fotos de cuba

‘Amenazas’: De la serie Periodismo Independiente en Cuba

Posted on Actualizado enn

 Periodista independiente Osmel Ramírez Álvarez, colaborador de Diario de Cuba. Foto cortesía DDC.
Periodista independiente Osmel Ramírez Álvarez, colaborador de Diario de Cuba. Foto cortesía DDC.

El periodista independiente Osmel Ramírez Álvarez fue amenazado por la Seguridad del Estado con ir directo a la cárcel, según denunció este viernes al portal Diario De Cuba, para el que trabaja regularmente.

DDC reportó así la denuncia:

“A principios de la semana fueron a ‘visitar’ a mi hermana a su trabajo en Mayarí (Holguín) y empezaron a asustarla y a decirle que me iban a tener que detener por mi trabajo periodístico en DIARIO DE CUBA y porque la gente con la que me estoy relacionando son mercenarios”, contó el periodista.

El supuesto delito por el que sería detenido es “hacer crítica social y defender sus ideas socialistasdemócratas por medios digitales” independientes.

Asimismo, refirió que el agente usó “técnicas de manipulación psicológica” con su hermana, le pidió incluso “que no me contara nada como buscando cierta complicidad”.

“Usaron chantaje emocional con ella, le dijeron que mi mamá que está enferma del corazón lo iba a pasar muy mal si me cogían preso. Después de todo esto, mi mamá se pasó dos noches llorando”, condenó Ramírez.

Sobre lo ocurrido, el periodista opinó que este es un primer paso: “la estrategia de presión familiar”.

“Yo siempre he sabido que es un riesgo. Y no voy a dejar de escribir”, agregó.

Ramírez enfatizó en que su trabajo para DDC es informativo y que en otros medios como Havana Times publica otros textos más de opinión donde refleja sus ideas socialdemócratas, pero que “ni siquiera esas ideas las acepta” el régimen.

La policía política “recalcó” principalmente su trabajo para DDC: “eso es lo que más les preocupa”, concluyó el periodista.

Ramírez calificó lo sucedido como “un hostigamiento”.

Entre los últimos trabajos publicados por Ramírez en las pasadas semanas en DDC se encuentran textos sobre la situación de los campesinos en Holguín, sobre los carpinteros, el cultivo del tabaco, las “elecciones” y el verano.

Este es el cuarto periodista de DIARIO DE CUBA que es reprimido por la Seguridad del Estado en los últimos tres meses.

En junio, otro periodista de DDC, Manuel Alejandro León Velázquez, fue detenido por el régimen durante dos días. Las autoridades amenazaron con acusarlo de “usurpación de funciones”, “difusión de noticias falsas” y “asociación para delinquir”.

En julio, impidieron viajar desde La Habana a un evento en Colombia a la periodista Yusimí Rodríguez López, y “cercaron” en tres ocasiones la casa de Joan Manuel Núñez Díaz en Bauta.

Asimismo, el jueves fue arrestado en la ciudad de Baracoa el reportero de la agencia de audiovisuales independiente Palenquevisión, Jesús Ernesto Álvarez Carcassés, quien estuvo varias horas en la unidad policial local donde le confiscaron la cámara.

“La detención ocurrió en horas de la tarde mientras filmaba un evento que forma parte de las actividades culturales programadas para el verano”, dijo el director de la agencia, Rolando Rodríguez Lobaina.

Texto y foto tomados de DDC.

“Yoandris”: De la serie Periodismo independiente en Cuba

Posted on Actualizado enn

Yoandris Verane, ciberactivista cubano, Contramaestre, Santiago de Cuba.
Yoandris Verane, ciberactivista cubano, Contramaestre, Santiago de Cuba.

Se llama Yoandris Verane, es de la Generación “Y”, y aunque no tiene ninguna formación profesional es un reportero de pura cepa.

