iglesia catolica cubana

Las migajas que va a comer el Papa Francisco en Cuba

Posted on Actualizado enn

prisionescubans
Cárcel cubana. Foto tomada de http://www.telemundo51.com

La alegría llegó a 3.522 hogares cubanos, ya que en esa misma cifra están siendo o serán liberados en las próximas horas miles de reclusos que cumplían (técnicamente) sanciones concernientes a delitos comunes. Hay que alegrarse, definitivamente las cárceles no reeducan a nadie, menos en el ambiente represivo de la isla.

De este modo el régimen cubano acaba de ofrecer públicamente otro gesto ante el Papa Francisco, abocado a una visita a Cuba que comenzará el 19 de septiembre. La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba lo agradeció, como lo habrán hecho muchos cubanos, pero sin más preguntas, pues a caballo regalado, dice el refrán… y las migajas que va soltando en estos meses la mano dura del aparato verdeolivo castrista tienen aturdidos a muchos.

La naturaleza retorcida de la dirigencia cubana, clavada como una estaca en la vida de la isla desde 1959, se ha tomado la libertad de decidir cada paso que den sus connacionales, sin dar tiempo a ser cuestionados. Hay detalles precisos dentro de esta falsa amnistía, que no son motivo de alegría sino de vergüenza y pena ajena.

El gulag por dentro

Hay algo que deben saber los destinatarios de este “gesto de humanidad”: el Papa Francisco, el Cardenal Ortega, los obispos, los curas, los laicos y todos los fieles católicos representados en ese mensaje de agradecimiento publicado el viernes, en la edición extraordinaria de la Gaceta de Cuba del Ministerio de Justicia.

Los primero es que sobre todas estas personas amnistiadas pende una espada de Damocles. Los artificios jurídicos por los que fueron llevados a prisión, o la conjunción de medidas que recibieron en sus periodos de encierro están preñadas de irregularidades, solo permitidas en un régimen autoritario como el que gobierna en La Habana.

El caso cubano posiblemente sea el único en el mundo occidental. Las oficinas de Fiscalía municipal en cada territorio en la isla, están adjuntas –físicamente- a los edificios de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR). Aquí huelgan los comentarios sobre la separación de poderes. Sería una pérdida de tiempo ponerse a discutir de estos temas cuando policías de barrio, supuestos investigadores, alguaciles y jefes de sector almuerzan con los funcionarios de la fiscalía cada jornada, y hasta hacen sus necesidades fisiológicas en el mismo servicio sanitario.

Todavía el Jefe de Sector de la PNR funciona como una especie de mandamás local. Sus asistentes, asesores y fuentes confiables siguen siendo los presidentes del Comité de Defensa de la Revolución (CDR), militantes del Partido Comunista de Cuba (PCC) y para completar la Comisión de Prevención que asiste a estos vigilantes zonales, está el presidente del Consejo Popular. De ese grupo selecto que representa la “democracia” cubana salen las recomendaciones para aplicar la Ley de Peligrosidad Pre-delictiva, y otras más.

La intromisión de la Seguridad del Estado en juicios a personas que considera desafectos a la revolución es una de las burlas que más trabajo le va a costar borrar del imaginario popular a la maltrecha justicia criolla.

Cuando un cubano es investigado por atentar –verbalmente- contra “el proceso revolucionario”, inmediatamente aparece una causa común, asociada en la mayoría de los casos a la dipsomanía, la receptación de artículos robados, violencia doméstica o la actividad económica ilícita, que son figuras risibles en un país que ha practicado la destrucción de sus riquezas y la exhibe como un logro.

En el momento en el que los instructores de caso del Departamento de Operaciones o Instrucción Penal tienen en la mano cómo juzgar a un individuo por un delito común y no por uno concerniente al que –supuestamente- atenta contra la Seguridad del estado, trasladan el abultado expediente (donde aparecen delaciones por parte de sus amigos, chistes contra Fidel Castro, gustos por la moda extravagante y demás) hacia las apretadas oficinas de la Fiscalía municipal. Caso resuelto.

