policia politica cubana

Isla interior

Posted on Actualizado enn

portada(el nuevo libro de Ángel Santiesteban, gratis para todos)

Un río está tomando su cauce. El libro Isla interior, de la autoría de Ángel Santiesteban Prats aparece bajo el amparo de la revista hipanoamerocana de literatura Otro Lunes, dirigida por Amir Valle. Isla… reúne en sí los post del Blog Los hijos que nadie quiso, que Santiesteban arrastra como un fardo pesado ante el monarca, pero con  un compromiso bastante escaso entre los intelectuales de su generación.

Anteceden estos textos los decires de cinco amigos suyos (Amir Valle, Sindo Pacheco, Michael H. Miranda, Enrique del Risco y este servidor), quienes a manera de botellas al mar han querido escribir menos de trescientas palabras cada uno para que sus grito concentrado llegue a los oídos que aún están sordos. Ángel está preto a ser encarcelado por un delito que no cometió, se ha demostrado más de una vez que carece de fundamento jurídico su causa y no quedan ya argumentos para apresarlo que no sean el chantaje, la guapería policial y la desidia institucional del gobierno cubano.

Elisa Tabakman tuvo a bien compilar estos textos y darles forma a a marea de libro, para que veamos hoy como confluyen el escritor y el francotirador social, el artista en la picota pública y el ser humano preocupado por la suerte de sus semejantes. Air tuvo la generosidad de corregirlo a última hora, agradecimiento que le extendemos a modo de disculpa, como chicos traviesos que le prometemos, de todo corazón, que no lo volveremos a hacer. Ese es el empeño de los amigos, pero es el pellejo de Ángel Santiesteban el que se expone, quien en estos minutos desanda la isla por dentro, como si nada fuera a pasar, cucemos los dedos, descarguen el libro, lean, levántense.

Confesiones de un novelista por sus Ángeles desamparados

Posted on

IMG_1978 - Copy

El escritor bayames-holguinero Rafael Vilches se solidariza con su colega Angel Santiesteban, ahora que a este ultimo lo quieren encarcelar

por Rafael Vilches Proenza

(…)
Ángel como mismo estuviste aquella mañana en la presentación de mis Ángeles desamparados, y has estado todos estos años de amistad junto a mis martirios y momentos felices, la última vez que nos vimos no fue en la casa de María Antonia, pero si en la casa de unos amigos y hablamos mucho. Ahora levanto la mano para que se haga justicia y sé a lo que me expongo.
Agradezco a todos los que se leyeron mi novela y me dieron sus opiniones valederas y sinceras, a Edgardo Higinio Fonseca que en su momento quiso que yo la reescribiera, a Héctor García Quintana que cuando la estaba editando para la editorial española El Barco Ebrio me hizo releer la novela con mucha calma porque le parecía que le faltaban fragmentos completos, a Yoenia Gallardo que leyó la primera impresión, a Yulia Carrazana que al mecacopiar la novela se comió algún pedazo y fue la culpable de esta reescritura, a Eliécer Almaguer que me obligó a reescribirla en su totalidad sentado a mi lado como un editor quisquilloso y como el amigo y hermano que es. Y nuevamente a La Editorial el Barco Ebrio por confiar en mí y publicarla. Gracias amigos.
Soy una voz que se suma a otras voces por la causa del escritor y amigo Ángel Santiesteban, sabiendo las consecuencias. Libertad para Ángel Santiesteban. ¿Dónde están los que se decían sus amigos? ¿Dónde están los que me decían que era él el mejor narrador de Cuba?
Todos tenemos miedo. Pero hay otra cosa peor que el miedo. Las miserias humanas.

P.D: Juventina Soler me hizo caer en la cuenta que quien presentó mi libro en La Habana fue Guillermo Vidal.

Los Pactos, cinco años después

Posted on

Cuba cambia si tu quieres
Cuba cambia si tu quieres

Cinco años después de firmados los Pactos de los derechos civiles y políticos y de los económicos, sociales y culturales, la situación de los derechos fundamentales en Cuba sigue siendo precaria. La violación de los derechos fundamentales no solo parte del aparato represivo del Estado, sino que la propia legislación nacional impone restricciones a estas libertades consagradas en el derecho internacional.

