Cuba

No me cojas pa’ eso, tú

Posted on Actualizado enn

Un hombre vende ejemplares de la Reforma Constittucional en Cuba. TOMADO DE LA PRENSA CUBANA.
Un hombre vende ejemplares de la Reforma Constittucional en Cuba. TOMADO DE LA PRENSA CUBANA.

#YoNoVoto_#YoVotoNo__Miami, 13 de enero de 2019. En algo más de un mes el régimen cubano se habrá bajado las mangas de la camisa, ajustado los pantalones y dado algunos retoques a su hasta entonces maltrecha figura de sesenta cansados años. La nueva Reforma Constitucional aprobada va a contar con un número importante de asistentes a las urnas -sea cual fuere la acción en las boletas- y eso es lo que cuenta… para ellos, no para nosotros “el pueblo”.

La polémica generada entre proyectos opositores y activistas de dentro y fuera de la isla sobre asistir o no a los colegios electorales, no hace más que abrir una brecha entre quienes desconocen olímpicamente el ninguneo de una dictadura hacia sus congéneres con el hacha en la mano y quienes han plantado cara al megafraude en camino.

Cuando en junio pasado anunciaron que una comisión desconocida laboró por cinco años en el texto, la suerte estaba echada. No he leído un solo cuestionamiento de muchos de los que hoy afirman que el #YoVotoNo “será un golpe al régimen”, cuando la maquinaria eligió no elegir intelectuales, juristas y otras figuras para la elaboración del texto dizque reformista. A los que fuera de Cuba aseguran que votarán no, también les lanzó una trompetilla: si el gobierno cubano los animó a expresar sus propuestas ‘online’ ¿por qué no contó con ellos hace cinco años para incluirlos en tal programa de redacción?

Lo que quiere el régimen es asistencia, no el #YoVotoSí que hasta el propio mandatario puesto de dedo enarbola en sus ridículos mensajes en Twitter.

¿A nadie de los que aseguran #YoVotoNo parece escandalizarles que un general en retiro -Raúl Castro-, con acusaciones de genocidio incluso -Recuerden los fusilamientos de Loma de San Juan en Santiago de Cuba- presida la comisión organizadora, de revisión y consulta de la cacareada reforma Constitucional?

Les debo el detalle, el título de este post. Lo presencié en Guantánamo en 2010. Un policía nos pidió el carné de identidad a un opositor y a mí, se los echó en el bolsillo y fue a sentarse en su patrulla por más de media hora. Cuando regresó, luego de supuestamente haber consultado los archivos de la Seguridad del Estado, nos permitió seguir, pero ya nos habíamos perdido el 1er inning de un choque de béisbol entre el equipo local y el ya sin brillo Industriales de la capital cubana, a lo que mi ambia le soltó:

– No me cojas pa’ eso, tú- mientras nos encaramábamos en una motocicleta para atravesar el Reparto San Justo buscando la algarabía del estadio de pelota.

Aumentan condena a preso político de UNPACU

Posted on Actualizado enn

En una cuarta condena por motivos políticos el tribunal municipal de Quivicán, provincia de Mayabeque, sancionó a 4 años más de cárcel al preso político Noslén Ayala García, según dijo en una llamada telefónica a la Unión Patriótica de Cuba.
Ayala, preso desde 2016, recibió condenas de 2 años, por desacato, 8 meses, por resistencia, 3 años por atentado y resistencia y ahora esta última por desacato a la autoridad.

PINCHA ESTE ENLACE

02-La Vuelta de Neno Díaz

Posted on Actualizado enn

En una tarraya mete todas las palabras, enciende el televisor Krim 218, ruso y destartalado y se hace la magia. Neno Díaz, el cronista estrella que le ha salido a Diario de Cuba escribe para Cuba –la de adentro, la de afuera y la de arriba y la de abajo. Escribe de pelota como Miñoso acariciaba la bola, narra cada juego con la prisa de quien tiene que salir a chapear o cortar caña en la madrugada y no se olvida de prender el radiecito para saber si Tony Oliva volvió a sacar la cara por los cubanos o no. Lo cierto es que Neno Díaz alumbra los bateyes de Chaparra, Cuatro Caminos y San Germán con la vela prendida de la pelota. Esta temporada de Grandes Ligas viene encendida y aunque yo mismo goce de un plan de TV que me permite ver el juego de la Gran Carpa que me dé la gana, tengo ganas de que amanezca y sorber la crónica roja de la pelota americana: la sangre borboteando en el terreno y en las gradas, las gargantas hinchadas de los fanáticos, saber si Harper fogoneó o no a los Yankees de Nueva York, si el Caballo Loco de Yasiel Puig volvió a sacar la lengua para reafirmar que tiene el bate caliente o si Aroldis Chapman le metió aceite al tubo de la bazuka para volver a pitchear sobre las 105 millas por hora. Se abrió este jueves la cortina de paja que divide al tiempo muerto del vivo, empezó la pelota en los Estados Unidos y –gústele a quien le guste- Neno empezó así la serie de crónicas que nos va a regalar: “Así, como Agamenón examinaba a sus huestes a punto de enredarse con los teucros ante la bien murada Ilión, pasemos revista nosotros a los cubiches que se fajarán este año lo mismo en el Safeco Field de Seattle que en el Yankees Stadium de Nueva York o el Comerica Park de Detroit”.