Desde Contramaestre, en Santiago de Cuba, reporta sobre las difíciles condiciones en que la gente sobrevive a pesar del desempleo y la falata de incentivos. Los ancianos, niños y personas desvalidas, esos son sus temas principales. Es un ciberactivista y no tienen ni blog ni página web para postear, lo hace desde Twitter y Facebook, de manera directa y sin pretensiones de alcanzar grandes  cantidades de lectores, pero quienes concen Cuba, no pueden virar los ojos y no mirar.

A veces lo citan los oficiales de la Seguridad del estado para amenazarlo con la cárcel, a veces una patrulla policial se lo lleva detenido y es su esposa Yailín Gonzáles Lesmes la que publica por él. Son integrantes de la prohibida Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y denuciar el mal manejo de las políticas locales en las redes sociales es su frente de lucha.

21 km por los presos políticos cubanos

Posted on Actualizado enn

Luis Felipe Rojas, periodista, escritor cubano. (Foto: Daniel Banzer).
Luis Felipe Rojas, periodista, escritor cubano. (Foto: Daniel Banzer).

Este 29 de enero estaré corriendo la Media Maratón de Miami. Serán 21 kilómetros para resollar mientras pienso en las personas que están presas por motivos de opinión en Cuba. Se me van a desatornillar las piernas y los tobillos, el hígado me va a poner un detente hasta las 13.1 millas que dura la carrera que intentaré salvar. Vengo de una isla donde está prohibido criticar al dictador de turno, ¿58 años no es un tiempo cruel para decidir la vida de un pueblo?

Voy a correr por los que pusieron un cartel contra el gobierno, los que dijeron una consigna que desentonó en el coro de las ovejas que dice sí y piensan no. Incluso, por aquellos que un día empuñaron un arma contra la más vieja dictadura de Occidente: la de los hermanos Castro. Llevo un año exacto dibujando esta respiración de algo más de dos horas sobre el asfalto, la humedad que te asfixia en los pantanos de Miami y el sol que no entiende de estaciones climáticas. Pesas, ‘core’, rodajes largos, velocidad y carreras a pie descalzo. Quiero correr contra los 21 kilómetros de esta hermosa ciudad y los pasillos interminables donde se respira la humedad de las cárceles cubanas.

Quiero avanzar hacia la milla 8, esa que me va a sacar toda la sustancia, como quien se inscribe en el Control penal del Combinado de Guantánamo, la tenebrosa cárcel de Boniato en Santiago de Cuba o ese engendro de prisión modélica que es Kilo 8 en Camagüey. Puedo hacer más, lo sé, pero por ahora es un gesto. Solo quiero invitarlos a mirar la 15 edición del Miami Marathon and Half Marathon. Iré lento, para saborear y sufrir cada milla, cada paso dentro de la manada. Ese domingo, más de un centenar de presos políticos cubanos habrán escuchado el grito de ¡Recuento! y habrá ocurrido alguna paliza.

El país que es Cuba se habrá reducido con cada patada, cada bastonazo. Va a sonar algún cerrojo, alguien habrá avanzado sobre el asfalto de Miami para abrirlo.

"Atributos". (Foto: Daniel Banzer).
“Atributos”. (Foto: Daniel Banzer).

Pagán, un hombre muy malo con un carné del Ministerio del Interior

Posted on Actualizado enn

Policías allanan la vivienda sede de UNPACU en Santiago de Cuba el domingo 18 de diciembre. Foto: @patriotaliu
Policías allanan la vivienda sede de UNPACU en Santiago de Cuba el domingo 18 de diciembre. Foto: @patriotaliu

Esto que les voy a contar no me lo van a creer, ni de coña. Pero no me importa, la dictadura militar de Cuba viola los derechos humanos a mansalva y anda mucho descreído por ahí. Mucho tonto que la defiende.

Los hermanos Geordanis y Adael Muñoz Guerrero son dos activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), una organización opositora que radica principalmente en Santiago de Cuba. Los hermanos Muñoz fueron condenados por una contravención: no pagaron sendas multas de 24 mil pesos que les impusieron cuando empezaron a aparecer carteles anticastristas en su barrio de Rancho Grande, Palma Soriano, la localidad en que residen.