Figuras penales como la Peligrosidad social (pre-delictiva), desacato (contra la autoridad o la Figura del Comandante en Jefe), Atentado (contra la autoridad) o la Resistencia (al arresto, arbitrario en la mayoría de las veces), pasan por los ojos de quienes aprueban en Cuba cada amnistía como una forma de respeto a los visitantes –ya sea un papa o presidente de paso por La Habana.

Por todo lo anterior, en esa lista de miles de liberados no van a aparecer los nombres de activistas de Derechos Humanos que han sido sancionados o están a la espera de una petición fiscal por desobediencia, peligrosidad o impago de multas. Aunque hayan gritado ¡Abajo Raúl!, ¡Abajo el hambre! O ¡Libertad para los presos políticos!

Saborear las migajas de turno

Si la manipulación –y no la correcta ejecución- de las leyes no cambia, los hombrecitos de verdeolivo del Palacio de la revolución tienen, cada vez que les venga en gana, una migaja que ofrecer a quienes promueven la idea de que en Cuba están ocurriendo “cambios significativos”.

La dictadura castrista remueve a su antojo el dominó que han aceptado jugar el gobierno de Estados Unidos, el Estado Vaticano, la Iglesia católica cubana y la tanda de empresarios y advenedizos que han visto un filón de oro en las aguas del Mar Caribe.

Ya se sucedieron más de 140 detenciones en menos de 72 horas, vinculadas a los deseos de opositores del Oriente cubano de asistir a la misa por la Virgen de la Caridad del Cobre. De esa arbitrariedad han sido documentados los siguientes incidentes: arrestos arbitrarios, golpizas, torturas con marcas visibles en los glúteos y otras partes del cuerpo, corte del cabello a manera de escarmiento, amenazas colocando pistolas en las cabezas de los detenidos, rasgadura de las vestimentas y filmación de esos mismos hechos por parte de los propios torturadores. El silencio de la jerarquía católica fue proverbial y el de la comparsa que aplaude la manera en que se maquillan los generales en La Habana, vergonzoso.

Esta semana que resta para que llegue el papa argentino a Cuba traerá otras sorpresas. La Oficina de Asuntos religiosos del PCC, dirigida sempiternamente por Caridad Diego, va a expedir otros permisos de construcción de templos católicos, asentamientos de órdenes religiosas en lugares intrincados –quizás- y es una fiesta que no será interrumpida por el ruido de quienes exigen respeto por los Derechos Humanos.

En los días previos al pastoreo de Francisco en La Habana, Holguín y Santiago de Cuba, se espera sean detenidos centenares de opositores pacíficos (como ocurrió en marzo de 2012, cuando llegó Benedicto XVI) u obligados a permanecer encerrados en sus viviendas, hasta que el gobernante del Vaticano se vaya a Washington.

Un mes después de esta “histórica” visita, Francisco va a cumplir el protocolo, como lo exigen las normas de la civilización occidental: enviará un mensaje de agradecimiento al hombre que lo estrechó en sus brazos en La Habana, con las manos manchadas de sangre pero ya le habrá pedido perdón y lo habrá recibido con una sonrisa.

El cardenal Ortega, los obispos y los curas refrendarán la visita pastoral con un mensaje no menos dulce. Sentados a la mesa no se haba de asuntos desagradables. Cuba tendrá que esperar… otra vez.

El libro de historia de San Germán

Posted on Actualizado enn

pablo garcia-con perro
Pablo García Aguilera, autor del libro “Las alas del tiempo”. Foto cortesía de Pablo García A.