“¡Alante con los faroles!”, tituló Neno hoy en DDC. En la foto había un cubiche, al parecer salido del Palmar de Junco o de Hialeah, con el jersey del team Cuba que un día será y una pelota en la mano, apuntando a los ojos del televidente. Se veía más viejo, pero eso no importa: La Pelota siempre está en el mañana… como la Poesía.

Un cubano reseñado por el New York Times enciende la escena teatral de Miami

Posted on

“La tectónica de los sentimientos”, adaptación y dirección de Yoshvani Medina de la obra de Éric-Emmanuel Schmitt. De frente, Catalina Arenas como Diane, de espalda, Antonio Hernández, como Richard.

En un ambiente caldeado por la incomprensión de sí mismos cinco personajes se enzarzan en la lucha por salir adelante con sus mentiras… a costa de todo.

Así el dramaturgo y director teatral cubano Yoshvani Medina ha resuelto traducir, adaptar y poner en las tablas del Miami de inicios de 2018 la obra “La tectónica de los sentimientos”, una larga reflexión dramatúrgica escrita por franco-belga Éric-Emmanuel Schmitt.

“La tectónica…” estrenó el pasado 19 de noviembre en la acogedora sala Artefactus Teatro (proyecto que dirige Eddy Díaz Souza), en un apretado rincón del suroeste de Miami.

Un antecedente: en julio de 2012 Medina demostró con su obra “Probation” que estaba listo para desafiar el mundo teatral en Estados Unidos y llevó a cartelera en el Teatro Repertorio Español – circuito Off Broadway- de New York, una obra que se iba a los márgenes de la dicotomía entre los exiliados cubanos de una y otra generación. El torbellino de vivir en el más desarrollado de los países capitalistas se interponía a la huida del sistema más totalitario y cerrado que se vive en todas las américas. La rescritura de la tragedia de los exiliados cubanos que llegaron en 1959 y los que arribaron a las costas de Miami “ayer mismo” pareciera destinada a ser una obra cliché, pero el dramaturgo lo resolvió yendo a “las zonas grises de cada perspectiva”, como reseñó entonces Andy Webster para el influyente New York Times. Ahora, cinco años después, Medina sigue apuntando alto.

Un tsunami de emociones

“La tectónica…” es imparable. No hay contexto que restrinja la libertad creativa de un dramaturgo, de un escritor a secas: por eso tanto Schmitt como Medina se concentraron en un tema universal como el amor para dejar que la puja de cuatro mujeres y un hombre se redirigieran a asuntos nunca menores como la ambición personal, la inseguridad en las relaciones de pareja y en un plano difuso –al fondo de la trama- el latigazo de la conciencia, que pone fronteras a los deseos y las vanas aspiraciones para atravesar las distintas capas de la sociedad.

La obra -de una 1 hora y 40 minutos de duración- tiene un punto central de partida y retorno alrededor del matrimonio de Richard y Diane (ejecutivo y hombre de negocios él, senadora ella); los dos atenazados por la fuerza que va nivelando en cada espacio de caída de la historia, la suegra de éste, Doña Rosaura. La historia armada por Medina se fragmenta en el momento mismo en que aparecen dos prostitutas que serán el ‘veneno’ usado por la propia Diane para recuperar a su esposo, pero “otro golpe de dados” trazará los destinos finales de cada uno.

Ante el vacío del amor en pareja, Diane intenta a usar a Elina –joven, inteligente y bella- para un affair con su marido (¿Mente abierta? ¿Pareja abierta? ¿Hastío?). La empujará Marilyn: matrona, conocedora de la prostitución, ambiciosa y arrojada sin frenos con tal de salir de la esclavitud sexual a que las tienen sometidas.

Actores, no marionetas

Con estos aderezos Medina se hace de un elenco que si bien se le exige recomponerse desde una primera puesta, sí tiene paso firme en hacer creíble una trama dura y difícil en un apretado espacio como lo es un teatro de cámara.

Las actuaciones corren a cargo de la pareja de Catalina Arenas como Diane y Antonio Hernández; Ivette Kellem, madre de Diane y suegra trepidante que recorre la puesta como una campanilla, avisando que el mundo de la actuación existe y está más vivo que nunca, y las hilarantes demostraciones de fuerza y dinamismo de Rocío D. Cándano Breijo en el papel de Elina y Suzette Silva interpretando a Marilyn –dos prostitutas decididas a salir de la trata sexual a que son sometidas, pero en el más festivo de los caminos y búsquedas personales.