La esposa de Geordanis me relató en el programa Contacto Cuba de Radio Martí (Minuto 12:43) lo que les vino encima el 3 de noviembre, ya estando ambos en la prisión de Aguadores. Se les presentó el oficial de la Seguridad del Estado Dainier Suárez Pagán. Ordenó que esposaran a Geordanis Muñoz a la espalda, lo hicieron bajar del Destacamento 1 y él mismo le propinó una dura golpiza.

Me lo dijo la propia Yenisei Jiménez con la voz un poco cortada, se sentía con rabia mientras relataba el abuso.

El 9 de septiembre de 2015 estos activistas intentaron ir al Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre. En el camino fueron detenidos por fuerzas policiales, oficiales de civil y miembros de las Brigadas de Respuesta Rápida y los vejaron de manera insólita.

Pagán, el hombre malo que golpea a mujeres y hombres en Santiago de Cuba, se encargó de la humillación. Hizo desnudar a Geordanis, lo golpeó con un bastón de goma en las nalgas y le dijo que si quería lo pusiera en las redes sociales. Como este joven opositor no tiene vergüenza de atravesar ese martirio por ver a su patria libre, se hizo una foto de las nalgas amoratadas por los golpes, la entregó a José Daniel Ferrer (líder de UNPACU y ex prisionero de la Causa de los 75) y éste la posteó en su cuenta de twitter.

Los hermanos muñoz guerrero fueron condenados a prisión en octubre pasado a 6 meses (Adael) y 1 año (Geordanis).

Geordanis Muñoz Guerrero dirige la célula “Pedro Meurice Estiú” en Palma Soriano y había ido dos veces a la Argentina invitado por el Centro para la Apertura y el Desarrollo de America Latina (CADAL). Participó en talleres de Derechos Humanos y lucha ‘noviolenta’, como la usó el joven serbio Srdja Popovic, dirigente del movimiento OTPOR.

Hay más. Ambos hermanos volvieron a ser multados, pero esta vez –si quieren no lo crean- dentro de la prisión. Les impusieron 2 mil pesos de multas porque Geordanis emitió una noticia al exterior sobre las malas condiciones que sufren los presos comunes en ese centro penitenciario.

¿Qué diran los centenares de juristas cubanos que saben que un oficial del G2 se viola todos los protocolos de Control penal, Seguridad penal, Orden interior, Reeducación y veja y maltrata a sus víctimas a mansalva?

¿Cuándo van a empezar a bajar de la pared sus títulos de abogado, juristas cubanos?

El esbirro Dainier Suárez Pagán es un hombre particularmente malo. Ha golpeado con saña a decenas de opositores en toda la provincia Santiago de Cuba. Lo poco que se sabe de él es que tiene grado de primer oficial (es decir, de Mayor a Tte. Coronel) y que proviene del municipio San Luis.

Ferrer escribió esperanzado a los obispos cubanos, pero no se sabe de respuesta alguna. Lo hizo el 11 de septiembre de 2015 y comenzó su misiva de manera elegante: “Respetables Pastores: (…)”, pero los prelados hicieron la vista gorda.

Ferrer, que denuncia cada injusticia que les sucede a sus activistas incluyó este párrafo en la carta: “…En esas lomas (conocida como “La Tanqueta”), el agente de la policía política Dainier Suárez Pagán, con sus subordinados, ha golpeado, herido y vejado a más de una decena de activistas. Les han desnudado y obligado, con sus pistolas puestas en las cabezas de las víctimas, a asumir posturas humillantes al tiempo que les amenazan con violarlos sexualmente. También les han acercado a la barbilla la llama de una fosforera para obligarlos a gritar contra su propia organización mientras los filman con un teléfono móvil”.

La callada por respuesta, cada obispo a su obispado. Y los militares a tranca con los cubanos.