Formalmente, la carta magna cubana reconoce las libertades fundamentales como la de reunión, asociación o expresión, pero inmediatamente establece limitaciones que apenas permiten el ejercicio de las mismas. La práctica de estos derechos siempre puede ser considerada opuesta a los intereses “del pueblo cubano de construir el socialismo y el comunismo” y por lo tanto barridos con lujo de violencia y total impunidad. En conclusión, ninguno de los derechos fundamentales está legalmente garantizado.

Liberan a comunicador de Hablemos Press*

Posted on

Foto: LuisFelipeRojas
Foto: LuisFelipeRojas

El periodista independiente Héctor Julio Cedeño Negrín, fue liberado luego de permanecer 12 días en un centro de detención bajo la acusación de atentado.

El comunicador dijo a martinoticias.com que le exigen presentarse semanalmente en la Estación Policial de la Habana Vieja, hasta tanto se proceda con las investigaciones de las causas por las que fue detenido. Además le advirtieron que debe mantenerse en régimen de prisión domiciliaria.

“Yo me declaré el huelga de hambre desde que me detuvieron”, aseguró Cedeño, quien agregó: “Yo no iré a reportarme y tampoco firmé ningún documento que me incrimine porque quienes cometieron el delito fueron los inspectores que extorsionan a la gente”, aseguró Cedeño.

Tomado de www.martinoticias.com *

Cuba no importa o no cantemos victoria… todavía*

Posted on

Yoanis Sánchez sale de Cuba .- Foto AFP

*Por Amir Valle

Lo siento… no puedo cantar victoria sólo porque (¡¡¡al fin!!!) Yoanis Sánchez, Eliécer Ávila, Rosa María Payá y otros que, seguro, lo harán en los próximos meses, ya pueden viajar sin el humillante permiso de salida. Leo que mucha gente se alegra y canta victoria y abundan frases como: “vencimos esta batalla”, “le dimos una patada en el c… a los Castro”, “ahora, en libertad para entrar y salir de la isla, la oposición puede hacer una fuerte campaña en el exterior”…aún cuando todos estos y otros “cambios” son puro maquillaje que convienen más que nunca antes al régimen de La Habana.

Repito aunque suene alarmista: no creo que sea hora de cantar victoria. Jamás una dictadura, y menos la cubana, da su brazo a torcer. Un régimen que se reacomoda para garantizar su futuro (es eso y no otra cosa lo que hoy sucede en la isla) no da pasos en falso. Eso lo tengo bien aprendido. Y sé bien que para dar esos pasos que el mundo cataloga como “cambios”, aunque hayan sido obligados por algunas circunstancias, ya los cerebros del poder en La Habana tienen que haber establecido sus estrategias nacionales, elaborado sus conexiones con otros poderes similares en el resto de mundo, colocado sus peones en el nuevo juego en el que ellos ya han previsto bien las posibles y futuras jugadas.

Uno de los errores más recurrentes que hemos cometido los cubanos durante estas cinco décadas es regodearnos en supuestas victorias contra el totalitarismo castrista que, como ya la historia misma ha demostrado, esa dictadura no ha tardado en moldear demostrando cuán tontos fuimos creyéndonos vencedores.

Y es bajo ese impacto que, desde que anunciaron hace ya un par de años que modificarían la ley migratoria, he venido hurgando en ciertas fuentes históricas que muestran las estrategias de las dictaduras de izquierda contra la oposición política; he estado removiendo con mis preguntas la experiencia de antiguos analistas políticos del bloque socialista; he fastidiado con algunas encomiendas investigativas a colegas periodistas de varios países donde el “asunto cubano” todavía aparece de cuando en cuando en las noticias.

Los cubanos que queremos un verdadero cambio democrático en la isla, ¿estamos preparados para enfrentarnos a algo como esto?”, me dije cuando leí las anotaciones que he hecho en todo este tiempo de investigación.

Y es que la dictadura juega cartas que ya conocía pero a las que no había tenido que echar mano tan concienzudamente como, seguro estoy, lo está haciendo desde el 14 de enero de este 2013 cuando se hizo efectiva la nueva ley migratoria.