jurídicas de todo tipo. La ONG checa People in Need se ha encargado en varias ocasiones de tipificar estos hechos.

Lo que sigue es un extracto de ese trabajo que realizan sin descanso, para que los no iniciados en el tema Cuba conozcan los pasadizos secretos de los malos tratos y las vejaciones que el régimen de La Habana comete a diario con la población civil.

“La violencia contra los detenidos políticos puede tomar dos formas: verbal, que consiste en insultos, intimidación y/o amenazas (las de muerte son las más comunes) dirigidas a algún miembro de la familia); o física, con lesiones que incluso a veces requieren hospitalización. El objetivo de ambos tipos de violencia es debilitar a los individuos psicológicamente y presionarlos para que abandonen sus actividades en la disidencia”, señala el portal dedicado a la defensa de los Derechos Humanos.

A continuación, casos que ilustran estos abusos:

Jorge Luis Claro Galván. El 23 de mayo de 2014, Jorge Luis estaba descansando en el portal de su casa cuando fue detenido por la policía. Le golpearon intensamente, causándole un traumatismo cráneo encefálico que le provocó un vértigo días después, en el baño de la prisión. Se cayó al suelo y se hizo una herida que requirió varios puntos de sutura. Jorge Luis fue posteriormente llevado, a juicio acusado de un delito de robo del cual no existía ninguna prueba. Su familia sostiene que es sólo el resultado de frecuentes amenazas por parte de las autoridades estatales por ser miembro del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL).

Roberto Rodríguez Cardona, miembro del Partido Republicano de Cuba, se dirigía al centro de la ciudad de Bayamo para celebrar el cumpleaños de su hija, el 25 de enero de 2014, junto a sus invitados, cuando fue detenido violentamente por las fuerzas combinadas de la Policía y agentes de la Seguridad del Estado. Le dislocaron el hombro, le golpearon la frente contra una pared y le causaron lesiones dentro y fuera de la boca. Estuvo detenido durante dos días sin asistencia médica. El día 27 del mismo mes fue puesto en libertad sin cargos formales.

Yriades Hernández Aguilera. Foto, cortesía UNPACU.

Yriades Hernández Aguilera, activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), estaba documentando un caso de desalojo cuando los agentes de la Policía Política le rodearon y comenzaron a golpearle. Después se lo llevaron en un auto patrulla a las afueras de la ciudad y allí lo liberaron. Permaneció allí durante 3 horas; los golpes le habían provocado un derrame de líquido sinovial en la rodilla izquierda y no podía andar. Yriades ha sido amenazado de muerte en múltiples ocasiones por su actividad en la disidencia.

Cleider Claro Rosa fue golpeado hasta quedar inconsciente por funcionarios de la prisión de Guantánamo. El incidente ocurrió el 23 de noviembre 2013, cuando se le negó la visita mensual de su familia. El detenido manifestó su desacuerdo y posteriormente fue golpeado por el jefe de la prisión y otros funcionarios por protestar. Perdió el conocimiento, cayó al suelo y fue arrastrado a la celda de castigo donde permaneció durante seis días. Cleider Claro Rosa no pertenece a ningún partido de la oposición.

 

Atentamente,

Cuban Team / Equipo de Cuba

People in Need – Human Rights and Democracy