La patada de Castro y el aplauso de las ovejas

Posted on Actualizado enn

Una Dama de Blanco es cargada en peso en La Habana por mujeres oficiales del Ministerio del Interior. Foto tomada del portal Cubanet.
Una Dama de Blanco es cargada en peso en La Habana por mujeres oficiales del Ministerio del Interior. Foto tomada del portal Cubanet.

No bien han acabado de dar un bofetón y ya están dando el otro. La máquina de escupir insultos del régimen castrista se dispara de semana en semana.

Arrestos arbitrarios, mítines de repudio y golpizas milimetradas desde los edificios del Ministerio del Interior (MININT) en cada provincia. Ese arsenal de hostigamiento cuenta con la alharaca de las ovejas gritonas que no se atreven a mirar cuánto les queda de pasto en el reino verdeolivo, antes de irse de Cuba.

La mañana de este lunes 2 de mayo fue así: el cubano Daniel Llorente desafió a la turba partidista y les dijo hipócritas en la cara. Los argumentos del joven negro se enfilaron en que el día antes habían gritado consignas antiimperialistas y esa mañana recibían con algazara el primer crucero desde Miami en 56 años de encierro. Luego de una discusión en que una fidelista le hacía gestos para que se mirara el color de la piel, vino la policía y cargó con él.

Nadie se inmutó.

Los juristas cubanos discuten cada año los cuadritos de cada planilla en la mar de la burocracia, cada coma en los párrafos más fútiles y terminan ratificando a Fidel Castro como el mejor exponente de la abogacía cubana. Antes de los mojitos y croquetas de jamón son incapaces de discutir sobre la aberración legal más sonora sobre las que estrujan sus títulos universitarios: la Ley de Peligrosidad Pre Delictiva, una herramienta que ha llevado a miles de jóvenes cubanos a la cárcel hasta por mirar atravesado a un policía.

La prensa castrista es un agujero negro por el que se ha ido la historia del país. La infamia ha tocado a sus puertas y ha preferido narrar la migración de las mariposas en el Valle de Viñales. Jamás los escribidores de los libelos oficialistas han increpado a un oficial del Orden Interior de una prisión o han querido investigar una paliza propinada por las temidas Tropas Especiales del MININT.

Cuando agentes de civil embutían al joven Llorente en el auto patrullero para que no aguara la fiesta del crucero Adonia que entraba a Cuba este lunes, fue la voz de una mujer joven la que se escuchó por encima del bochorno nacional: “¡Tíralo al agua!”. Y La Habana estalló en aplausos.

El país va despacio hacia atrás, hace casi sesenta años, pero los muchachos quieren reguetón y una manguera de dinero para mantener el WiFi, y nadie los va a distraer.

Un ‘Tiburón’ que lanza a 90 millas

Posted on Actualizado enn

1
Robert Tourón. Foto: Luis F. Rojas.

Robert M. Tourón es un muchacho de 17 años de edad, hijo de cubanos, nacido y criado en Miami, y la estatura necesaria para empezar a asombrar al mundo: hace lanzamientos de más de 90 millas capaces de hacer esquivar el cuerpo al más pintado de los bateadores actuales.

Este domingo me fui a un partido de la Liga Nica de Beisbol, y en un encuentro entre los equipos Habana e Industriales que se celebró en el field 3 de Tamiami Park lo vi lanzar sus endemoniados disparos.

Lo mejor de este muchacho -apodado El Tiburón- que en agosto cumplió los 17 es que mueve la bola, sabe amenazar con un par de impactos pegados o casi en la esquina del plato para aparecerse con una recta al medio que electriza y deja pasmado a su contrario.

Este domingo 29 de noviembre propinó ocho ponches a sus contrarios en cuatro entradas y bastó para las bromas, los elogios y un par de salidas en falso por parte de quienes no entienden que no hay remedio cuando de dominio natural se trata.

Ganó un Habana que se vistió de lujo. ¡Aprovechen!: en un par de años este chico será firmado en grande, así lo demuestran sus resultados en los ‘tryout’ a los que va frecuentemente.