Los aportes de la microhistoria suelen ser cada vez más ricos, pues apoyan aquellos puntos de vista de gente avezada que cree tener algo rico que compilar, comparar, comprobar y después escribir para compartirlo con los demás. Este es el ejemplo del escritor Pablo García Aguilera, que ha juntado en un manojo de anécdotas y hechos puntuales –sazonados con la picardía de cualquier pueblerino- la historia del pueblo de San Germán, ubicado en la antigua provincia de Oriente, luego perteneciente a Holguín y hoy, gracias a la División Política Administrativa (1976) casi lo perdemos bajo el patronímico Urbano Noris, debido al nombramiento que le dieron a la vieja fábrica de azúcar.

Las alas del tiempo es una autopublicación de García, sin sello editorial y costedado por él mismo. El libro arranca en la primera década del siglo XX, cuando el empresario Germán Michelson instalara su aserradero en la localidad y le fuera juntando los demás componentes para hacerlo más habitable.

No es un libro de texto, un manual, gracias a Dios. Las alas del tiempo se hace de los recuerdos, material fotográfico y la experiencia verbal de quienes quieren aportar a la Historia, este pedazo de historia. Las familias más pudientes, los modos de relacionarse, las pretensiones de siempre de quienes dividen en clases las relaciones sociales, aunque el amor, la amistad o la generosidad de los seres humanos se encargue de borrarlas con un abrazo o un gesto de bondad.

Pablo García ha trazado un mapa simple, pero no desde el pasado, sino hacia el futuro. Su breve recorrido secular se encarga de desmitificar el apodo pseudo-republicano endilgado al único periodo del siglo XX en que Cuba gozó de libertades democráticas, incluido el que Fulgencio Batista gobernó bajo un golpe de estado al que le sucedió el definitivo.

El autor de este libro arremete contra los prejuicios sociales, que florecen en toda aldea: el chisme, la homofobia, la envidia o la picuencia de quienes se creen por encima de los demás.

Un pueblo pequeño, que tuvo Banco Agrícola, escuelas de oficio, centros de enseñanza públicos y privados, cine, aserradero, fábrica de azúcar y decenas de prostíbulos esconde una historia llena de matices, una inmensidad de testimonios que cunado son bien contados, hacen las delicias del más pintado.

El otro San Germán

“… y en eso llegó Fidel…” y las maestras se convirtieron en Milicianas, se acabaron los Traganíquel, escaseó la manteca y hasta de Las Unidades Militares de Apoyo a la Producción (UMAP) se habla en Las alas del tiempo.

Quizás uno de los aportes o desbarajustes de la personalidad que haya hecho la revolución cubana ha sido la proliferación de nuevos bichos humanos: el guataca, la cederista, el aprovechao, el chivato, y el ‘empachao’, y de éste último García cuenta una excelente anécdota ocurrida en el correos de la localidad.

Se trata de un tipejo que andaba vestido de miliciano hasta para ir a una consulta médica… y un portafolios y una sarta de lapiceros en el bolsillo aunque no supiera firmar. Un día el hombrecito verdeolivo dejó olvidado el portafolios y nuestro escritor quiso ver qué contenía. “…solo había un grueso y pesado libro: El Capital, de Carlos Marx. Cuando regresó, lo llamé y se lo entregué con una sonrisa que quería decir ‘compañero, si tú lees este libro y tratas de entenderlo, seguro que irás sin remedio para el sanatorio de enfermos  mentales de Mazorra”.

El libro está enriquecido con una gráfica familiar, escenas bucólicas de mujeres bonitas y risueñas, parejas bailando en salones finamente adornados y descripciones de fotografías que apuntan a la huella del escritor antes de salir de Cuba en 1968.

Ahora sé que es un libro necesario. Hace unos cinco años la licenciada en Historia Manuela Salazar Calderón escribió una monografía de San Germán, pero a la manera de postal turística donde los villanos parecían dados a la juerga, tenían propiedades y se marcharon del país, y por supuesto los buenos… es una historia que todos conocemos.

