policia politicia

No me cojas pa’ eso, tú

Posted on Actualizado enn

Un hombre vende ejemplares de la Reforma Constittucional en Cuba. TOMADO DE LA PRENSA CUBANA.
Un hombre vende ejemplares de la Reforma Constittucional en Cuba. TOMADO DE LA PRENSA CUBANA.

#YoNoVoto_#YoVotoNo__Miami, 13 de enero de 2019. En algo más de un mes el régimen cubano se habrá bajado las mangas de la camisa, ajustado los pantalones y dado algunos retoques a su hasta entonces maltrecha figura de sesenta cansados años. La nueva Reforma Constitucional aprobada va a contar con un número importante de asistentes a las urnas -sea cual fuere la acción en las boletas- y eso es lo que cuenta… para ellos, no para nosotros “el pueblo”.

La polémica generada entre proyectos opositores y activistas de dentro y fuera de la isla sobre asistir o no a los colegios electorales, no hace más que abrir una brecha entre quienes desconocen olímpicamente el ninguneo de una dictadura hacia sus congéneres con el hacha en la mano y quienes han plantado cara al megafraude en camino.

Cuando en junio pasado anunciaron que una comisión desconocida laboró por cinco años en el texto, la suerte estaba echada. No he leído un solo cuestionamiento de muchos de los que hoy afirman que el #YoVotoNo “será un golpe al régimen”, cuando la maquinaria eligió no elegir intelectuales, juristas y otras figuras para la elaboración del texto dizque reformista. A los que fuera de Cuba aseguran que votarán no, también les lanzó una trompetilla: si el gobierno cubano los animó a expresar sus propuestas ‘online’ ¿por qué no contó con ellos hace cinco años para incluirlos en tal programa de redacción?

Lo que quiere el régimen es asistencia, no el #YoVotoSí que hasta el propio mandatario puesto de dedo enarbola en sus ridículos mensajes en Twitter.

¿A nadie de los que aseguran #YoVotoNo parece escandalizarles que un general en retiro -Raúl Castro-, con acusaciones de genocidio incluso -Recuerden los fusilamientos de Loma de San Juan en Santiago de Cuba- presida la comisión organizadora, de revisión y consulta de la cacareada reforma Constitucional?

Les debo el detalle, el título de este post. Lo presencié en Guantánamo en 2010. Un policía nos pidió el carné de identidad a un opositor y a mí, se los echó en el bolsillo y fue a sentarse en su patrulla por más de media hora. Cuando regresó, luego de supuestamente haber consultado los archivos de la Seguridad del Estado, nos permitió seguir, pero ya nos habíamos perdido el 1er inning de un choque de béisbol entre el equipo local y el ya sin brillo Industriales de la capital cubana, a lo que mi ambia le soltó:

– No me cojas pa’ eso, tú- mientras nos encaramábamos en una motocicleta para atravesar el Reparto San Justo buscando la algarabía del estadio de pelota.

Damas de Blanco… damas de Cuba

Posted on Actualizado enn

Laura Pollan al centroFotos: LuisFelipeRojas
Laura Pollan al centro
Fotos: LuisFelipeRojas

Fotos como estas han sido vistas una y mil veces, pero estas son “las mías”, son estas “mis Damas de Blanco”, las que vieron mis ojos. Los días que se acercan van a ser duros con una Cuba presta a las votaciones venideras, esa farsa electoral que ocurre con el mundo de espaldas. El sábado 23 se cumple un aniversario más de la muerte de Orlando Zapata Tamayo en una huelga de hambre por defender sus derechos y la dictadura sigue arreciando contra hombres y mujeres que quieren la libertad como se quiere el aire. Es este mi homenaje, para ellas, las que están dándolo todo en las calles, las que están presas y las que se vieron obligadas a marchar al exilio.

Fotos: LuisFelipeRojas
Fotos: LuisFelipeRojas
121_0374
Fotos: LuisFelipeRojas
121_0378
Fotos: LuisFelipeRojas
121_0381
Fotos: LuisFelipeRojas
121_0411
Fotos: LuisFelipeRojas

Periodista en huelga de hambre cumplirá 60 años en breve

Posted on Actualizado enn

Hector Julio Cedeño Negrín Foto: Luis Felipe Rojas
Héctor Julio Cedeño Negrín
Foto: Luis Felipe Rojas

Héctor Julio Cedeño Negrín, natural de Banes, Holguín cumplirá sesenta años de edad dentro de tres meses. Cedeño Negrín se declaró en huelga de hambre el pasado martes cinco de febrero al ser arrestado arbitrariamente mientras toma fotografías a un abuso policial en La Habana, lugar donde reside hace mas de cinco décadas.