3
Robert Tourón. Foto: Luis F. Rojas.

Revisando el sitio digital Perfect Game -que recoge la labor de los prospectos beisboleros en Estados Unidos- uno se entera que ha lanzado sobre las 93 millas, tiene un excelente servicio desde los jardines hasta el home plate y es reclamado y elogiado por quienes lo han visto en las distintas muestras en toda la unión.

Aquí lo tienen, disfrútenlo hoy, para que les sea más cercano mañana, cuando termine el high school:

Perfect Game Note: Ht/Wt: 6-2, 175 lbs. Bats/Throws: R/R. HS: Gulliver Schools | Graduates in 2017. Hometown: Miami, FL. USA. Summer Team: Marucci. Fall Team: Gulliver.

Up to 90 mph at National Underclass Main Event Showcase, 92 at PG Junior National Up to 90 mph at National Underclass Main Event Showcase, 92 at PG Junior National Up to 90 mph at National Underclass Main Event Showcase, 92 at PG Junior National. 2

Robert Tourón. Foto: Luis F. Rojas.

Máquina para que no se vayan las palabras

Posted on Actualizado enn

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Leer poesía es una lidia de toros, no tengo dudas.

La noche del 26 de junio hice mi primera lectura pública del poemario “Máquina para borrar humanidades“, Eriginal Books, 2015. El espacio La esquina de las palabras, que el poeta Joaquín Gálvez ha labrado con paciencia de seis años en un recodo de Coral Gables, me recibió junto a mi familia y amigos.

Leí frente a Ángel Cuadra, un hombre que estuvo varios años en prisión por ser consecuente con los poemas que escribió un día y molestó a sus verdugos de verdeolivo. Estaban escuchando escritores como José Abreu Felipe, Juan Carlos Valls, Armando de Armas, Janisette Rivero, el escritor y editor Armando Añel y la editora Marlene Monleón con el analista político Juan Antonio Blanco, que conforman un excelente abanico de los modos de entender la literatura y el periodismo. Tirarme al ruedo, escuchar las palabras de presentación y las valoraciones del poeta Denis Fortún, y luego el paso acompasado de los aplausos fue otra manera de atravesar el Jordán.

“Máquina…” empieza ahora su viaje definitivo, veré hasta donde me llega el aliento.

Miami ha sido más que generosa conmigo, lo que me prohibieron a solo 90 millas de aquí unos funcionarios que se creen dueños de las palabras y las frases, me lo ha devuelto esta ciudad a la que putean sin razón todos los días.

El primer texto que leí anoche está dedicado a mi hermano el escritor Ángel Santiesteban-Prats, hoy en prisión bajo una mancuerna jurídica que no se atreve a declarar que lo encierran por motivos políticos. Espero que esas energías le hayan llegado hasta el jaulón en que lo tienen en la Unidad de Guardafronteras del poblado Jaimanitas, en La Habana.

Un abrazo, para el Ángel. Mis agradecimientos a todos los que me acompañaron en esta aventura que no más comienza.

Gracias.

El aguijón y la huella

Para mi amigo, el escritor Ángel Santiesteban Prats, todas las noches,

todos los días que te han robado en esa inmunda cárcel.

No estoy pasando esa banda de metal

por un impulso vano

me empuja la jauría de palabras

de donde vengo sin garganta

sin el ardor de ser yo mismo en el jaulón

-jardín que se resiste a recibirme.

En el espanto del pie sobre la raya

tengo el aviso del barrote

y el mejunje de los miedos

-un elixir a probar.

En la boca del caño está mi sombra

allí me asomo

-medicaciones que me esperan.

En el caño está mi nombre

o la medida de mi pierna

-la astilla que ha sobrado.

Yo no paso la banda que separa

y nos separa

el aro de metal se adormece en mi cabeza

en mi cintura hilo de acero para atar a un monstruo.

Pongo el pie en la marca de metal

y he llamado a los cuervos circulantes.

Mi sangre los pondrá a libar.