Hoy en Cuba en la historia local enseña los nombres de los muertos en las guerras cubanas en el África, las propiedades confiscadas por el “gobierno revolucionario” y las conquistas del pueblo uniformado. Los  niños están obligados a decir que se quieren parecer al Che Guevara antes que a su vecino.

El libro está dedicado a amigos entrañables que le ayudaron a juntar  o hilvanar sus historias, como Ramiro Gómez y su señora madre Miriam Feijoó; a María y Emma Kerr, hijas del primer norteamericano que intervino en el nacimiento de San Germán como pueblo querido, y también a Maritza Peña, una católica conocida y que le ayudara a conformar el texto del que hoy se habla.

El aporte de Pablo García es que ha puesto a volar ese filón de tiempo que ha quedado atrás, lo ha hecho sin pedir permiso ni ostentar título académico, porque esa historia rica que la gente quiere leer es la que se narra juntando todos los gritos y pregones.

IMG_1144
Detalle de la portada del libro “Las alas del tiempo”, de Pablo García Aguilera.

 

 

 

Un texto sucio en esa pared

Posted on

TEATRO CUBANO CONTEMPORANEO-IMG_4513 (11)
Texto y fotos: Nilo Julián González Preval

Desde hoy comienza una serie fotográfico-textual del artista experimentador Nilo Julián González Preval. Cruzar las alambradas abre sus ventanas para los artistas y escritores en la isla. En esta ocasión Nilo nos presenta Un texto… que no es más que un foto-reportaje de la vida cotidiana, “si así lo desean y lo creen”, nos ha dicho desde La Habana.

“HOY FUI A VISITAR A TU ABUELA. NO SE PORQUE ESTA SEMANA NO HE PODIDO DEJAR DE PENSAR EN ELLA. ¿COMO PUEDES VIVIR BIEN EN HOLGUIN? ELLA ESTA BIEN. LO BIEN QUE SE PUEDE ESTAR EN UN ASILO DE MANTILLA Y SOLA. LE LLEVE UN PUDIN Y UNOS DULCES. REFRESCO DE MATE. RESBALE CUANDO ME ESTABA BAJANDO DEL CAMIÓN Y MIRE A VER QUIEN SE REÍA…AL PRIMERO QUE SOLTARA UNA RISA LE IBA A COSTAR MAS CARO……LA GRACIA QUE LO QUE ME COSTO NUESTRO DIVORCIO… ¿ELLA ES BUENA GENTE? NO PREGUNTO POR NADA ES QUE COMO LA GENTE MIENTE Y MIENTE SIN RAZÓN ALGUNA. YO SE QUE TU ME DIJISTE LA VERDAD. QUE TE IBAS Y TE AGRADEZCO LA SINCERIDAD AUNQUE MI
CORAZÓN SE ROMPIÓ HASTA QUE MIGUEL APARECIÓ Y NO ES QUE EL SEA RELOJERO PERO ME SACO DEL HUECO Y PUDIMOS AVANZAR LOS DOS… ¿SIGUES CON EL ASUNTO ESE DEL PARTIDO Y LA POLÍTICA? EN LA FABRICA ESTÁN HABLANDO DE UN BARCO DE CHINOS QUE CUBA ESTABA ESCONDIENDO POR HAY EN AMÉRICA Y DE LA GUERRA Y DEL TRAFICO DE ARMAS Y ESAS COSAS. YO SE QUE ESO NOS SEPARO. YO SOLO PENSABA EN LA FAMILIA Y EN LA ALIMENTACIÓN DE NUESTROS HIJOS.  EN SU EDUCACIÓN…..MI POLÍTICA ES UNA FAMILIA UNIDA Y UNOS HIJOS QUE SEPAN QUE LA PATRIA ES EL AMOR DE MIS HIJOS. SUS BESOS CADA MAÑANA.
¿COMO SE LLAMA ELLA?…SI ME LO PIDES TE MANDO DULCE DE LECHE CON TUS PRIMOS CAMIONEROS.