Negrín dijo a Roberto de Jesús Guerra Pérez, de Hablemos Press que se siente débil y con algo de mareos. “Un oficial de la policía política vino a verme en la celda, pero nadie mas me ha comunicado por mi detención. Es una celda pequeña, de 3 x 4 m”, relató a la agencia de prensa y agrego que se mantiene sin porbar agua ni alimentos.

El redactor independiente ha denunciado en numerosas ocasiones abusos a las Damas de Blanco, activistas de Derechos humanos y a la población en general, específicamente en el barrio de Jesús María, un asentamiento de difíciles condiciones habitacionales en el municipio Habana Vieja.

Cedeño no es de los periodistas independientes más conocidos entre la prensa alternativa cubana, por este motivo es necesario la llamada urgente a los organismos internacionales

encargados de velar por la libertad de prensa y a los los opositores de la disidencia interna. Los arrestos a Cedeño han ocurrido también cuando ha ido a solidarizarse con sus hermanos de lucha en momentos de detenciones, golpizas o huelgas de hambre.

Esta es la hora de acompañarle en la defensa de sus derechos.

Pronunciamiento del Pen Club de Escritores de Cuba por Ángel Santiesteban

Posted on Actualizado enn

Poster: Rolando Pulido
Poster: Rolando Pulido

El Club de Escritores de Cuba expresó su solidaridad con el laureado escritor cubano Angel Santiesteban Prats ante un posible re-encarcelamiento después de que el tribunal supremo de Cuba ratificó su condena a 5 años de prisión.

Nosotros: “los otros”

Posted on Actualizado enn

Los opositores han tomado estas medidas para proteger a sus familias de actos de repudio y vandalismo de las turbas amestradas por el gobierno y la seguridad el estado contra las familias

Fue en la primavera de 2005 cuando leí  Los ‘otros’: Desafíos de la reconciliación’, del ensayista Juan Antonio Blanco. Recuerdo haber experimentado la sensación de haberme relocalizado otra vez, sentí que volvía a enrumbar mi proa en cuanto a los odios y los temores de la Cuba que habito.

Siete años después yo soy el “otro” en mi barrio, en mi localidad de batey azucarero, en esta Palestina criolla.

Como parte de esta horda que decidió plantar campo al autoritarismo, soy mirado como quien quiere abrirle la puerta al Miami que quiere quitárselo todo (?) a los cubanos. Soy para ‘ellos” quien está ayudando a entregar el país a los ‘yumas’ (escuelas, casas, círculos infantiles, etc). Así nos pinta la maquinaria propagandística del departamento ideológico del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC)  una vez timoneada ayer por el defenestrado Carlos Aldana y hoy por el ex coronel Rolando Alfonso Borges. Bajo el más cómplice silencio, “ellos” han visto cómo nos aplican la Ley de Peligrosidad Social Pre-Delictiva,  nos golpean, nos arrestan arbitrariamente, cercan por varios días nuestras viviendas y nos tocan raciones de odio como los “actos de repudio”, el escarnio público y el más absoluto desprecio por ser ‘diferentes’.

Pero es que “ellos” también sufren la escasez de información, se someten al abusivo y humillante proceso migratorio del Permiso de salida del país (o el de entrada o permanencia a él). Ellos  padecen hambre, falta de recursos para vivir una vida ‘normal’ y también han perdido la esperanza. Han tocado fondo igual que nosotros”.

Sin embargo, entre ‘ellos’ están quienes nos apoyan en silencio, nos imprimen un ejemplar de una revista clandestina, nos prestan su servicio de Internet, nos traen recados desde el exterior y se arriesgan a acogernos en sus casas… hasta que les suenan el silbato.“Ellos” esperan al día de mañana, “a ver si esto cambia, no puede ser así para siempre brother…”(SIC).

Los argumentos más socorridos son que entre “nosotros” no hay un líder,  o que estamos plegados a Washington (a Miami) y no a Moscú, Pekín, Caracas. Para “ellos” somos pocos, no tenemos el apoyo mayoritario de la población y nuestras propuestas, además de inviables, son anexionistas, una voz sacrílega en la historia centenaria de nuestro nacionalismo ramplón.

Sin darse cuenta de que somos como “ellos”, nos acusan de ser menos inteligentes, somos “nosotros’ los que tenemos problemas ideológicos (a políticos) y los que estamos locos.

Una pregunta me asalta a cada rato,  Quiénes han padecido más el miedo a la represión: “ellos o “nosotros”?,  sin embargo: no es el monosílabo como respuesta en sí lo más enriquecedor sino:  Qué hicimos cada uno de nosotros después de los primeros diez segundos de terror?

Mi conclusión es que ni ayudado por la magia preferiría volver a ser como ellos”. A bajar la cabeza. A taparme la poca, a guardar silencio, a bajar las manos, a detener mi paso,  a venderles mi futuro, a “ellos’.
NB: Gracias a Patricia, desde Berlín, sus preguntas, rabietas y discusiones de hace una semana me movieron a escribir este post.