El teatro es para acercarse a la gente, y desde inicios del XXI pretende sobrevivir por encima del empuje de los nuevos medios audiovisuales como las abaratadas producciones fílmicas, los reallity shows y la invasión de las series de todo género por el método de suscripción (Nextflix, HBO…). Solo apelando al origen mismo del teatro: ser más íntimo y creíble, y sorprender en los momentos cruciales de la trama, podrá emerger triunfante de esta revolución del entretenimiento en que se vive, y en donde la peor arma que le apunta es la banalización que el mercado hace enfermar a cada paso.

Creo que el mayor mérito que tiene la puesta en escena de Medina es que se torna maleable en las manos de ambos: desde el texto original del maestro Schmitt hasta la reconversión de las situaciones y lugares que la permiten ubicar lo mismo en una urbe como Miami –explícito en la puesta- como Tokio, París o una aldea amazónica. Hacia ahí va al Teatro, en esas manos se deja seducir, cuando lo fuerzan a rendirse a base de talento.

Quizás algunas soluciones teatrales las vaya encontrando en el camino, en cada puesta, para curar la obra definitivamente. Los actores van a ir amansando al potro salvaje que es un personaje cuando nos queda grande o estrecho y no se ha fijado al cuerpo de quien lo lleva aún, pero de manera general el espectáculo se salva de cualquier vicio o improvisación.

Yoshvani Medina está diplomado por el Conservatorio de Arte Dramático de París, escribe en español y francés y recibió con Probation el Gran Premio de Dramaturgia “Nuestras Voces”, 2010 en New York, concurso organizado por la compañía Repertorio Español, y patrocinado por la multinacional norteamericana MetLife. Actualmente dirige ArtSpoken, desde donde ejerce la docencia, dirige y escribe sus propias obras en Miami.

La tectónica de los sentimientos estará abierta al público hasta el 11 de febrero. Las funciones son cada viernes a las 8:30 pm y sábados y domingos a las 6:30 pm en Artefactus Teatro, ubicado en el 12303 SW 133 Ct, Miami.

“Yoandris”: De la serie Periodismo independiente en Cuba

Posted on Actualizado enn

Yoandris Verane, ciberactivista cubano, Contramaestre, Santiago de Cuba.
Yoandris Verane, ciberactivista cubano, Contramaestre, Santiago de Cuba.

Se llama Yoandris Verane, es de la Generación “Y”, y aunque no tiene ninguna formación profesional es un reportero de pura cepa.

Desde Contramaestre, en Santiago de Cuba, reporta sobre las difíciles condiciones en que la gente sobrevive a pesar del desempleo y la falata de incentivos. Los ancianos, niños y personas desvalidas, esos son sus temas principales. Es un ciberactivista y no tienen ni blog ni página web para postear, lo hace desde Twitter y Facebook, de manera directa y sin pretensiones de alcanzar grandes  cantidades de lectores, pero quienes concen Cuba, no pueden virar los ojos y no mirar.

A veces lo citan los oficiales de la Seguridad del estado para amenazarlo con la cárcel, a veces una patrulla policial se lo lleva detenido y es su esposa Yailín Gonzáles Lesmes la que publica por él. Son integrantes de la prohibida Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y denuciar el mal manejo de las políticas locales en las redes sociales es su frente de lucha.

“Iván”: De la serie Periodismo independiente en Cuba

Posted on

Iván García Quintero. periodista independiente, La Habana, Cuba. Foto tomada del Diario Las Américas.
Iván García Quintero. periodista independiente, La Habana, Cuba. Foto tomada del Diario Las Américas.

Hace más de un año y medio publiqué una lista de 20 periodistas independientes cubanos que me parecían atendibles. Lo son, y habrá otros 20 ó 100. Hoy quiero empezar esta serie mostrándoles quiénes son y qué pueden leer de ellos.

Iván García Quintero. Nació en La Habana, el 15 de agosto de 1965. En 1995 se inicia como periodista independiente en la agencia Cuba Press. Ha sido colaborador de Encuentro en la Red, la Revista Hispano Cubana y la web de la Sociedad Interamericana de Prensa. A partir del 28 de enero de 2009 empezó a escribir en Desde La Habana, su primer blog. Desde octubre de 2009 es colaborador del periódico El Mundo/América y desde febrero de 2011 también publica en Diario de Cuba.

Es hijo de la conocida periodista Tania Quintero, que aunque está exiliada en Suiza, mantiene una intensa labor de búsqueda y análisis de la Cuba contemporánea.

Lecturas:

Salarios en Cuba son una broma: “la gente hace como que trabaja y el gobierno, como que paga” (Martí Noticias).

Cómo llegan los cubanos a fin de mes (el editorial que le falta a ‘The New York Times’) (Diario de Cuba).

Los grandes riesgos del periodismo en las Américas (Diario Las Américas).