UN BESO GRANDE”.
LAVIDAENROSAS@GMAIL.COM

TEATRO CUBANO CONTEMPORANEO-IMG_4513 (12)_1

TEATRO CUBANO CONTEMPORANEO-IMG_4513 (13)

TEATRO CUBANO CONTEMPORANEO-IMG_4513 (14)

TEATRO CUBANO CONTEMPORANEO-IMG_4513 (15)

TEATRO CUBANO CONTEMPORANEO-IMG_4513 (16)

TEATRO CUBANO CONTEMPORANEO-IMG_4513 (17)

TEATRO CUBANO CONTEMPORANEO-IMG_4513 (18)

TEATRO CUBANO CONTEMPORANEO-IMG_4513 (19)

Enjuiciarán a activista contra desalojos en La Habana Vieja

Posted on Actualizado enn

madelin caraballo

La opositora Madelín Lázara Caraballo, recluida desde hace 9 meses en una prisión para enfermos de VIH-SIDA, en San José de las Lajas, será juzgada el miércoles en el tribunal del municipio Habana Vieja.

Se le acusa de los delitos de “desorden público, artículo 200.1.2, desacato, 144.1, instigación a delinquir, 202.1.3, y resistencia, 143.1, del Código penal, para una sanción única y conjunta de tres años de privación de libertad”, según reza un acta entregada por la Mayor Zeida Hernández González, jefa de Reeducación del referido centro penitenciario.

Dentro de la oposición cubana Lázara Caraballo ha sido directora de la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR) en La Habana Vieja y miembro del Partido Republicano de Cuba (PRC) en ese municipio habanero.

En numerosas ocasiones Caraballo se presentó como activista de Derechos Humanos en sitos de posibles desalojos, según han confirmado varios activistas y periodistas independientes desde Cuba. Martinoticias tuvo acceso a estos testimonios a través del programa Contacto Cuba, conducido por Norma Miranda y Luis Felipe Rojas.

“Este delito que se le imputa, es debido al activismo constante que ella tiene –afirma la periodista independiente Dania Virgen García-. Cada vez que en la Habana vieja había desalojo, ella apoyaba a estas personas.”

Entre las acusaciones que ahora enfrenta Lázara Caraballo están las citadas por la fiscal, quien aseguró que “se reúne con personas de conducta antisocial que no están vinculadas laboralmente” y que “se ha manifestado en innumerables ocasiones en contra del proceso revolucionario”.  Sin embargo entre los testigos se encuentra el administrador una dependencia “por cuenta propia” donde ella laboraba a tiempo parcial, y otros trabajadores servirán para testimoniar en el juicio, en caso que se realice.

Madelín es una mujer enferma de VIH-SIDA, pero su caso se agrava porque tiene dos niños pequeños, una adolescente de 13 años y un varón de 6, respectivamente. El panorama en su hogar es sombrío.

Su madre Zoila Betancourt de 80 años de edad lleva todo el peso de la familia y no ve a su hija desde febrero.

En entrevista con Contacto Cuba relató que en ocasiones la niña de 13 años es quien ha visitado a Madelín en la prisión pues debido a su edad no puede trasladarse frecuentemente hasta ese sitio.

De la única visita que hizo a la cárcel para ver a su hija, Zoila recuerda, “cuando la vi estuve llorando hasta que salí”.

Vladimir Calderón Frías acompañó, como activista de Derechos Humanos, a Madelín Caraballo a diversas actividades y cree que las autoridades se han ensañado con ella debido a que estaba muy pendiente de los desalojos que ocurrían en su entorno y de las amenazas que las autoridades usaban contra la ciudadanía.

Vladimir confirmó con su testimonio, el peligro que otros han visto para la familia de esta opositora, ya que su hija de 13 años se está criando prácticamente sola, en una edad tan difícil como lo es la adolescencia.

Hasta el año 2011 Caraballo Betancourt apoyó al movimiento Damas de Blanco, por lo que fue detenida en varias ocasiones, golpeada y su casa se mantuvo bajo estricta vigilancia policial.

“Eso es motivo por lo cual hoy tiene una petición fiscal de 3 años de privación de libertad”, asegura Calderón Frías.

¿Sin utilidad?, ¿Sin virtud?

Posted on

Foto: LFelipeRojas
Foto: LFelipeRojas

Un acontecimiento ha estremecido los foros de la cubanología y el cubaneo de los últimos días. La salida de algunos opositores cubanos al exterior ha puesto ante el candelero y ha tendido a todo trapo lo tan cubanos que somos: apasionados, extremistas, sosegados, fulgurantes, desdeñosos, en fin, humanos. Pero es específicamente a tres mujeres a quienes me quiero referir: Yoani Sánchez, Berta Soler y Rosa María Payá. Cada una hizo estirar la cuerda hasta partirse, de uno y de otro lado, de tirios y troyanos.

Por orden de aparición, el desliz lingüístico y el uso (acaso indebido) de la ironía en un campo de batalla (los medios) donde no se admiten resquicios de equivocación, a no ser para utilizarlos como pasto de su propia maquinaria, dio al traste con el primer escándalo sobre la muchacha multipremiada de la Calle Factor. Todos los posts escritos por ella en un lustro, juntados uno sobre el otro no generaron tanto flujo de comentarios como sus 15 segundos de ‘fama’, y eso es malo… pero es bueno. Si en verdad alguien dudaba que Yoani pudiera acaparar la atención del mundo, se equivocaó igualmente, junto a ella. El tropiezo verbal tuvo la misma compañía de vítores y repudios. Todos sacamos la lección, ella al no volver a trocar sus herramientas de comunicación, nosotros al demostrar una vez más nuestra propensión a la intolerancia, y Europa y Washington al servirse de un camino despejado para exhibirse como anfitriones exquisitos.

Por otra parte Rosa María Payá atraviesa probablemente su momento más delicado en su carrera política, Cuba no le conoce. No le conocen incluso los activistas de los Derechos Humanos, la Sociedad Civil Independiente (no olvidemos que la oposición no es exclusivamente habanera… ni mucho menos) y los contactos con el movimiento que heredó con urgencia (MCL) no han pasado de un par de salidas de la capital del país. Pero la fuerza con que ha llevado la lucha por la denuncia de la muerte de su padre, Oswaldo Payá Sardiñas y el activista Harold Cepero Escalante, han demostrado la madera que tiene, cuenta a la sazón con tres ingredientes muy peligrosos para sus adversarios: claridad de pensamiento, facilidad comunicativa y un aferrarse a la verdad que pudiera poner al régimen castrista en una posición tan delicada como lo estuvo hace unos tres años cuando la muerte de Orlando Zapata Tamayo.

Berta Soler Fernández trae la experiencia de una década urdiendo actos estratégicos, temerarios y valientes frente a una máquina represiva que pasó a los anales del siglo XX y ha tomado la delantera en el XXI. Secundar a la sin par Laura Pollán fue una prueba difícil, pero la llevó con soltura en diez años de lucha junto a las Damas de Blanco. Timonear el ya mítico y efectivo conjunto femenino, hacer trabajo de equipo y ganarse su confianza a ciegas fue el examen final, vencido cum laudem. Berta Soler ha desplegado su agenda en el viejo continente como quien conoce cada palabra, cada frase que le susurran al oído los presos políticos, el espíritu de la Pollán  y las Damas de Blanco que se quedaron protestando en La Habana mientras ella las representa. Soler ha negado rotundamente tener aspiraciones políticas, se ha centrado en los Derechos Humanos y la sencillez y el valor continúan soportando sus ideales. Tres voces, tres mujeres llamadas a contar la historia y la están narrando en un tono de voz que ya quisiera el más pintado de todos nosotros.

Malas, muy malas noticias

Posted on Actualizado enn

poster-rolando-pulido

Entre la algarabía un tanto razonable por la salida de Cuba de algunos de los disidentes de más glamour como Yoani S., Rosa María o Eliecer Ávila están ocurriendo cosas más alarmantes. Dos reporteros independientes detenidos (a Cedeño lo liberaron, pero Calixto Ramón continua encerrado. Ángel Santiesteban se levanta cada mañana habanera con el sobresalto de que le envíen una patrulla a buscarle para cumplir los cinco años que le impusieron. El número de detenciones arbitrarias, las palizas y las horas de acoso a los activistas de derechos humanos y opositores en general va en aumento, y por como van los acontecimientos, volverá a imponer el fatídico record.

El Directorio Democrático Cubano reportaba que la Coalición Central Opositora (CCO), de la Resistencia interna en el centro de la Isla, denunció en la tarde de este 16 de febrero de 2013 la muerte del preso Roberto Antonio Rivalta Junco, quien inició una huelga de hambre clamando por su inocencia, de acuerdo a Damaris Moya Portieles, presidenta de la CCO. El Mayor Luis Alcántara, director de Cárceles y Prisiones de Villa Clara y quien conocía del caso es el responsable final de la muerte de Rivalta Junco, aseguran estas fuentes. Otra vida se suma a la lista de personas que prefieren inmolarse a reconocer un delito que no han cometido o soportar vejaciones por parte militares a cargo de su custodia.  El activista del Movimiento Cristiano Liberación Antonio Rodríguez, falleció en el 19 de febrero, hace solo unas horas, “durante un accidente automovilístico en el que también resultaron lesionados los sacerdotes jesuitas Ramón Rivas e Ignacio Cruz Magariño, quienes fueron atendidos en el Hospital Provincial “Gustavo Aldereguía Lima”, de Cienfuegos”, han dicho diversas fuentes, entre ellas el ex prisionero de conciencia Iván Hernández Carrillo. La noticia salió originalmente de la cuenta de Twitter del escritor y ex prisionero político Bernardo Arévalo Padrón, premiado por el PEN Club Internacional, y residente en la localidad de Aguada de Pasajeros, donde tuvo lugar el trágico accidente, reporto en su cuenta de Facebook la periodista de Radio Martí Idolidia Darias.

Decenas de luchadores pacíficos son cercados como animales en el oriente del país para que no transiten libremente por el territorio nacional, mientras algunos ilusos celebran a todo trapo la imaginaria reforma migratoria, emprendida por el general Presidente Raúl Castro para acallar algunas voces discordantes, entretener el auditorio y continuar con el circo romano, a falta del consabido pan que necesitan las masas populares.

Damas de Blanco… damas de Cuba

Posted on Actualizado enn

Laura Pollan al centroFotos: LuisFelipeRojas
Laura Pollan al centro
Fotos: LuisFelipeRojas

Fotos como estas han sido vistas una y mil veces, pero estas son “las mías”, son estas “mis Damas de Blanco”, las que vieron mis ojos. Los días que se acercan van a ser duros con una Cuba presta a las votaciones venideras, esa farsa electoral que ocurre con el mundo de espaldas. El sábado 23 se cumple un aniversario más de la muerte de Orlando Zapata Tamayo en una huelga de hambre por defender sus derechos y la dictadura sigue arreciando contra hombres y mujeres que quieren la libertad como se quiere el aire. Es este mi homenaje, para ellas, las que están dándolo todo en las calles, las que están presas y las que se vieron obligadas a marchar al exilio.

Fotos: LuisFelipeRojas
Fotos: LuisFelipeRojas
121_0374
Fotos: LuisFelipeRojas
121_0378
Fotos: LuisFelipeRojas
121_0381
Fotos: LuisFelipeRojas
121_0411
Fotos: LuisFelipeRojas